MATSA, la seguridad y la salud en el trabajo como claves para combatir la pandemia

0
73

HBN. La lucha para combatir la expansión del COVID-19 está suponiendo un enorme reto para gobiernos y ciudadanos de todo el mundo, pero también para el sector empresarial e industrial. Compañías como MATSA han aplicado estrictas medidas higiénicas y organizativas que han cambiado sustancialmente su actividad diaria para garantizar la prevención y la contención del virus y proteger a todos sus trabajadores.

El 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que, debido a la coyuntura actual, ha cambiado su temática para centrarla en la lucha contra el coronavirus bajo el lema ‘Detengamos la pandemia: la seguridad y la salud en el trabajo puede salvar vidas’.



Así, desde mediados del mes de marzo, la compañía ha implementado un completo Plan de Contingencia ante el coronavirus, que incluye actuaciones como la creación de un Comité de Gestión del COVID-19, la eliminación de viajes y visitas externas, el cierre temporal del comedor, el fomento del teletrabajo o teletrabajo mixto y las comunicaciones por videoconferencia, la reducción de las concentraciones de empleados y la reorganización de la presencia de trabajadores en los turnos presenciales en la operación. A ello, se suman otras medidas de prevención concretadas en mantener el distanciamiento de más de dos metros entre personas, el uso de mascarillas cuando no sea posible mantener dicha distancia, el lavado frecuente de manos y la utilizacion de gel alcohólico higienizante.

Por otra parte, las tareas habituales de limpieza se han reforzado con acciones de desinfección con agua y lejía en aquellas superficies de contacto de manos, en las áreas de mayor paso de personas, en autobuses de transporte interno, cabinas de camiones y maquinaria minera. Además, se ha informado a todos los trabajadores sobre las indicaciones que deben cumplir para prevenir contagios y sobre el protocolo a seguir en el caso de que se confirme un positivo.



Como ha explicado la directora general de MATSA, Audra Walsh, en línea con la conmemoración de este día, “junto al sólido compromiso adquirido para la contención del virus, la compañía continúa en estricto cumplimiento de las normas de seguridad, lo que ha permitido alcanzar importantes logros en esta materia a pesar de lo excepcional de la situación actual, dando muestra de que la seguridad y la salud de los trabajadores de MATSA siempre es nuestra principal prioridad”.

Tres casos de éxito en materia de seguridad



Recientemente se ha realizado una parada de mantenimiento en la Línea 3 de la Planta de Tratamiento de Mineral, cuya organización y gestión han sido especialmente meticulosas para cumplir con todas las medidas y normas de seguridad frente al coronavirus. Esta tarea ha supuesto un constante ajuste de fechas, reducción de los días de trabajo, adaptación de horarios y separación de turnos, así como instalaciones y transporte adicionales y el refuerzo de las labores de limpieza y desinfección. No obstante, gracias al compromiso demostrado por los trabajadores, esta labor ha culminado sin ningún incidente de seguridad.

Por otra parte, todo el equipo de mina Sotiel ha alcanzado el objetivo de 365 días sin accidentes con baja, acumulando ya 350.000 horas sin este tipo de incidencias. Del mismo modo, el departamento de Exploración de MATSA ha sumado un nuevo hito en materia de seguridad, al superar, por tercera vez consecutiva, los 365 días sin accidentes con baja, es decir, 3 años de ejemplaridad en seguridad, con un equivalente en horas/hombre trabajadas de 220.000.

Para alcanzar la excelencia en esta área, la empresa ha implementado un sistema de gestión enfocado en la mejora continua, además de favorecer una cultura proactiva en Seguridad y Salud que asegure condiciones adecuadas de trabajo y una capacitación y formación permanente en la identificación y control de riesgos laborales en todas las actividades desarrolladas, incluyendo extracción, transporte, producción, almacenamiento y distribución de sus productos.

Garantizar la seguridad y la salud de las personas que trabajan cada día en MATSA es esencial al mismo tiempo para hacer posible la continuidad de un sector fundamental en la actualidad, con unos profesionales que, hoy más que nunca, son un ejemplo de buenas prácticas, compromiso y responsabilidad.