Cámara de Comercio, FOE, UGT y CCOO piden flexibilizar los Ertes por fuerza mayor

0
94
Las posibilidades de empleo para los ingenieros técnicos de minas son muy amplias. / Foto: www.colminas.com
Las posibilidades de empleo para los ingenieros técnicos de minas son muy amplias. / Foto: www.colminas.com

Redacción. La FOE, la Cámara de Comercio y los sindicatos UGT y CCOO, a la vista del Plan de Transición a la normalidad previsto por el Gobierno de España, solicitan dotar de mayor flexibilidad a los ERTEs por fuerza mayor para que las empresas puedan gradualmente adaptarse a las nuevas circunstancias que van a ir marcadas por las distintas fases previstas en el mismo y se necesitará tiempo para ir absorbiendo a los trabajadores conforme crezca la actividad.

Se quiere evitar de esta forma la destrucción de más empleo y garantizar la viabilidad de muchas empresas para que paulatinamente puedan recuperar a la totalidad de sus plantilla como es deseable. Solo de esta manera se podrá reducir o acompasar la recuperación gradual de la actividad al nuevo escenario económico provocada por el COVID-19. En caso contrario, entiende se vería reducida la capacidad de resistencia de las empresas, llevando a muchas de ellas a la quiebra.



Coinciden la Cámara de Comercio, la FOE y los sindicatos CCOO y UGT en que en estos momentos nos enfrentamos a grandes desafíos ya que se desconoce cómo se va a comportar el mercado, de ahí que los agentes sociales requieran aunar esfuerzos para lograr dos objetivos simultáneos: garantizar la supervivencia de las empresas y con ello preservar al máximo la seguridad de sus trabajadores. Para lograrlo, una actuación imprescindible es adaptar la normativa para que los ERTEs de fuerza mayor perduren en el tiempo en tanto en cuanto cada sector se vaya recuperando.

Hay que pensar, además, en que algunos sectores como el comercio, la hostelería y el turismo, atendiendo a las previsiones de desescalada se van a ver abocados a diferentes niveles de producción y servicios que necesitarán de esa flexibilidad requerida para poder afrontar la última fase con garantías, evitando dejar en el camino a ninguna empresa ni a sus trabajadores. Si no se responde con garantías a esas necesidades, saldremos de la crisis sanitaria, pero no evitaremos la económica.



Mantienen los representantes de la FOE, de la Cámara de Comercio, de UGT y de CCOO que el reto es mantener en activo el mayor número de empresas y empleo posible, siempre con las medidas de salud y seguridad necesarias, y en estos momentos eliminar el límite de la utilización de los ERTEs, actualmente circunscrito al período de alarma, es necesario para contribuir a la salvaguardar el empleo en los sectores antes señalados.