El Colegio de Trabajo Social de Huelva pide una regulación extraordinaria para los trabajadores extranjeros de la provincia

0
75
Asentamiento. / Imagen de archivo.
Medidas para los asentamientos.

Redacción. El Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva, ha puesto en conocimiento, ante la Dirección General de Migraciones, en relación con la urgente necesidad de mano de obra que este sector empresarial requiere, en el contexto de la crisis sanitaria provocada por el contagio del COVID-19, por ello nos unimos a la reivindicación surgida de diferentes organizaciones como de distintos colectivos implicados, de la creación de un procedimiento de regularización extraordinaria de trabajadores extranjeros en la provincia de Huelva que pueda satisfacer la necesidad de ambas partes, indistintamente también se exige la elaboración de un diagnóstico social comunitario de la situación en Huelva sobre los asentamiento chabolistas y analizar la casuística que existen en cada asentamiento para poder dar soluciones de forma definitiva.

En Huelva, durante los meses de enero a junio, tiene lugar la campaña de recolección de frutos rojos, durante la cual se producen en torno a las 350 mil toneladas de tipo de frutos, lo que supone el 95% de la producción total del país, de la cual, un 80% es exportada a Europa.



Para poder hacer frente a esta campaña de recolección, se necesitan más de 95.000 personas que se dediquen a la recolección y envasado del producto. Parte de esa mano de obra se cubre con la contratación en origen de personas marroquíes, en su mayoría mujeres, que se desplazan hasta la provincia de Huelva para la temporada de campaña. Se calcula que el pasado año llegaron a la provincia alrededor de 14.500 trabajadoras.

Este tipo de asentamientos son el resultado de la falta de infraestructuras, por parte de las diferentes Administraciones Centrales, Autonómicas y Locales, para dar respuesta a las necesidades de esta población.



Este año, como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y que ha conllevado el cierre de fronteras, en torno a 12.000 personas contratadas en origen no han podido venir a España, dejando sin cubrir gran parte de la mano de obra necesaria para la campaña del frutos rojos.

Estas personas necesitan salarios y alojamientos, mientras que la patronal necesita cubrir puestos de trabajo y, en cumplimiento del Convenio del Campo de la Provincia de Huelva, tendrían que cubrir esas necesidades ya que dicho Convenio, obliga a los empresarios a cubrir la necesidad de alojamiento de las trabajadoras y los trabajadores que se desplazan desde fuera de la provincia para trabajar en la campaña para lo que, la patronal, dispone de alojamientos, alojamientos vacíos en la actualidad debido a la falta de mano de obra.



Para paliar la situación actual se hace evidente la necesidad de una regularización extraordinaria de la situación administrativa de estos trabajadores extranjeros que cubriría las necesidades de ambas partes: la de las personas sin hogar (chabolismos…) en los asentamientos y la de los empresarios, faltos de manos de obra que garantice una buena campaña de recolección y realizar un diagnóstico social de los asentamientos.

Esta regularización extraordinaria evitaría que dicho colectivo continúe en la exclusión residencial y social en la que están. Por todo esto, el Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva, insta a la realización de un diagnóstico social comunitario de la situación de los asentamientos chabolistas y se pudiera llevar a cabo, por parte de las autoridades competentes, un proceso de regularización extraordinaria de las personas migrantes que habitan en dichos asentamientos de la provincia de Huelva, motivada por la situación de alarma sanitaria decretada por el RD 463/2020 de 14 de marzo.