Mini

Dos grandes obras de teatro, este fin de semana en Moguer y Mazagón

Este viernes en la sala multifuncional de Mazagón y el sábado en el Felipe Godínez de Moguer, la Fundación de Cultura de la ciudad del poeta ha programado dos interesantes propuestas teatrales, ‘La Despedida’ de Montajes del Abismo en la localidad costera, y ‘La Isla de los Esclavos’ en el teatro moguereño.

Una despedida que da paso a un conflicto.

Redacción. Tras triunfar en Latinoamérica y participar en la Red de Teatros de la Comunidad de Madrid, a las 21 horas de mañana llega a Mazagón una propuesta teatral que nos ofrece una visión distinta de las relaciones de pareja en un atractivo cóctel de sentimientos y emociones, aromatizado con el mejor humor.

Ana de la Hoz y Jorge Jimeno.

Ana de la Hoz y Jorge Jimeno, que también es el autor de la obra, se apoyan en una sencilla pero cuidada escenografía, un buen soporte musical y unos giros inesperados en la trama que mantienen la atención del público, para contarnos la historia de Ana y David, quien se va a trabajar a Australia durante un año. Antes de su partida, ambos disfrutan de una maravillosa cena de despedida. Sin embargo, el vuelo se cancela y tienen que pasar un día más junto…pero ya no es lo mismo. A partir de ahí la trama se complica y se inicia el conflicto entre los personajes.

Cambio de roles en una isla mágica.

El sábado la cita es en el teatro Felipe Godínez de Moguer, donde a partir de las 20,30 horas se pone en escena La Isla de los Esclavos, una adaptación del clásico del dramaturgo francés Pierre de Marivaux, que la compañía 4 Esquinas actualiza de la mano de Juan Copete para ofrecernos un montaje vibrante y divertido, pero con un gran contenido social.




Los protagonistas, interpretados por Esteban G. Ballesteros, director de la compañía, y por Francisco Blanco, Alberto Lucero, María José Guerrero y Mémé Tabares, dan vida a unos señores de la alta sociedad ateniense y a sus sirvientes que naufragan en la Isla de los Esclavos, un espacio mágico en el que se ven obligados a intercambiar sus papeles, lo que provoca situaciones disparatadas que educan a los amos en la eliminación de la tiranía sobre sus esclavos, experimentando en sus propias carnes lo que significa estar al servicio de otro ser humano.

Imaginativa puesta en escena.

Con este trueque de roles se inicia de una forma impactante esta comedia en torno al sentido del poder, mostrándonos cómo éste puede cambiar nuestro comportamiento hacia los demás.

Con estas dos grandes propuestas teatrales en las que el humor se convierte en vehículo para mostrarnos distintas facetas de las relaciones humanas, la Fundación de Cultura de Moguer sigue apostando por el teatro como elemento esencial en su programación de actividades.

 








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.