Domingo negro para el Club Rugby Bifesa Tartessos con derrota en la Primera Andaluza y en la Liga Sub 16

Antonio Ramos. Fue un domingo negro para los intereses del CR Bifesa Tartessos que cosechó la derrota del equipo Senior de Primera Andaluza en casa ante el CR Económicas de Málaga, y del cuadro Sub 16 en Mairena.

No acaban de reengancharse a la Liga de Primera Andaluza el cuadro Senior de la entidad onubense, cosechando este domingo una nueva derrota. Ahora fue el CR Económicas el que le venció en el estadio Iberoamericano ‘Emilio Martín’ (7-36), de ahí que cada vez se atisban más lejos los puestos altos de la categoría. No hay rival fácil, como quedó demostrado en la tarde del domingo ante el cuadro malagueño, que vino a por la victoria y supo cómo llevársela.

No fue un buen partido para el cuadro del Bifesa Tartessos, que si bien en otras ocasiones la derrota no fue producto del mal juego, esta vez no supo construir una solidez en el césped ni manejar el partido. Se vio a un equipo que dio la sensación de ir a remolque desde los primeros compases de encuentro, y que no supo tomar el timón cuando los malagueños consiguieron adelantarse en el minuto 9 tras una patada de castigo que les otorgó los primeros tres puntos en el marcador. El tanto pilló de imprevisto al equipo blanquiazul que, hasta el momento, no estaba pecando de los despistes que en anteriores jornadas le había provocado colocarse por detrás desde los primeros minutos; y esto le pasó factura.




El equipo del lince replegó sus filas con la mente puesta en no ceder atrás y aprovechar el juego de manos en la delantera para conseguir abrir un hueco en la tres cuartos rival y darle la vuelta al marcador. Pero el temor a un nuevo error fue la condena que provocó que en minuto 20 el ensayo llegase, pero éste para los visitantes.

Con el 0-10 en el luminoso del Emilio Martin, el Bifesa Tartessos pasó sus peores momentos. Cierto es que evitaron que su rival se adentrase en la zona de 10 metros, pero no consiguieron dominar el oval con pérdidas continuas y un juego desorganizado por momentos. Los malagueños aprovecharon esos momentos de control, que no le sirvieron para ensayar, pero sí para lograr una buena posición lo que les permitió lanzar a palos en el minuto 31 y aumentar así en tres puntos más su ventaja hasta llegar al descanso.




Tras la reanudación, el partido continuó por la misma senda con la que terminó la primera parte. Los linces se plantaron bien atrás pero quien dominó la ocasiones de peligro fue el cuadro visitante, que volvió a aumentar su renta con una nueva patada de castigo en el minuto 49.

Esta acción descolocó definitivamente a los linces que, con más corazón que cabeza y sabedores de lo que se jugaban, intentaron a la desesperada llegar a la zona de ensayo rival sin que sus intentos fructificasen. A punto estuvieron de conseguirlo en una de esas internadas con una jugada que logró correr el oval de franco a franco sin que finalmente este tocase suelo.

Prácticamente al momento de esa ocasión, llegó un nuevo golpe para los linces cuando, tras un choque entre ambos equipos, el Económicas logró ensayar por segunda vez y elevar su renta a un parcial de 21 puntos.

Y es cierto que los onubenses no se rindieron nunca, siendo tal vez uno de sus puntos más positivos el hecho de no bajar los brazos. Fruto de ello llegó una jugada hilada desde atrás en la que participaron todas las líneas del equipo y que supuso el primer ensayo de los locales en el minuto 61 de la mano del delantero Jesús Lozano, con la posterior transformación de Juan Orellana.

La esperanza recorrió por unos momentos las filas onubenses, ya que dos ensayos igualaban el encuentro a falta de 20 minutos para la conclusión y la electricidad en el juego aumentó en busca de la gesta. Sin embargo, las ganas pudieron más que la lógica y en un despiste de la zaga, los de la Costa del Sol aprovechando la ocasión ensayaron de nuevo para colocar el definitivo 7-36 en el marcador sin que el XV del lince, mermado ya física y psicológicamente, pudiese hacer más por revertir la derrota que los dejó solos al final de la tabla.

Igual suerte, es decir mala, corrió el filial blanquiazul Sub 16 en su visita a tierras hispalenses para enfrentarse al líder CDR Mairena en la cuarta jornada de Liga. Los cachorros, que comenzaron perdiendo, lograron recortar distancias al borde del descanso para colocar el marcador en 26-10 con ensayos de Guillermo y José. En la segunda parte, el cuadro local volvió a aumentar su renta siendo la última jugada para los onubenses un ensayo de Teo que transformó a posteriori Víctor, para poner el definitivo 59-17 en el marcador.

Pese a la derrota, el filial del Bifesa Tartessos marcha cuarto con un partido menos que sus rivales.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.