La AECC trabaja en Huelva para ofrecer sus servicios a distancia e intensificar sus acciones debido a la pademia

0
156

Redacción. La Aecc desde el comienzo de la crisis sanitaria ha realizado un importante esfuerzo por identificar y dar respuesta a las necesidades de los pacientes oncológicos en este escenario hasta ahora desconocido. Si bien en Huelva podemos considerarnos afortunados por ser la provincia con menos casos de COVID-19 diagnosticados, las medidas de aislamiento y prevención adoptadas por el Gobierno nos han obligado a realizar un esfuerzo humano y tecnológico importante a fin de mantener todos los servicios que la Aecc venía prestando presencialmente y poder ofrecerlos a distancia.

Desde la perspectiva de la atención médica, los responsables sanitarios han asegurado la atención oncológica, radioterápica y hematológica a los pacientes, manteniendo los tratamientos en curso, incluidos los ensayos clínicos, tratando siempre de garantizar su seguridad y bienestar. En ocasiones, para evitar el riesgo de contagio, se ha acudido a la telemedicina y a las revisiones telefónicas a pacientes que ya finalizaron su tratamiento o están en fase de revisión. La atención psicológica que nuestros profesionales prestaban a estos enfermos se ha mantenido, si bien por otros cauces como la videoconferencia o las sesiones telefónicas. Durante estas semanas se han realizado en Huelva y su provincia 130 sesiones de atención psicológica con pacientes y familiares de manera coordinada, con la calidad y profesionalidad a la que están habituados. También se han impartido diversos talleres prácticos a través de las redes sociales.



Asimismo, se ha creado a nivel nacional un protocolo de atención al duelo para todas las personas que lo necesiten, tengan relación o no con el ámbito oncológico, que se está poniendo a disposición de los servicios de salud por toda España. Creemos que la experiencia de nuestros más de 550 profesionales entre psicólogos y trabajadores sociales puede ser de ayuda en estos momentos en que las familias han perdido un ser querido, muchas veces sin haber podido siquiera despedirse. En cuanto a la situación socioeconómica, los datos anteriores al COVID ya eran altamente preocupantes. Las personas con cáncer con frecuencia tienen que afrontar dificultades laborales y económicas durante el periodo de incapacidad temporal. Esto afecta especialmente a desempleados, autónomos y personas que reciben un salario por debajo del mínimo interprofesional. Con sus ingresos reducidos han de hacer frente a los gastos diarios de su familia y a los derivados de su enfermedad.

La Aecc, ante esta situación de emergencia, ha realizado un importante esfuerzo económico, creando un fondo con una dotación inicial de 3 millones de euros para atender necesidades urgentes de familias de pacientes oncológicos en riesgo de exclusión social. Este fondo está destinado a ayudar a quienes más lo necesitan con el objetivo de estar más cerca que nunca de aquellos que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. Usaremos nuestras actuales normas internas para seleccionar los destinatarios y cantidades de las ayudas. Para ello contamos con la
ayuda inestimable de nuestras 38 sedes locales repartidas por toda la provincia cuyos responsables y voluntarios trabajan de forma generosa y responsable durante todo el año.



Desde aquí, hacemos un llamamiento a la población y a las empresas para que nos ayuden a mantener y ampliar estas ayudas, efectuando aportaciones a este fondo para lo que pueden contactar a través de nuestro servicio telefónico Infocáncer 900 100 036, o a través de nuestra página web www.aecc.es

«La lucha contra el cáncer es tarea de todos y a todos nos implica»
«Juntos sumamos más»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here