Los Cochinos del Santo anuncian las Fiestas de San Antonio Abad en Trigueros

0
110
Los cochinos, en Trigueros.
Los cochinos, en Trigueros.

HBN. Cuenta atrás para las Fiestas de San Antonio Abad en Trigueros, donde los cinco cochinos del Santo pasean por las calles triguereñas desde el pasado 6 de enero al son de la flauta y el tamboril. De este modo, y como marca la tradición, el municipio despide la Navidad y comienza a preparar las fiestas patronales de finales de enero.

Este paseo matutino del 6 de enero se repetirá de forma sucesiva hasta las fiestas, donde se llevará la tradicional rifa en la puerta del Ayuntamiento de Trigueros. Este año, de forma excepcional, no están paseando por San Juan, Gibraleón, Beas y Valverde, pero sí se han vendido papeletas por estas localidades.



Pasean al son de la flauta y el tamboril.

Festividad de San Antonio Abad. La procesión, que comienza el domingo al medio día con la “entrega” ritual de la imagen del Santo Patrón al pueblo por parte del Alcalde, está en la calle más de 30 horas sin interrupción.

San Antonio Abad recorre todo el pueblo parando en las casas, donde encuentra sus puertas abiertas para recibirlo.



Las tiradas son muy esperadas. / Foto: andalucia.org
Las tiradas son muy esperadas. / Foto: andalucia.org

En las famosas “tiradas del santo” se lanzan, desde ventanas y balcones, todo tipo de alimentos, que son recogidos por las personas que siguen la procesión. Son esperadas especialmente las “tiradas” que realizan determinadas familias de la localidad, así como la del Ayuntamiento.

Especialmente emotiva es la visita del Santo al cementerio, en la madrugada del domingo al lunes. El jolgorio y la algarabía que acompaña al Santo se convierte en un respetuoso silencio, roto tan sólo por el sonido de las campanillas del paso de plata que porta la imagen del Patrón.



Los cochinos, por las calles triguereñas.

Antes de estos momentos, tan especiales para los triguereños, destaca la tradicional bendición de los animales y la Procesión de Tercia, de gran solemnidad. Igualmente reseñables son el traslado, las vísperas del sábado y el regreso a la capilla del lunes, donde no falta la original “escapada”.

Durante todo el mes de enero Trigueros vive el preámbulo de su fiesta grande. Repiques diarios de campanas, novenas, los tradicionales paseos de cerdos que se rifarán al término de la fiesta y las hogueras conocidas como “las Candelas” son la estampa habitual de Trigueros en estas fechas.