La Junta descataloga como monte público las casi 75 hectáreas donde se ubica el Centro ‘El Arenosillo’ del INTA para el CEUS

0
7
CE.US INTA
Recreación de la pista de Aviones no Tripulados en El Arenosillo.

Redacción. La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha firmado la exclusión del Catálogo de Montes Públicos de Andalucía de la superficie ocupada por el Centro de Experimentación ‘El Arenosillo’ (Cedea) que promueve el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), dependiente del Ministerio de Defensa. En concreto, se trata de casi 75 hectáreas ubicadas en los montes públicos ‘Coto Mazagón’ y ‘Coto Flores’ de los términos municipales onubenses de Moguer y Lucena, respectivamente.

Esta medida supone un paso más en el desbloqueo del proyecto de construcción en la provincia de Huelva del Centro de Ensayos de Sistemas No Tripulados (CEUS) tras aprobarse el pasado 3 de febrero, por Consejo de Gobierno, la prevalencia del uso científico-tecnológico sobre el forestal en esta superficie de titularidad pública.

Con la exclusión de este terreno del Catálogo de Montes Públicos, se otorga mayor seguridad jurídica a su actual ocupante y, por tanto, se facilita su permanencia en el mismo. Asimismo, se busca propiciar la puesta en marcha de iniciativas, como el proyecto CEUS, que contribuyan al desarrollo de la zona.

Por otro lado, la descatalogación de esta superficie conlleva medidas medioambientales compensatorias de carácter indefinido que debe cumplir ‘El Arenosillo’ y entre las que se encuentra su colaboración activa en la restauración ambiental de los efectos del incendio forestal registrado en 2017 en la zona conocida como ‘Las Peñuelas’. Asimismo, se establece que el Cedea prestará apoyo científico-tecnológico a la gestión del Espacio Natural de Doñana, donde se encuentra el centro, y al desarrollo de labores sobre monitorización y observación del territorio.

Otra de las medidas compensatorias aceptadas por el INTA se refiere a su contribución al mantenimiento del Subsistema de Información de Climatología Ambiental (Clima) de la Red de Información Ambiental de Andalucía (Rediam) que gestiona la Consejería de Desarrollo Sostenible. ‘Clima’ está formado por una extensa red de estaciones meteorológicas y dirigido a la homogeneización de los datos que recogen estas instalaciones con el fin de contar con una fuente fiable de información que podría servir para elaborar estudios de índole climática. Estos trabajos podrían abordar, por ejemplo, la obtención de indicadores que evalúen el estado del medio ambiente o posibles impactos y consecuencias del cambio climático en la región.




Imagen de la intervención.

Economía y Defensa se reunirán para fijar un calendario que permita culminar la tramitación del CEUS. El consejero de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, Rogelio Velasco, ha anunciado en Comisión Parlamentaria que el próximo 26 de febrero se reunirá con el secretario de Estado de Defensa del Gobierno central, Ángel Olivares, para “reforzar la colaboración mutua y establecer un calendario de acciones que permitan culminar, a la mayor brevedad, la tramitación del proyecto CEUS”. Esta actuación pretende la creación de un innovador centro de experimentación y certificación de aeronaves no tripuladas en las instalaciones que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ‘Esteban Terradas’ (INTA) tiene en la provincia de Huelva, concretamente en la zona del ‘Arenosillo’, en el término municipal de Moguer.

Velasco ha subrayado que esta iniciativa “constituye un proyecto principal, de alcance internacional, que representa la oportunidad para Andalucía de acoger una infraestructura científico-técnica única en Europa, que posibilitará el ensayo y validación de distintos sistemas autónomos de tripulación y que podrá ser utilizada por las universidades, los centros de investigación y las empresas de diferentes ámbitos que así lo requieran”.

Ese compromiso del Gobierno autonómico con el proyecto se ha demostrado, según ha puesto de manifiesto el consejero de Economía, en los últimos meses con “el avance logrado en la tramitación administrativa y ambiental de la actuación”. En ese contexto, ha explicado que desde su departamento se ha asumido, en el seno de la Junta, “la coordinación del proyecto que hasta ahora había carecido de herramientas de gestión integrales, comprobándose que éste era uno de los elementos prioritarios sobre los que había que actuar”.

