La efectividad del San Fernando castiga en media de hora a un Recreativo que salió dormido (1-3)

P. Gamero. Tres goles en menos de media hora es una losa difícil de levantar. Lo supo en sus carnes el Recreativo de Huelva (1-3), que compareció dormido en su duelo liguero ante un San Fernando que con su efectividad, además, castigó con enorme virulencia a un Decano que, posiblemente, aún vivía el subidón tras seguir en la Copa.

Nunca mejor dicho, cuando un equipo tiene la efectividad del San Fernando, que metió en la cazuela las tras primera ocasiones que tuvo, dos de ellas al segundo 49 y el minuto 5, poco se puede decir de un partido de fútbol. No existe.

Las buenas intenciones del Recre -en el que entraron Carlos Martínez y Gerard Vergé de salida por Gustavo y Víctor Barroso-, crecido en moral tras su pase en la Copa, se fueron la traste antes de cumplirse el primer minuto cuando Francis Ferrón, tras una buena acción de ataque del San Fernando, puso el 0-1. Lo peor de todo es que, a los cinco minutos llegó el segundo mazazo para el Decano, con el tanta de Gabi Ramos tras una colada por la izquierda de Hugo Rodríguez. Punto final.




Indudable el acierto, el mérito del San Fernando -aunque no es normal lo que pasó-, pero también es incuestionable que buena parte de culpa la tuvo el Recre, adormecido en sus laureles coperos, demasiado henchido tras lo ocurrido ante el Fuelabrada, y demasiado confiado.

Con el partido en chino filipino al Recre sólo le quedó tirar de orgullo, lo del fútbol era imposible, para al menos cerrar la hemorragia. Pudo tener algo de esperanza si Alberto Quiles, tras un servicio de Nano, hace el gol, pero su remate se fue fuera. Lo grave fue que en la siguiente llegada del San Fernando, en una falta botada por Hugo Rodríguez, Francis Ferrón remató sin oposición para el 0-3.

Quiso el Recre minimizar riesgos, se hizo por fin con la pelota -algo consentido por el San Fernando- pero se perdió en mil y un pases, y sólo Isi Ros le dio algo de profundidad, pero sin demasiado acierto. Con todo, suya fue una jugada con taconazo incluido para deshacerse de su par y ganar el área, lástima que su remate, forzado, con la puntera, lo detuvo sin mayores problemas Rubén Gálvez.

En el tramo final el Recre quiso apretar, ya en ese momento Alberto Monteagudo, no sin contestación por parte de la grada, había dado entrada a Chuli por Gerard Vergé. Y tuvo, en el último suspiro, la ocasión más clara para marcar. Sergio Jiménez, dentro del área, remató y Rubén Gálvez evitó el gol en la misma línea.

Curioso esto del fútbol. Con todo perdido, porque estaba perdido. El Recre fue otro tras el descanso. Que entrada Fran en el centro del campo pudo ser una de las claves, lo cierto es que el Decano dominó completamente a su oponente, y antes y después de marcar su gol, tuvo ocasiones claras de haber mediado la efectividad de su rival para meterse de lleno en la pelea por un punto al menos.

Chuli, a los dos minutos de la reanudación, con un remate al lateral de la red, y una inoportuna intromisión de este mismo jugador, que estaba en fuera de juego, impidiendo un remate franco de Alberto Quiles (50′) dejaron claro que el Recre lo iba a intentar.

El gol de Isi Ros, a los 57 minutos, fue el premio a ese cambio de actitud del Decano, que achuchó de lo lindo ante un San Fernando por primera vez con dudas. Qué hubiera pasado si, tras el 1-3, Rubén Gálvez no evita en la escuadra un autogol (61′), o Chuli acierta en dos mano a mano ante el meta de Aracena (62′ y 65′) es algo que pertenece al fútbol ficción, pero seguro que un 2-3 hubiera dado otro aire al partido.

Con todo, el Recre insistió, con corazón y en ocasiones, hasta que le llegó la fuerza, con algo de cabeza. Y Cera, con un disparo desde fuera del área (69′) y Rubén Cruz -había entrado por Carlos Martínez- con otro remate cercano que detuvo el portero del San Fernando (71′), también pudieron acercar en el marcador a un Recre que tuvo en el minuto 86 su última opción con un disparo de Kike Rivero que se fue fuera.

Fue imposible levantar ese 0-3 a la media hora, y el Recre pagó salir dormido con una derrota que, ya sí de manera irreversible, cambia su estrategia para lo que resta de temporada, ahora más centrada en alejarse del peligro. Es lo que hay.

RECREATIVO: Nauzet Pérez; Cera, Diego Jiménez, Morcillo, Nano; Sergio Jiménez (Fran, desc.), Kike Rivero; Isi Ros, Gerard Vergé (Chuli, 38′), Carlos Martínez (Rubén Cruz, 69′); Alberto Quiles.

SAN FERNANDO: Rubén Gálvez; Gabi Ramos, Moisés (Amelibia, 47′), Lolo Guerrero, Ismael Gallar; Pedro Ríos (Pedro Carneiro, 67′), Jorge García, Raúl Palma, Hugo Rodríguez (Pomar, 75′); Omar Perdomo; Francis Ferrón.

Árbitro: José Alberto Pardeiro Puente (colegio cántabro). Mostró la cartulina amarilla a Cera (21′), Sergio Jiménez (42′), por el Recre; y a Pedro Ríos (26′), Lolo Guerrero (65′), Rubén Gálvez (78′), por el San Fernando.

Goles: 0-1 (1′) Francis Ferrón de disparo raso desde fuera del área tras una buena acción del ataque visitantes. 0-2 (5′) Gabi Ramos remata dentro del área un servicio de Hugo Rodríguez que centró desde la izquierda. 0-3 (25′) Francis Ferrón, de cabeza, tras una falta botada por Hugo Rodríguez. 1-3 (56′) Isi Ros remacha dentro del área tras encontrarse con un balón rechazado por la zaga del San Fernando.

Incidencias: Partido correspondiente a la 20ª jornada, primera de la segunda vuelta, disputado en el estadio Nuevo Colombino. Unas 5.000 personas en las gradas.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.