Joaquín Caparrós comanda la explosión del recreativismo tras el ‘palo’ sufrido en Soria con el Numancia

0
127
Joaquín Caparrós, durante un entrenamiento en su etapa en el Recre. / Foto: Huelva Información.
Joaquín Caparrós, durante un entrenamiento en su etapa en el Recre. / Foto: Huelva Información.
Joaquín Caparrós, durante un entrenamiento en su etapa en el Recre. / Foto: Huelva Información.
Joaquín Caparrós, durante un entrenamiento en su etapa en el Recre. / Foto: Huelva Información.

P. Gamero. Las derrotas también caben en las páginas de la Historia del Recre. Porque hay derrotas que son un antes y un después, que marcan un devenir posterior gozoso, y que abren de par en par las puertas de la gloria. Lo vivió en sus carnes Joaquín Caparrós, artífice del Recre de la ‘reconquista’, un Domingo de Calderas en Soria, donde, ¡ay, ay!, su equipo se despertó del sueño de un ascenso que se demoró un año.

Fue el domingo 29 de junio de 1997 en el estadio de Los Pajaritos, el antiguo. Allí el Recre cayó por 2-0 con el Numancia y dijo adiós al ascenso: “Tengo un gran recuerdo de ese partido y de toda la temporada, que fue muy bonita, porque sirvió para sentar las bases de lo que vino en los años siguientes”. Palabras de Joaquín de Jesús Caparrós Camino (13 de octubre de 1955, Utrera, Sevilla), entrenador del Decano entonces, que reconoció que aquello ‘tocó’ al equipo: “Es verdad que nos llevamos un palo en el famoso partido en Soria, incluso yo diría que más el de casa, porque vimos que se podía”.



Crónica en Huelva Información del recibimiento al Recre tras caer en Soria.
Crónica en Huelva Información del recibimiento al Recre tras caer en Soria.

Pero no hay mal que por bien no venga, y como relató el de Utrera “teniamos un gran grupo humano, y ese año se produjo la cohesión de todo entre jugadores, técnicos, directiva y afición”.

Tiene en mente un momento tras la finalización del choque y en pleno alborozo del rival: “Nada más terminar el partido en Soria el presidente Diego de la Villa me dio un abrazo y me dijo que había que felicitar a los jugadores por la temporada que habían realizado; que nuestra temporada del ascenso no era esa, sino la siguiente, porque de momento el club no tenía la estructura para poder competir en Segunda. Con el club más consolidado, en la temporada siguiente el equipo creció y tuvo el premio que merecía”.



A Caparrós en el fútbol nadie le regaló nada, todo lo logró a base de trabajo (bueno) y esfuerzo (mucho). El Recre le abrió las puertas a un mundo nuevo, por eso el técnico reconoció que “al Recre le estaré agradecido siempre, porque fue el que me dio la oportunidad de entrar en el fútbol profesional”.

Antes de su debut en el Decano (31 de agosto 1996), en un choque ante el Córdoba (1-2), el técnico de Utrera militó en el Montilla, Alcázar, Conquense, Manzanares y Moralo, y con el paso del tiempo acumuló 510 partidos en Primera División, sexto entrenador con más encuentros en la élite.



Reseña en La Voz de Huelva del partido perdido en Los Pajaritos.
Reseña en La Voz de Huelva del partido perdido en Los Pajaritos.

De su fichaje por el Recre, Caparrós recordó que “estaba en el Moralo, conocía a Emilio (De la Riva) porque había coincidido con él en el Real Madrid, me preguntaba por jugadores, le di informes de Aguilera, que luego fichó por el Recre… los técnicos siguieron a Aguilera, aunque al final, eso me comentaron, lo que les gustó de verdad fue cómo jugaba y competía todo el equipo”.

“Llegamos a un acuerdo rápido, yo les dije que firmaba en blanco, pero con una sola condición: Ser el máximo responsable del equipo a la hora de tomar decisiones, eso sí, junto con la dirección deportiva. Para mí fue un momento emocionante, recuerdo venir con mi padre a los trofeos colombinos para ver al Sevilla, y mira, en un momento dado, iba a ser el entrenador del Recre”, recalcó Caparrós, que en su primera temporada rozó el ascenso.

Y aunque no se lograra, lo que se vivió tras ese partido quedó para siempre en el recuerdo de Caparrós: “El recibimiento que tuvimos no lo voy a olvidar nunca, fue impresionante. Veniamos muy tocados anímicamente tras un viaje largo. Pero nos iban diciendo que las calles de Huelva se estaban llenando, que el recibimiento iba a ser grandioso, pero nunca pudimos imaginar cómo fue. Pocas palabras puedo decir, recuerdo todo, muy emocionante, nos llegó a todos”.

El técnico de Utrera durante un partido en el estadio Colombino. / Foto: Huelva Información.
El técnico de Utrera durante un partido en el estadio Colombino. / Foto: Huelva Información.

Tras ese intento fallido, llegó al año siguiente el anhelado ascenso, y luego una temporada muy digna en Segunda División. Luego los caminos se separaron, aunque Caparrós tuviera poco después presencia en el consejo de administración albiazul. De ahí en adelante, con el Recre en el corazón, pasó por el Villarreal, Sevilla -varias etapas-, Deportivo de La Coruña, Athletic Club, Mallorca, Levante, Granada, Osasuna, Neuchatel Xamax (Suiza), Al-Ahli Doha (Qatar), y desde el 10 de marzo de 2020, la selección de Armenia.

Una trayectoria impresionante, con recuerdos buenos/malos en todos los lugares, pero pocos como lo vivido en el Recre, y ese Domingo de Calderas en Soria, la primera piedra de la ‘recremanía’, y quien sabe, si la clave de que todo esto siga de pie.

Ficha técnica:
NUMANCIA: Núñez: Óscar Herrero (Murillo, 89′), David Ruiz, López Bravo, Docando, Kike Alonso (Mata, 93′), Artigas, Moreno, Castillejo (David Martín, 85′), Barbarin, Octavio.
RECREATIVO: César; Dani Soria (Marco, 75′), Bornes, Pedraza, Rodolfo; Luis, Pedro Jaén, Pavón (Puntas, 58′), José; Iván Rosado, Pineda.
Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (colegio navarro). Mostró la cartulina amarilla a López Bravo, por los sorianos; y a Pedraza, Luis, Marco, Puntas y Pineda, por los albiazules.
Goles: 1-0 (58′) Kike Alonso. 2-0 (73′) Barbarin.
Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la liguilla de ascenso a Segunda División disputado en el estadio de Los Pajaritos.