Bmw

El relato de un marino de Ayamonte reescribe la historia de la primera vuelta al mundo

Martín de Ayamonte, grumete de la nao Victoria, apresado por los portugueses en la Isla de Timor en 1522, fue interrogado y resultado de ello un documento valiosísimo acaba de traducirse y aporta numerosas novedades a la trascendental historia de Magallanes y Elcano.

Castillo de la réplica de la Nao Victoria, en la que estuvo embarcado Martín de Ayamonte.

J.A. de Mora. Uno de los onubenses que salieron de Sevilla en la expedición de Magallanes, Martín de Ayamonte, ha encontrado protagonismo en la historia al descubrirse un documento, resultado del interrogatorio al que le sometieron los portugueses tras su apresamiento en la Isla de Timor, a mediados de 1522. Sabido es que la aventura de Magallanes, culminada por Juan Sebastián Elcano, para localizar un acceso por el sur del continente americano que permitiera llegar a las Molucas, es uno de los hitos de la historia mundial en general y de la de la navegación en particular.

Nao Victoria (réplica) portando.

Como indica Tomás Mazón -investigador que ha liderado la salida a la luz del valioso descubrimiento- ‘desde ahora, la historia de la expedición no podrá ser contada sin tener presente este documento, en el que, por ejemplo, por vez primera conocemos que Juan Sebastián de Elcano hizo prevalecer su criterio para la elección del camino de vuelta frente a la postura de sus principales oficiales, el piloto Francisco Albo y el maestre Miguel de Rodas, partidarios de optar por otra ruta’.

Mapa con la ruta de la circunnavegación de Elcano./ Imagen: rutaelcano.com.

El trabajo realizado por el grupo de investigadores es la primera traducción al castellano del escrito, con comentarios aclaratorios, y ha sido desarrollado en equipo por Braulio Vázquez Campos, del Archivo General de Indias, Cristóbal Bernal Chacón, experto en paleografía y en la historia de la expedición, y por el citado Tomás Mazón Serrano, autor de la web www.rutaelcano.com.




El viaje duró tres años.

Hasta la fecha el principal protagonismo del relato histórico entre los onubenses que embarcaron en la mítica expedición, 37 -el grupo más numeroso- de los, según Martín, 250, ha correspondido en el relato histórico a Juan Rodríguez de Huelva, Antonio Hernández Colmenero y Juan Rodríguez Mafra. Los dos primeros por estar entre los tan solo 18 héroes que consiguieron culminar la aventura llegando de nuevo a Sevilla el 8 de septiembre de 1522, y el tercero, que falleció en el curso de la misma, en mayo de 1521, por ser una figura relevante, habiendo sido piloto sucesivamente de dos de las naves de la flota de Magallanes, la nao San Antonio y la nao Concepción.

Primera hoja del documento traducido./ Imagen: rutaelcano.com

El descubrimiento de Mazón y sus compañeros ha supuesto, sin embargo, la puesta en escena en el relato histórico de Martín de Ayamonte, grumete nativo de la ciudad fronteriza e hijo de Fernán Martínez y de Marina Lorenzo. Martín era uno de los 230 fallecidos o desaparecidos. Se sabía que el 5 de febrero de 1522 huyó de la nao Victoria “sin ser sentido” junto al el hombre de armas Bartolomé de Saldaña, en la isla de Timor. Ahora se conocen muchos más detalles gracias a su experiencia reflejada en sus respuestas y, no obstante su deserción -acción bastante frecuente en la expedición por otra parte-, presta un importante servicio a la historia a través de lo que le sucedió a posteriori, ser apresado unos meses después por los portugueses.

Estrecho de Magallanes y compleja ruta de la expedición para atravesarlo. / Imagen: rutaelcano.com.

La historia escrita hasta nuestros días se ha basado principalmente en el relato de Antonio Pigaffeta, cronista del viaje, y el de Ginés de Mafra, familiar del citado Juan Rodríguez Mafra y que, aunque jerezano, también era vecino de Palos de la Frontera. La extensa declaración de Martín a los portugueses aporta numerosas novedades y aclaraciones de la increíble aventura que marcó un antes y un después en el comercio mundial y en la historia de la navegación.

De las cinco naves solo volvió la nao Victoria.

Entre otras aportaciones, el relato de Martín de Ayamonte aclara la procedencia concreta de varios tripulantes, como la del Capitán Juan Serrano, que era de Fregenal de la Sierra. Estos datos eran en bastantes casos antes indeterminados o meramente indiciados. También, por ejemplo, que el referido Ginés de Mafra, embarcado como marinero terminó como piloto tras las múltiples vicisitudes y bajas en la expedición.

La aventura solo la culminaron 18 hombres de los 250 que la empezaron.

Entre otros muchos datos novedosos, Martín da a entender que Magallanes esperó en las Canarias seis días antes de proseguir para no cruzarse con una armada portuguesa. O también la concreción de la grave avería –la quilla quebrada y un agujero grande junto a la quilla que indujo a que la nao insignia, la Trinidad, tuviese que quedarse en las Molucas dejando seguir sola en su periplo a la que al final culminó la circunvalación, la Victoria. Precisamente respecto a esta detalla los términos del penoso estado en el que se encontraba cuando salió de las Molucas para regresar a España por poniente: Martín afirma que las bombas de achique tenían que aplicarse doce veces por el día y doce veces por la noche.

Mapa de la Isla de Timor, donde fue apresado Martín de Ayamonte. El autor fue el cronista de la expedición, Pigaffeta. / Imagen: rutaelcano.com

Y como apuntábamos al principio, el ayamontino es la única fuente que indica que hubo disensiones en la decisión sobre el camino a seguir en la vuelta entre el maestre y el piloto (principales oficiales) y el capitán Elcano, imponiéndose el criterio del superior, algo que fue determinante para el desenlace del viaje.

Martín de Ayamonte aparece para muchos aspectos como fuente inédita, como hemos señalado en base al trabajo de los investigadores y traductores del documento pero, además, confirma con su relato versiones anteriores y sobre muchas cuestiones que llegaron a nuestros días de forma indirecta se constituye en la primera referencia directa.

 

 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.