Bmw

Cuenta atrás para la 50 edición del Belén Viviente de Beas

Este año, la Navidad en Beas será un homenaje a las personas que lo crearon y un punto de partida para las próximas ediciones.

Redacción. La Hermandad de Nuestra Señora de Clarines ultima los trabajos que desde hace meses viene desarrollando, para que todo esté listo para la 50 edición del Belen Viviente de Beas, que se inaugura el 30 de Noviembre.

Decir que cualquier emprendimiento dura 50 años es reconocerle una cierta solera, un prestigio ganado por el tiempo. Pero en el caso del Belén de Beas, decir que cumple 50 años, es reconocer el esfuerzo monumental que los hombres y mujeres de esa localidad de la campiña onubense, que han desplegado durante todo este tiempo para hacer de su Belen Viviente una obra de arte, reconocida en toda la geografía española.

Ser niño del Belén es ser beasino. Han sido niños del Belén los tres últimos alcaldes de la localidad, la directora del colegio, todas las maestras, la mayoría de los trabajadores municipales, los empresarios de Beas, abogados, enfermeras, médicos, agricultores, albañiles de la localidad. No hay un habitante de Beas que no haya tenido relación, por mínima que sea, con el Belen Viviente.




Por eso los niños del pueblo, ven como la cosa más natural del mundo llevarse todas las navidades vestidos de pastores, o representando los más variados oficios. Por eso las niñas hacen méritos para vestirse de Virgen Maria o de esclavas del rey Herodes. Por eso los niños venidos de otros países y de otras religiones que residen en Beas, ven de lo más normal vestirse de San José, o participar como un lugareño más en la muestra.

Es también porque en Beas la navidad es todo el año, que, cuando se hace una obra en una casa, o se hace limpieza de un trastero o de un doblado se llama a la Hermandad de Clarines para que recoja los objetos que puedan servir para el Belén. Y así la piedra de afilar tiene más de 100 años, y el telar, como también el mecanismo del molino, y la rueca, y los lebrillos, y las planchas de hierro, y las telas, y los vestidos de las costureras, y todo lo que sirve de atrezo. Los personajes, el decorado, las escenas, los animales y sobre todo la acogida, hacen del Belén Viviente de Beas la representación navideña más importante de Andalucia, con el sello que dan los años y el trabajo bien hecho.

Este 2019, en que se celebra la 50 edición del Belén Viviente, los beasinos quieren mostrar al mundo su buen hacer, su trabajo en equipo, su gusto por lo auténtico. Este año, la Navidad en Beas será un homenaje a las personas que lo crearon y un punto de partida para las próximas ediciones, en que se quiere hacer del Belen Viviente una muestra permanente de los usos y costumbres de los pueblos de Andalucia .







One Response to "Cuenta atrás para la 50 edición del Belén Viviente de Beas"

  1. JAUN   5 noviembre 2019 at 7:38 pm

    enhorabuena a la Hermandad y a su Hermana mayor por la iniciativa de poner en marcha una nueva edición y el homenaje a quienes han hecho posible en el tiempo ser el Belén viviente mas antiguo de Andalucia y el faro que ha señalado el camino a muchas otras iniciativas similares.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.