Los onubenses se vuelcan en la crisis del coronavirus con la donación de material de protección

0
178
Empresas y particulares onubenses donan material durante la pandemia.
Empresas y particulares onubenses donan material durante la pandemia.

HBN. Desde que comenzara la crisis del Covid-19, ocasionada por la pandemia que asola a medio mundo y que tiene una intensa incidencia en nuestro país, no han faltado las iniciativas solidarias con el fin de ayudar y aunar esfuerzos. La escasez de material de protección como mascarillas, mamparas, máscaras o EPIs, ha sido uno de los principales problemas de esta crisis, sobre todo para los sanitarios. Es por ello que los onubenses se han puesto manos a la obra y han confeccionado ellos mismos parte de estos materiales. Numerosos pueblos han recibido la donación de mascarillas cosidas por algunos de sus vecinos, así como las máscaras elaborados por aquellos que poseen impresora 3D. Por otro lado, numerosas empresas y organizaciones han donado alimentos y materiales para ayudar a los que más lo necesitan en estos momentos.

Las empresas Polisur y Madercraft aportaron máscaras protectoras.

Las empresas Polisur y Madercraft, fueron algunos de los negocios de la provincia que donaron pantallas protectoras para sanitarios desde el principio de la cuarentena, usando su propia maquinaria. Así lo anunciaban en redes sociales (Miguel de Madercraft): “Viendo todo lo que está ocurriendo con el #covid19 y las carencias que hay en los hospitales, decidí cerrar el negocio estos días y comenzar a fabricar pantallas protectoras para los sanitarios. Los chavales con sus impresoras 3D están haciendo un gran esfuerzo y quisimos aportar nuestro granito de arena utilizando nuestra maquinaria, que nos permite fabricar mas de 300 pantallas protectoras al día con materiales como el pvc que pesa muy poco y es flexible. Estas pantallas las estamos donando a los centros médicos, hospitales, servicios de urgencias, residencias de ancianos y demás profesionales como la policía o farmacias que están más expuestos a contagiarse. Para poder llevar a cabo esto, tengo que agradecer al Ayuntamiento de San Juan del Puerto el habernos ayudado económicamente en la compra del material para fabricar las diademas que hemos diseñado, y a la empresa Polisur de Lepe por las donaciones del acetato, sin ellos no hubiéramos podido ayudar a suministrar estas pantallas de protección”. Desde Polisur también ofrecieron material a los medios de comunicaciones que siguen trabajando al pie de la noticia en las calles.



Empresas del Condado han donado material como EPIs.

Por otro lado, las empresas Alfalite Professional Media Technologies S.L., Unión Carpintera S.A., Academia Méndez Núñez Sevilla y la S.A.T. Condado de Huelva -que hace la aportación tanto a nivel corporativo como de un grupo de sus trabajadores-, todas ellas de Rociana del Condado, además de la familia Cabrera y amigos de la misma localidad onubense, han donado 31.000 equipos de protección individual (EPIs) contra el coronavirus a los tres hospitales principales de la provincia de Huelva, Juan Ramón Jiménez, Infanta Elena y Comarcal de Minas de Riotinto por valor de 25.000 euros. Es una aportación que se ha hecho extensiva también a otros centros de salud onubenses y dos hospitales de Sevilla. En concreto, han adquirido en China mascarillas KN95 FFP2 y guantes de nitrilo aprovechando la estructura logística en aquel país de la empresa Alfalite, dedicada a la fabricación de pantallas LED de gran tamaño.

La compra de este material se ha llevado a cabo en coordinación con el Servicio Andaluz de Salud, cuyas indicaciones se han seguido en todo momento a la hora de definir los equipos de protección individual más necesarios en estos momentos. De igual forma, su distribución se ha realizado teniendo en cuenta las directrices de la Delegación Territorial de Salud de la Junta de Andalucía en Huelva. En este sentido, se ha hecho llegar el material de protección a los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena de la capital onubense, así como al Comarcal de Minas de Riotinto. Del total de la compra realizada, se ha destinado también una parte a los centros de salud de Rociana del Condado, Niebla y Bonares y a los hospitales Virgen de Valme y Virgen Macarena de Sevilla, donde trabajan como enfermeras dos miembros de la familia Cabrera.



Mucho de este material ha sido entregado a los profesionales de la salud.

“Por su trabajo y por su experiencia profesional y personal, estamos viviendo muy de cerca en el seno de nuestras casas la incidencia de esta pandemia. Estamos muy sensibilizados, por eso nos hemos movilizado toda la familia para hacer esta adquisición de material de protección que queremos que llegue a los profesionales sanitarios y a los propios pacientes. Rápidamente nos activamos y reunimos la información de lo que más falta hace en los hospitales, recaudamos el dinero e iniciamos las gestiones para la compra. Han sido tres semanas de intensas gestiones hasta que recibimos estos días todos los EPIs, que llegaron procedentes de China en dos aviones”, explica José Antonio Cabrera, en su condición de portavoz de los impulsores de esta iniciativa solidaria.

Debido a la escasez de estos equipos de protección en el mercado y la carencia de rutas de transporte, se han usado todos los medios logísticos de Alfalite y se ha contado con la colaboración en China de los proveedores de componentes de la citada empresa fabricante de pantallas de led, que han cooperado con la localización y envío de los equipos. La iniciativa de recaudación sigue en marcha para proveer de más medios lo antes posible al Banco de Alimentos de Huelva en estos tiempos difíciles.



Los vecinos de los pueblos de Huelva han cosido sus propias mascarillas.

José Antonio Cabrera destaca de esta aportación cuanto tiene de reflejo “del sentido de solidaridad que siempre ha demostrado la provincia de Huelva en general y nuestro pueblo, Rociana del Condado, en particular. La batalla contra el coronavirus la libramos todos desde nuestro ámbito de responsabilidad. Nosotros, que vemos en casa el trabajo ingente que desarrollan los profesionales sanitarios -los verdaderos héroes de esta situación-, no podíamos permanecer pasivos a la espera de que todo pase. Porque justamente eso, que todo pase, depende de todos y ésta es la manera más eficaz que hemos encontrado de aportar nuestro grano de arena”.

Esta es solo una mínima parte de las aportaciones desinteresadas de los onubenses, tanto empresas como organizaciones y particulares. En una crisis que nos afecta a todos, cada granito de arena suma y mejora el bienestar de nuestra sociedad. En los momentos duros es cuando destaca la bondad de las personas, una cualidad que sin duda abunda en la provincia onubense.