Juan Sivianes, cerca de provocar una ‘tormenta’ en el empate entre el Castellón y el Recreativo

0
77
Equipo del ascenso del Recre en Castellón en mayo de 1978.
Equipo del ascenso del Recre en Castellón en mayo de 1978.
Equipo del ascenso del Recre en Castellón en mayo de 1978.
Equipo del ascenso del Recre en Castellón en mayo de 1978.

P. Gamero. “¡Final del partidooooo… El Recre está en Primera”! Vago recuerdo de lo que dijo el recordado Santiago Cotán-Pinto en el momento de concluir el Castellón-Recre, que con el esperado empate (0-0), daba con el Decano en Primera División y con el equipo local manteniendo la categoría.

Ocurrió el 14 de mayo de 1978, una fecha que está en letras de oro en la historia el club de fútbol con más historia de España. Su primer ascenso a Primera División, culminando así una excelente temporada en la que acabó segundo en la tabla, con 46 puntos, los mismos que el tercero, el Celta, que también subió, y a cuatro del líder, el Real Zaragoza.



Última jornada de la Liga. Un empate valía a los dos. Durante la semana se habló de que el resultado podía estar pactado. Quien ha jugado al fútbol y llega a esta situación sabe que no es necesario ningún acuerdo tácitobasta con unas miradas antes de empezar el partido para entender lo que va a suceder. Y aquel que se moleste que no lo vea.

Pero estos partidos, pese a todo, también tienen sus aristas, sus momentos delicados… como el que se vivió a poco de concluir el partido con un disparo de Juan Rodríguez Sivianes (Sivianes, nacido el 5 de octubre de 1947 en Camas, Sevilla), lateral del Recre, que hizo temblar de miedo a todos, propios y extraños. “Quedarían unos diez minutos, me llegó la pelota en el centro del campo, corrí unos metros y le pegué para arriba sin más. Pero había mucho viento y el balón se fue yendo a la escuadra de la portería del Castellón, menos mal que el portero -Racic- supo reaccionar y evitó el gol”. Lo cuenta el propio protagonista, que tiene aún presente esa acción que pudo desatar a ‘tormenta imperfecta’ en un partido condenado a empatarse. “Yo tenía las manos en la cabeza, por lo que podía liarse, pensaba que si entraba y ellos perdían y descendía, no saliamos vivos de allí”, dijo.



Primera página del diario Odiel que refleja el ascenso del Decano. / Foto: Hemeroteca Diputación Provincial.
Primera página del diario Odiel que refleja el ascenso del Decano. / Foto: Hemeroteca Diputación Provincial.

Sivianes militó en el Betis, Balona y Recre (6 temporadas, desde la 74-75 hasta la 79-80), donde anotó un solo gol, al Getafe precisamente en la jornada anterior al partido en Castellón.

De esos días confesó que “estaba nervioso” por lo que había en juego: “Estábamos concentrados en Benicassim, no sabiamos que podía pasar, ellos tenían un presupuesto muy alto y perder la categoría era la ruina. Teniamos claro que no íbamos a arriesgar nada en el partido, ya que el empate nos favorecía”, dijo para añadir: “Yo estaba inquieto porque no sabía como iba a responder el Castellón. Claro que a poco de comenzar el partido hubo una falta lateral para ellos, que tiró Tonín y la pelota fue al banderín de córner. Ahí ya se me quitó el miedo, porque vi que ellos tampoco iban a arriesgar, por decirlo así”.



Sivianes tiene a gala ser uno de los protagonistas de ese ascenso, que recuerda “con mucha alegría, porque se hizo historia porque fue el primer ascenso a Primera del Recre”, apuntando que “el objetivo de la temporada era estar lo más arriba posible, pero el ascenso no”. Y da pie a otra anécdota: “Cuando se fichó a Lora, éste le pidió que en el contrato estuviera una cláusula de 500.000 pesetas de entonces por subir. Y la directiva ni dudó, porque lo veía casi imposible. Al final la cobró, y nos invitó a una paella en Aljaraque”.

Así tituló Odiel la crónica del primer ascenso a Primera del Decano. / Foto: Hemeroteca Diputación Provincial.
Así tituló Odiel la crónica del primer ascenso a Primera del Decano. / Foto: Hemeroteca Diputación Provincial.

Para Sivianes todo comenzó a cambiar en el partido que se ganó en Oviedo, “ahí nos pusimos con 7 positivos, y teniamos claro que eso no era casualidad y que se podía. En casa estábamos muy fuertes y sabiamos que amarrando los partidos de casa, el ascenso era nuestro. Y eso que en la segunda vuelta se sufrió, con la lesión de Lapi, Joaquín jugó menos y Rincón tuvo que irse a la mili y ya no era igual”.

Ficha técnica:
CASTELLÓN: Racic; Corrales, Subirats, Verdú, Diego, Abad, Tonín, Adalberto, Ribes, Navarro, Dos Santos.
RECREATIVO: Alonso; Carlos Juan, Gerolami (Isabelo, 69′), Navarro, Sivianes, Alcorta, Lora, Espárrago, Martín, Torres, Plaza (Rincón, 85′)
Árbitro: Yera del Campo (navarro).
Incidencias: Partido de la 38ª jornada de Segunda División disputado en el estadio de Castalia.