Las ventajas del crecimiento de energías renovables en España

0
71

Redacción. La industria de las energías renovables se enmarca dentro un contexto actual en el que se hace patente la necesidad de buscar y utilizar recursos sostenibles para el planeta. La incipiente crisis climática ha sido causada en gran parte por la acción del ser humano y las energías convencionales derivadas del petróleo y el carbón han agravado el problema.

Por su parte, la industria de las energías renovables ofrece algunas formas de solventar esta crisis y de sustituir las energías no renovables que contaminan con emisiones de gases de efecto invernadero. En un mundo de recursos limitados, las energías renovables son por definición las que provienen de una fuente inagotable. Es por esto que constituyen una fuente de recursos de gran valor.



Los beneficios sociales de las energías renovables

La importancia social de esta industria es doble. Por una parte, su relevancia ambiental tiene una incidencia directa en lo social, al generar beneficios en la lucha contra el cambio climático y las consecuencias sociales devastadoras que esto puede llegar a tener. Las energías renovables pueden ayudar a paliar la llegada de fenómenos tan amenazantes para nuestra sociedad como catástrofes naturales o la subida del nivel del mar.



Por otra parte, el apoyo a la industria de energías renovables también constituye un apoyo social más directo. Esta industria crea puestos de trabajo basados en la sostenibilidad y reduce la dependencia internacional hacia países con grandes reservas de petróleo, gas y carbón.

Todo esto es lo que ha impulsado la popularidad de las inversiónes en línea en proyectos de energías renovables. Invertir en una industria como esta no solo es positivo en lo social y en lo medioambiental, sino que puede aportar beneficios personales para el que apueste por este tipo de actividades en el mercado.



España se encuentra entre los seis países más ecológicos del mundo y esto se debe a que como país somos pioneros en las industrias de energías sostenibles como la eólica o la solar. De hecho, según un informe conjunto elaborado por Bloomberg y Acciona, para el año 2030 España producirá el 68% de su electricidad a partir de energía renovable. Y para 2050 la proporción será del 90%.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), por su parte, invertirá un total de 385 millones de euros en esta industria en España, destinando este capital a la empresa Alfanar. A través de esta sociedad el dinero irá a parar al financiamiento de 21 parques eólicos en seis comunidades autónomas distintas. Además de crear 1.900 empleos, estos parques generadores de electricidad producirán la energía equivalente a unos 360.000 hogares.

La planta solar de Huelva como ejemplo a nivel nacional

Entre las iniciativas de energías renovables en todo el territorio nacional destaca precisamente la planta solar de Huelva. Este complejo energético instalado por la empresa española Ence tiene la capacidad de generar 1.500 MWh al año para el consumo propio, y es fruto de una inversión de unos 790.000 euros.

Este proyecto de generación fotovoltaica ha colocado a la provincia onubense sobre el mapa, situándola como uno de los referentes en materia de energía termosolar y como ejemplo de crecimiento sostenible que genera empleo.

La importancia y el impacto de la industria de energías renovables en España es mundial. Casos como el de Huelva suponen el impulso a la creación de un desarrollo más respetuoso con el medio ambiente, y cada vez más empresas de nuestro país se están sumando a esta tendencia que pone de manifiesto la imperativa de afrontar la crisis climática