El Recreativo de Huelva culmina una gran temporada 1973-74 con un ascenso ‘un poco olvidado’

Miguel Ortiz recuerda el regreso a la Segunda División tras ganar al Hellín (3-1) después de seis años en Tercera.

0
845
Plantel del Recre en la temporada del ascenso en 1974. Miguel Ortiz es el quinto de la fila de arriba, de izquierda a derecha.
Plantel del Recre en la temporada del ascenso en 1974. Miguel Ortiz es el quinto de la fila de arriba, de izquierda a derecha.

P. Gamero. Puede se el ascenso del Recreativo de Huelva más ‘olvidado’ de los últimos tiempos. Porque el aficionado albiazul tiene muy presente los tres ascensos a Primera, y el último a Segunda en 1998. Pero en la temporada 1973-74 el Decano coronó su gran año con el salto a la categoría de plata, después de dominar con autoridad el grupo IV de Tercera División, en el que es el último que logró desde esa categoría.

Miguel Ortiz Ocaña (20 de diciembre de 1944, Brenes, Sevilla) fue uno de los protagonistas de ese ascenso un poco ‘olvidado’, y que quiere recordar. “Fue una gran temporada, el equipo dominó desde el principio, y en diciembre estaba el primero destacado, creo que sin perder un solo partido”, señaló Ortiz, que llegó al Recre como central, pero que se reconvirtió en lateral izquierdo.

“Yo era central, pero por mis condiciones el entrenador, Enrique Alés, me puso de lateral izquierdo. El Recreativo había fichado a Arias y ese puesto lo tenía bien cubierto, no tanto el de lateral izquierdo, y ahí jugué los 37 partidos de esa temporada”, indicó.

Lógicamente ese ascenso “supuso una enorme alegría después de seis años en Tercera División”, comentó Miguel Ortiz, que “en Segunda seguí jugando en ese puesto, hasta que ya los años no perdonaron y opté por retirarme, que fue la temporada anterior al ascenso a Primera en 1978”.

Así tituló Odiel en su portada el ascenso del Recreativo.
Así tituló Odiel en su portada el ascenso del Recreativo.

El Recre culminó su soberbia temporada amarrando el ascenso el 18 de mayo de 1974 cuando ganó en el estadio Municipal al Hellín por 3-1. Con ese triunfo se ponía punto final a una etapa en la Tercera, y daba comienzo una nueva era en la categoría de plata del fútbol español -con el añadido gozoso del primer ascenso a Primera-, en la que militó hasta 1990.



Ortiz recaló en el Recre en la temporada 1969-70, procedente del Real Betis, equipo que le quiso ceder al Lérida, que estaba en Segunda, “para que me fuera fogueando. Pero no me agradó demasiado esa idea, además estaba estudiando Magisterio y no quería dejarlo. Al final no me fui y me quedé en el Betis, entrenando con el primer equipo”.

vino al Recre donde pronto dejó sello de su buen hacer, llamando la atención de otros equipos, si bien su salida se frustró por el accidente mortal del entonces presidente del Recre, José Luis Díaz González. “Él me quería traspasar al Español. Pero ocurrió su accidente, donde falleció, y la directiva que quedó no quiso que se fuera ningún jugador, porque entendía que en ese momento -noviembre de 1970- se podía ascender, íbamos bien clasificados, de los primeros con cinco positivos. Continué aquí pero no ascendimos”.



Sí pudo dar el salto de categoría en la mencionada temporada 1973-74, “en la jugué 37 de los 38 partidos. El único que me perdí fue el de la visita al Hellín, que estaba en la cama con gripe. Recuerdo que el entrenador, Enrique Alés, fue a mi casa a buscarme para que hiciera lo posible por viajar, pero no podía ni moverme y no fui”.

Fue un gran año también en el aspecto personal, recordando que “en Barcelona se editaba el periódico deportivo ‘Dicen’, que hacía una clasificación de los mejores jugadores de todos los grupos de Tercera. En la selección final de la temporada estuve yo, y también Morón”.

Su etapa como jugador en el Recre terminó en la temporada 1977-78, por lo que no pudo vivir el ascenso histórico a Primera División; siguió en el club, entrenando dos años al filial. Posteriormente ha estado 21 años como delegado de los entrenadores de Huelva.

Ficha técnica:
RECREATIVO: Espejo; Paniagua (Molowny, 85′), Rivas, Ortiz; Otero, Montiel; Mora, Jeromo (Julito, 85′), Morón, Robles, Dorrego.
HELLÍN: Carlos García; Camino, Llanos, Carrascosa; Fuentes, Lalo; Manolín, Nieto, Bancalero (José María, 48′), Serrano (Caravallo, 60′), Carcelén.
Árbitro: Jacinto de Sosa Martín (colegio castellano). Expulsó con roja directa a Manolín, y por doble amonestación a Carlos García.
Goles: 0-1 (5′) Llanos. 1-1 (20′) Robles. 2-1 (48′) Otero. 3-1 (85′) Morón, de penalti.
Incidencias: Partido correspondiente a la 37ª jornada en el grupo IV de la Tercera División disputado en el estadio Municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here