Por otra parte, el pasado mes de noviembre la Consejería de Agricultura modificó la regulación catastral y el alta en el registro de bienes de la Junta de los terrenos donde actualmente se ubica el CEDEA. El pasado 3 de febrero el Consejo de Gobierno aprobó el acuerdo por el que se da prevalencia al uso científico-tecnológico sobre el forestal de estos terrenos. En concreto, la propuesta insta a la exclusión del Catálogo de los Montes de Andalucía de casi 75 hectáreas de los cotos de Mazagón y Flores, en los términos municipales de Moguer y Lucena del Puerto, con medidas medioambientales compensatorias.

La descatalogación para la prevalencia científico-tecnológica en el espacio del CEDEA cuenta con el visto bueno del Espacio Natural de Doñana, ya que los terrenos seguirán teniendo la consideración de Parque Natural, así como de Zona de Especial Conservación (ZEC) o Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Con la luz verde a esta prevalencia, “culmina un intenso trabajo para facilitar el inicio de este proyecto”, ha indicado el consejero, quien ha recordado que en los Presupuestos de Economía para 2020 se ha consignado una partida de 500.000 euros como primera aportación al desarrollo del proyecto CEUS.

“Inmovilismo” del Ejecutivo anterior. La iniciativa CEUS se gestó en 2011, cuando la Junta de Andalucía y el entonces Ministerio de Ciencia e Innovación firmaron un primer convenio de colaboración, en el que ambas administraciones acordaron el desarrollo de dos actuaciones imprescindibles: por una parte, la adecuación de las instalaciones del CEDEA para poder acoger al centro y, por otra, la construcción del propio CEUS.

Sin embargo, Rogelio ha criticado que “en los años sucesivos, el Gobierno anterior, pese a declarar el proyecto como inversión empresarial de interés estratégico para Andalucía en mayo de 2014, demostró nula capacidad para impulsarlo”. El proyecto “fue decayendo hasta permanecer paralizado” ha denunciado para señalar que “no tuvo concreción operativa, ni ejecución de las partidas presupuestarias consignadas a este fin, y tampoco se realizó avance alguno en los aspectos administrativos”. “CEUS ha sido víctima de la inconcreción, el inmovilismo y la desidia del Ejecutivo anterior”, ha remarcado.

Un sector pujante. El titular de Economía ha detallado que en el Plan de Acción del Sector Aeroespacial de Andalucía, recién concluido por su departamento, se recoge que “el mercado de los sistemas de aeronaves pilotadas por control remoto o drones alcanzará en los próximos años una tasa de crecimiento anual superior al 14%, pasando de los 18.000 millones de dólares de 2017 a los 54.000 millones previstos para 2025”.

CE.US INTA

Esa previsión, a juicio de Velasco, “puede resultar altamente beneficiosa para España que, a nivel europeo, ocupa un lugar destacados en el uso de drones en el mercado civil, ya que es el tercer país con mayor número de operadores, por detrás de Francia y Polonia”. Además, ha añadido que “también constituye una ventaja para Andalucía que, en relación al número de operadores, se sitúa en segundo puesto dentro del panorama nacional, sólo por detrás de Madrid”.

El territorio nacional ocupa una posición razonable en el ranking europeo en la industria de fabricación de sistemas de aeronaves pilotadas por control remoto, situándose en cuarto lugar tras Francia, Alemania y Reino Unido. Asimismo, la industria andaluza del sector se posiciona en un puesto destacado, no ya sólo por el número de fabricantes establecidos en la región, sino también por el papel sumamente activo que las universidades y centros tecnológicos, como FADA-CATEC, desarrollan en el campo de las tecnologías relacionadas con drones.  Además, la comunidad cuenta con uno de los aeródromos especializados en este ámbito, el Centro ATLAS, instalado en el municipio jienense de Villacarrillo, “una infraestructura única que debemos impulsar y potenciar”, ha dicho.

A esto hay que sumar, tal y como ha remarcado Velasco, que “el proyecto CEUS conecta muy estrechamente con grandes programas europeos de cooperación como el EUROMALE, destinado a la construcción de un gran dron militar y en cuya fabricación y ensayos Andalucía podría llegar a desempeñar un papel relevante”. Es por ello que, a juicio de Rogelio Velasco, “esta infraestructura resulte esencial para que la región tenga responsabilidades de primer nivel para la obtención de paquetes de trabajo de relevancia en esta industria”.

Para el titular de Economía, “con dicho proyecto, Andalucía podría llegar a competir como líder en el desarrollo de tecnologías para sistemas de aeronaves pilotadas por control remoto”, indicando además que “de forma adicional, los centros CEDEA y CEUS se convertirían en elementos primordiales para apalancar proyectos de Compra Pública de Innovación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here