Jugar en Europa, el sueño más bonito en la mejor temporada del Recreativo de Huelva

0
601
Jesús Vázquez celebra su gol en el estadio de Montjuic ante el Espanyol en la temporada 2006-07.
Jesús Vázquez celebra su gol en el estadio de Montjuic ante el Espanyol en la temporada 2006-07.
Jesús Vázquez celebra su gol en el estadio de Montjuic ante el Espanyol en la temporada 2006-07.
Jesús Vázquez celebra su gol en el estadio de Montjuic ante el Espanyol en la temporada 2006-07.

P. Gamero. “Con el paso de las jornadas el equipo se dio cuenta que estaba capacitado para hacer cosas importantes… el equipo iba en serio y es lógico que se pudiera soñar”. Lo dijo Antonio Jesús Vázquez Muñoz (18 de enero de 1980, Santa Olalla del Cala, Huelva) uno de los componentes del plantel del Recreativo de Huelva que, en la temporada 2006-07, rozó con los dedos la posibilidad de clasificarse para la entonces denominada Copa de la UEFA.

Con todo, el Recre cerró la que fue su tercera presencia en la Primera División en una más que soberbia octava posición, con 54 puntos, a seis de la Uefa, pero con la certeza de haber realizado “la mejor temporada en la historia del Recre”, como aseguró Jesús Vázquez.

El futbolista de Santa Olalla militó nueve temporadas en el Recre, disputando 325 partidos en las filas onubenses, de los que un centenar fueron en la máxima categoría. Con posterioridad estuvo en el cuadro técnico de la entidad, siendo entrenador del primer filial, y en el tramo final de su carrera, se implicó activamente en la campaña de salvación del Decano, algo de lo que se enorgullece, si bien reconoce que “personalmente estaba en deuda con el Recre, así lo pensé y di el paso”.

El triunfo en el Santiago Bernabéu en 2006 "colocó al Recre en el mapa", según el jugador de Santa Olalla.
El triunfo en el Santiago Bernabéu en 2006 «colocó al Recre en el mapa», según el jugador de Santa Olalla.

Jesús Vázquez calificó de “sobresaliente” esa temporada, señalando que “para un recién ascendido quedarse a las puertas de la competición europea es un mérito enorme. Sin duda fue un año histórico”. Y eso que, como recordó, “el verano fue muy movido, con seis fichajes a última hora, que luego dieron un rendimiento soberbio. Había tensión en la pretemporada porque los fichajes no llegaban, hasta que en el último momento cristalizaron. Había inquietud, pero se formó un grupo excelente, con una persona al frente como Marcelino, con las ideas muy claras, y todo salió muy bien”.

De hecho “soñamos con estar en Europa, aunque no era una cosa que nos planteamos al principio. No era ni lejano, porque el objetivo era la permanencia, éramos un equipo recién ascendido, pero con el paso de las jornadas el equipo se dio cuenta que estaba capacitado para hacer cosas importantes, el equipo iba en serio y es lógico que se pudiera soñar con algo muy grande”.



No coronar la temporada con el pase a Europa, según el de Santa Olalla, se pudo deber a que “cuando había que dar el último paso, el equipo ya estaba al límite y acusó el esfuerzo; hubo un tramo de la competición que se perdió algo la consistencia y eso nos atrasó un poco, y aunque al final volvimos a intentarlo, ya no fue posible”.

Reconoció que “ganamos partidos ante rivales importantes en la primera vuelta, eso dio confianza al equipo y nos sirvió para ganarnos el respeto de los rivales”, destacando las victoria en el feudo de la Real Sociedad y del Celta, si bien la obtenida en el Santiago Bernabéu “nos puso en el mapa”.



“Ese fue un día mágico, porque ganar en un escenario como el Bernabéu es algo increíble; nos dio a conocer a nivel mundial por lo que representa el rival, nos dio empaque como club, como equipo; y también por las circunstancias que rodearon a ese partido”, recordó Jesús Vázquez, haciendo mención al accidente de un autobús de aficionados del Recre que acudían al partido, y que se saldó con cuatro muertos, cinco con posterioridad.

Jesús Vázquez se implicó en gran medida en la campaña de salvación del Decano.
Jesús Vázquez se implicó en gran medida en la campaña de salvación del Decano.

“Si lo piensa friamente, no estábamos preparado para jugar. El presidente en el desayuno nos comentó lo sucedido y la intención era que no se jugara, porque para nosotros el partido quedó en un segundo plano, la cabeza la teníamos en otro sitio”, comentó Vázquez, que reconoció como “ya en el campo esa afición que estuvo en el campo nos dio el empujón que necesitábamos y al final el fútbol fue justo”.

El Recre se hizo notar, aunque no llegara a una meta que no era la suya, aunque la rozara. Fue una temporada en la “tuvimos muchas alegrías”, pero Jesús Vázquez se sincera y confiesa que «fueron más intensas las que viví en los años más duros del Recre, cuando la entidad estaba a punto de desaparecer. Eran situaciones distintas, pero ver que te estás jugando la vida de la entidad es algo también inolvidable”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here