El Centro de Proceso de Datos Informáticos del Infanta Elena gestiona y protege miles de actos sanitarios de la provincia

Alumnos de ciclos formativos de Informática han visitado este dispositivo informático, considerado uno de los más potentes de Huelva.

Alumnos de ciclos formativos de Informática han visitado este dispositivo informático, considerado uno de los más potentes de Huelva.

Redacción. Los alumnos de los Ciclos Formativos Medio y Superior de Administración de Sistemas Informáticos en Red y de Sistemas Microinformáticos y Redes del IES Delgado Hernández, de Bollullos Par del Condado, han visitado las instalaciones del Centro de Proceso de Datos de referencia provincial ubicado en el Hospital Infanta Elena, con el objetivo de conocer la organización y las posibilidades que ofrece esta instalación tecnológica de última generación con la que cuenta el sistema sanitario público onubense, capaz de procesar la información que generan los millones de actuaciones registradas en los sistemas de información que se llevan a cabo en diferentes centros asistenciales de la provincia.

Este dispositivo, que está considerado uno de los más potentes de Huelva por el intenso tráfico informático al que da cobertura, no solo presta servicio en el Hospital Infanta Elena, sino que atiende también a los Hospitales Juan Ramón Jiménez y Vázquez Díaz, así como a gran parte de las actuaciones que se llevan a cabo en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva y un gran número de centros de salud de toda la provincia, dentro de la estrategia impulsada por el Servicio Andaluz de Salud para lograr una mayor eficiencia. El sistema sanitario onubense cuenta así con un centro de procesamiento de datos capaz de ofrecer las debidas garantías de seguridad, accesibilidad y confidencialidad de los datos clínicos y administrativos de los pacientes, así como de soportar las prestaciones que integran el gran número de aplicaciones de gestión sanitaria que se manejan diariamente en el SAS.

Los Centros de Procesos de Datos (CPD) o Data Centers son salas especiales equipadas con mecanismos de control eléctrico, ambiental y de incendios en los que se alojan los sistemas de proceso, comunicación y almacenamiento de datos informáticos de una organización. Gracias a las prestaciones de primer nivel que ofrece esta unidad se puede dar cobertura a los sistemas de información provinciales, que se encuentran conectados con los CPDs regionales, en los que se ubican tanto las Bases de Datos Únicas de pacientes (BDU) como el resto de módulos que componen la Historia Clínica Digital (Diraya).




Precisamente en la Historia Digital se integra toda la información sanitaria de cada usuario para que esté disponible dónde y cuándo se precise, mejorando la accesibilidad a los servicios sanitarios, así como incrementando la calidad de todo el proceso asistencial. Dicha información se encuentra protegida por la Ley de Protección de Datos y requiere de dispositivos de seguridad para evitar tanto la destrucción de los mismos a raíz de algún accidente imprevisto, como la intrusión de agentes externos al sistema. Es por ello que reúne numerosas medidas de seguridad, control de acceso por dispositivo biométrico, videovigilancia, así como medidas de mantenimiento de diferentes tipos, entre ellas las de carácter ambiental, que evitan el sobrecalentamiento de los equipos informáticos.

Para proteger debidamente toda esta información de accidentes fortuitos, el dispositivo cuenta con un sistema de climatización especial que incrementa la resistencia a fallos múltiples, a la vez que permite mantener un control constante de las condiciones ambientales del espacio. Además, dispone de su propio sistema de extinción de incendios especial con carácter no líquido, de forma que minimice los daños en los equipos en caso de tener que utilizarse.




En este tipo de dispositivos resulta también fundamental garantizar el mantenimiento del suministro eléctrico y la actividad del CPD, por lo que cuenta con un grupo electrógeno independiente del resto del centro hospitalario como elemento de protección y seguridad específico y con el seguimiento y control por parte del servicio de Mantenimiento del Hospital Infanta Elena. A su vez, todo el equipamiento informático cuenta con dos sistemas redundantes que funcionan de manera coordinada, de forma que, de producirse un incidente en uno de ellos, pueda utilizarse el otro, garantizando en todo momento la actividad y la seguridad del sistema. Este proyecto se integra dentro de las líneas de modernización y renovación de las infraestructuras del sistema sanitario público en Huelva, con el fin de ofrecer una asistencia de calidad a los ciudadanos.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.