El Decano deja muy malas sensaciones en su derrota en el Nuevo Colombino ante el Recreativo Granada (1-2)

P. Gamero. Derrota y justa. Así se puede resumir el partido de este domingo entre los dos ‘Recreativos’, el de Huelva y el de Granada, y en el que el cuadro visitante fue mejor y se hizo acreedor a su triunfo (1-2).

Este resultado supone la segunda derrota consecutiva en casa, en la quinta jornada sin ganar del Decano, que ve como se aleja la zona de promoción. Lo único positivo de todo esto es que estamos en el mes de noviembre y hay tiempo para reaccionar, aunque las sensaciones que dejó el choque fueron muy malas.

Ya que se pudiera celebrar el empate al descanso como un mal menor deja a las claras lo que fue el primer tiempo y, por extensión, el partido. En ese periodo inicial vio un Recre desconocido, desdibujado, con excesivas prisas, fallando pases fáciles y viéndose superado por el mejor juego del Recreativo Granada, equipo que, no se olvide, llegó a Huelva en zona de descenso.




Pese a que con sus declaraciones dejó entrever que se iban a producir más cambios en el once, al final Alberto Monteagudo sólo hizo una modificación con respecto al último partido en casa: Quique Rivero por el sancionado Sergio Jiménez. El resto, lo mismo.

Y ya desde el primer momento se pudo ver lo que iba a ser el encuentro, al menos en ese periodo inicial. El Recreativo, el de Granada, se adueñó de la pelota, la hizo suya, apretó de lo lindo la salida de balón del Decano, y le metió el miedo en el cuerpo jugando muy cerca del área de Nauzet Pérez, quien a los 8 minutos se erigió en salvador tapando un remata a quemarropa de Aranda que tenía todos los pronunciamientos de ser el 0-1.

Aunque ese 0-1 no tardó en llegar. Porque el mejor juego nazarí cristalizó en el tanto obra de Mario, que tras hacerse con la pelota y avanzar, culminó su acción con un sensacional remate de la escuadra. Inapelable.

Menos mal que el Recre, el de Huelva, esta vez tuvo la fortuna, o el acierto, de igualar pronto. Casi a renglón seguido, Gerard Vergé encontró disparo franco al borde del área tras un rechace de la zaga granadina para batir a Rachveli.

Pero ese gol para nada iba a tranquilizar a un precipitado Recreativo de Huelva, una máquina de perder balones, aunque tuviera en las botas de Alberto Quiles (17′) y de Isi Ros (40′) dos buenas opciones para dar un vuelco completo al marcador. En el primer caso la pelota salió fuera por muy poco, y en el segundo, el meta nazarí lo repelió.

Con todo, la sensación con la que se llegó al descanso es que el empate era los mejor que le ocurrió al Decano en ese primer tiempo, en el que fue superado por su rival. Lo peor de todo es que en la continuación se confirmó ese mal presagio.

De nuevo se vio un Recre impreciso, fallón, desconfiado y con prisas; todo lo contrario que su oponente, que puso al partido el ritmo que más le convenía y se mostró presto a ‘cazar’ en una contra al Decano.

La jugada le salió perfecta, además porque el Recreativo de Huelva le facilitó las cosas, y en una rápida acción por la izquierda de Viedman, Mario, desde cerca, fusiló a Nauzet Pérez. Lo peor fue que, ahora, la respuesta del Decano no llegó.

Monteagud dio entrada a Rubén Cruz y a Carlos Martínez, y ya más adelante a Irizo. El Recre dominó, lógico, porque su rival le dejó esa iniciativa. Pero las jugadas del Decano fueron previsibles, fáciles de defender por la zaga nazarí, y sólo en algunas ligerezas del meta Rachveli el Recre pudo dar el susto.

Es verdad que Rubén Cruz, en dos ocasiones, ambas de cabeza, Morcillo, Irizo y Alberto Quiles remataron con cierto peligro y que, con un poco de más fortuna, alguna acaba en el portal granadino. Pero nadie podrá poner en duda que el triunfo final del cuadro visitante fue justo, merecido, fruto de un mejor trabajo, pese a ese acoso y derribo final del Decano, hecho siempre con mejores intenciones que acierto, que hizo imposible si quiera el empate. Tiempo de reflexión… y de reacción.

RECREATIVO: Nauzet Pérez; Óscar Ramírez, Diego Jiménez, Morcillo, Nano; Gustavo, Quique Rivero; Alberto Quiles, Gerard Vergé (Carlos Martínez, 58′), Isi Ros (Irizo, 73′); Chuli (Rubén Cruz, 58′).

RECREATIVO GRANADA: Rachveli; Pepe, Montoro, Héctor, Alberto López; Isi Gómez, Sebban; Mario Rodríguez, Viedman, Aranda; Rubén Sánchez.

Árbitro: Antonio Santos Pargaña (colegio de Sevilla). Mostró la cartulina amarilla a Isi Ros (55′), Rubén Cruz (60′), Diego Jiménez (61′), Gustavo (72′), Irizo (90′) y Nano (90′), por el Recre; y a Héctor (42′), Pepe (65′), Rachveli (77′), por el Recreativo Granada.

Goles: 0-1 (12′) Mario Rodríguez marca un sensacional gol, al rematar con clase desde el borde del área a la escuadra derecha del portal de Nauzet Pérez. 1-1 (14′) Gerard Vergé engancha un buen remate desde el borde del área, tras un rechace de la zaga nazarí. 1-2 (69′) Mario Rodríguez remacha desde cerca un centro desde la izquierda de Viedman en una buena contra del Recreativo Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la 11ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Colombino.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.