Mailing: ¿de qué forma puede ayudarnos a vender más en nuestro negocio?

A través del mailing, tenemos la oportunidad de enviar y recibir promociones a través de correo electrónico, pero lo cierto es que también podemos conseguir un mayor número de ventas para nuestro negocio.

Redacción. Diariamente recibimos multitud de impactos publicitarios a través del e-mail. Eventos, promociones o información son algunos ejemplos de los contenidos que podemos encontrar en cada uno de los e-mails que encontramos en nuestra bandeja de entrada. Sin embargo, hay que destacar que no todos son iguales, puesto que algunos son más interesantes que otros. Sin duda, optar por una estrategia de mailing puede ser de gran utilidad y gracias a Mailrelay tenemos la oportunidad de obtener sus beneficios. En este artículo destacaremos cuáles son para destacar hasta qué punto puede ser efectivo.

El mailing puede conseguir que el ROI de nuestras campañas de marketing aumente

A través del mailing, tenemos la oportunidad de enviar y recibir promociones a través de correo electrónico, pero lo cierto es que también podemos conseguir un mayor número de ventas para nuestro negocio. Si bien es posible que tengamos la percepción de que dicha técnica se emplea únicamente para enviar de forma masiva e-mails a una base de datos determinada, lo cierto es que no es así.




El e-mail marketing ofrecedla posibilidad de lograr un retorno de inversión inigualable. Aunque en algunos casos no hayamos obtenido los resultados que esperábamos, puede que se deba a que no hemos observado algunos puntos clave que podrían aumentar el rendimiento. El mailing consiste en enviar correos comerciales orientados generalmente a vender.

El e-mail marketing nos permite obtener diferentes objetivos: fidelizar clientes, incrementar el tráfico del sitio y conseguir más ventas. El mailing se convierte en la acción más comercial y se utiliza para hacer llevar promociones, ofertas o descuentos. A diferencia de las newsletters, no cuenta con una comunidad de suscriptores fieles. Para impedir que nos convirtamos en spam, lo mejor es establecer una estrategia previa y una herramienta con la que poder implementarla.




Si deseamos conseguir clientes sólidos, debemos establecer previamente relaciones de confianza. Gracias al mailing, podemos llegar directamente a la bandeja de entrada de clientes que sean potenciales, con distintos mensajes sementados y personalizados.

Una vez hayamos concretado la herramienta para llevar a cabo el mailing, debemos generar listas  propias. Para ello, respetaremos la nueva RGPD y captar clientes prospects a través de los canales en los que podamos encontrar público objetivo. Para ello, podemos hacer uso de formularios en la web, nuestro blog, redes sociales o bien, crear lead magnets. Lo mejor es que tengamos consentimiento de los suscriptores antes de incluirlos en las listas.

Es fundamental que segmentemos para mejorar nuestras métricas. Además de ello, enviaremos contenido de valor, customizado y que tenga una relevancia según los intereses de las personas que recibirán el e-mail. Evidentemente, los e-mails deberán ir dirigidos a la conversión. Para conseguir que incremente las ventas, debemos contar con una imagen perfecta, un contenido que sea persuasivo, así como un call to action que sea claro y atractivo.

Ahora que conocemos cuáles son las bases necesarias para saber qué es el mailing y cómo utilizarlo para implementar una estrategia, es el momento de aplicarlas para obtener los mejores resultados.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.