Carmelo Laro, más de cuatro décadas al servicio del ciudadano en Almonte

0
53
Carmelo también fue reconocido anteriormente en su localidad natal, Almonte.
Carmelo Laro, recogiendo su Premio al Empleado Público del Año.

HBN. El Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Huelva acogía el pasado año 2019 la gala de entrega de los Premios al Empleado Público del Año en Huelva, una iniciativa pionera en España, imitada en otras provincias andaluzas, organizada por el diario Huelva Buenas Noticias y el sindicato CSIF. Una noche que fue muy especial para Carmelo Laro Bella, vencedor del reconocimiento en el ámbito de Seguridad y Emergencias. Este galardón fue entregado por Jacinto Ochoa, como vicepresidente de Csif Huelva.

Nacido en Almonte en el año 1958, Carmelo Laro se ha llevado más de 40 años al frente de la Policía Local de Almonte, además de contar con experiencia como representante sindical en el Ayuntamiento de la localidad almonteña. Ahora, a sus 60 años, se encuentra jubilado, después de haber desarrollado una amplia y destacada trayectoria en la que asegura que “he visto de todo”. 



Carmelo también fue reconocido anteriormente en su localidad natal, Almonte.

Una carrera de la que hace un buen balance, puesto que “me siento satisfecho, porque, aunque las fuerzas de seguridad en general suelen tienen falta de medios y la ley no nos ampara nada, el balance es positivo, aunque sigamos careciendo de todos los medios necesarios”. De todas formas, reconoce que la Policía Local ha cambiado mucho en estos 40 años, “porque hoy en día hay mucha más preparación entre los agentes. Antes sólo se necesitaba el Graduado Escolar y, ahora, un FP 1. Además, yo no pude ir a la Escuela de Aznalcázar, porque no existía. Un centro que me parece que es fundamental para que la gente salga mucho más formada”.

Carmelo es consciente de que “trabajar como policía local en el municipio en el que uno ha nacido siempre es complicado, pero considero que he tenido mano izquierda y derecha y no he tenido ningún problema con ningún ciudadano”. De hecho, casado con la también almonteña Rocío Gil Olmedo y con un hijo de 37 años, su hijo no ha querido seguir sus pasos, porque sabe que es un trabajo complicado, sin horarios y donde se le roba mucho tiempo a la familia.



Carmelo, en la gala con el resto de nominados en Seguridad.

Echando la mirada atrás, este policía local jubilado tiene muchos recuerdos, como los reconocimientos que ha recibido por la realización de su trabajo, por ejemplo, cuando recibió las felicitaciones del pleno municipal o, también, de la Guardia Civil, por su colaboración en la captura de unos delincuentes. Ahora, este Premio como Empleado Público del Año ha sido toda una sorpresa para él. “Me cogió de sorpresa la nominación y más de sorpresa aún cuando gané. La gala de entrega de premios la disfruté mucho. Y, además, estuve arropado por mi familia, ya que fui acompañado por mi mujer, mi hijo y mi nuera”, nos dice.

Reconoce que la Policía Local ha cambiado mucho en estos 40 años.

Entre los casos que ha atendido a lo largo de su vida recuerda cuando, gracias a la intervención policial, lograron salvar a una mujer que quería tirarse por un balcón en 2007 o cuando tuvo que declarar en un juicio en los juzgados de La Palma del Condado.



Con todo, como mensaje final, se queda con las palabras que dijo durante su discurso el día de la entrega del premio: “que lo único que le pediría al ciudadano es colaboración. Es fundamental. Y que se respecten a las autoridades, porque nunca van a influir para mal, sino todo lo contrario. El agente le roba tiempo a su familia para dedicárselo a las personas durante su trabajo. Por eso, es necesaria mucha compresión”.

Foto de familia del acto con los ganadores y organizadores.

Premios Empleados Públicos del Año en Huelva. Se trata de la cuarta edición de este galardón destinado a reconocer los méritos y valores de aquellos empleados públicos que hayan destacado por su labor durante el pasado año. Un reconocimiento creado con el objetivo de destacar la excelencia en el desempeño de servicio a los ciudadanos y los valores humanos en la atención a los demás, las virtudes del servicio público ejemplarizados por los que lo desempeñan como actividad cotidiana

Unos Premios al Empleado Público del Año cuya puesta en marcha se iniciaba el pasado 3 de marzo de 2019, Día del Empleado Público, un certamen en el que los ciudadanos han tenido una implicación especial. Sí, porque fueron los ciudadanos los que, en primer lugar, realizaron sus aportaciones, nominando a aquellos profesionales que destacaran en su actividad laboral. De este modo, pudieron hacerse las propuestas que consideraran oportunas en seis categorías: Educación, Sanidad, Justicia, Seguridad y Emergencias, Administración General y Otros Servicios Públicos y Servicios Sociales, categoría esta última que se añadía en 2018 por primera vez.