El tenor onubense Francisco Escala ofrece un recital a sus vecinos durante el confinamiento

0
270
El tenor onubense Francisco Escala ofrece un recital a sus vecinos.
El tenor onubense Francisco Escala ofrece un recital a sus vecinos.

HBN. Ya son habituales las actuaciones de todo tipo desde nuestros balcones debido al confinamiento decretado por la crisis que estamos viviendo a consecuencia del coronavirus. Para amenizar nuestra estancia en casa, son numerosos los onubenses que muestran a la calle sus dotes artísticas de toda naturaleza, para pasar un buen rato tras los aplausos de agradecimiento convocados cada día a las 20.00 horas en las ventanas.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de distintos artistas e iniciativas de este tipo, y hoy nos ocupa una muy ligada al mundo de la lírica y la ópera. Se trata del tenor onubense Francisco Escala, que da un recital para sus vecinos en la Avenida Costa de la Luz. Francisco Morales Escala, su nombre de pila, es miembro del grupo musical Brotes de Olivo y además pertenece al Coro de la Maestranza y hace conciertos solidarios como solista. Se trata de un cantante lírico muy conocido y querido en Huelva.



Cartel del recital ‘Desde el balcón’.

Desde muy temprana edad comenzó a cantar con sus muchos hermanos en el grupo musical ‘Brotes de Olivo’, dirigido por su padre, Vicente Morales, y ofreciendo infinidad de conciertos por toda la geografía española. Por lo que lleva en las venas esto de la música y el canto clásico. En un momento tan complicado como el que estamos viviendo, el artista ha querido aportar su granito de arena en forma de actuación y amenizar la tarde a sus vecinos, que quedaron muy agradecidos.

En sus redes sociales, el mismo cantante hablaba de su experiencia: “El recital de ayer, en el balcón, no fue únicamente cosa mía. Si hay algo que me está, que nos está enseñando este periodo, -raro, duro y excepcional- que estamos atravesando, es que está sacando esas ganas olvidadas que teníamos de hacer cosas juntos… pero no sólo con el que queremos y no tenemos cerca, sino al que, teniendo tan cerca, no sabíamos que queríamos… nos hacía falta un impulso, un empujón, un zarandeo para caer en la cuenta de algo tan grande…
Ha sido difícil realizar esta selección, entre el exterior, el viento, la emoción… y los nudos por deshacer. Pero como prometí, no digo que comparto, sino que compartimos este momento que no fue mío, sino de todos”.