El San Roque de Lepe estrena entrenador con buena dosis de infortunio y derrota en Pozoblanco (2-0)

S. D. Mucho trabajo tiene por delante Antonio Fernández Rivadulla, nuevo entrenador del San Roque de Lepe, para revertir la situación que vive su equipo, agravada porque, en momentos puntuales de los partidos, se topa con dosis elevadas de infortunio. El caso es que la suma de todo, lo mejorable y lo inevitable, hicieron que el cuadro aurinegro perdiera (2-0) en Pozoblanco, para más inri, el día que la entidad cumplía 63 años.

Hasta el segundo gol del Pozoblanco, a los diez minutos de la reanudación, para nada el San Roque mereció ir perdiendo. Pero es el sino de este equipo. Bastó un error, o acierto del rival, para que el Pozoblanco, rival directo en la pelea por la permanencia, se pusiera por delante en el marcador. Zara, con un zapatazo desde muy lejos -demasiado para considerar su lanzamiento imparable-, colocó a los seis minutos el 1-0, que empezó a ser una losa.

De entrada, el nuevo técnico confió en la línea defensiva del inicio de la Liga, recuperó a Miguel Reina cumplida su sanción, y pudo contar con Abeledo, puede que uno de los brotes verdes de este equipo, por lo que hizo y promete.




Claro que todas esas buenas intenciones leperas quedaron cercenadas con el gol de Zara. El caso es que el guión del partido pudo ser peor, pues el Pozoblanco, en un cabezazo de Alain y un remate de Quique Roldán, pudo ampliar la renta.

Pasado el chaparrón, el San Roque comenzó a adueñarse del mando del partido, y Carrascosa, Abeledo y, ya al final, Azael, tuvieron en sus botas la posibilidad de empatar, e incluso de estar atinados, de colocarse por delante en el marcador. Pero como el San Roque no tiene gol, el partido llegó al descanso con ese 1-0, pero con la sensación de que el cuadro de Lepe podía arañar algo.

De sensación se pasó a pleno convencimiento de que el San Roque no iba a perder nada más comenzar el segundo tiempo. Monólogo del equipo aurinegro, encerrando al Pozoblanco en su campo, llegando con peligro y disfrutando de la ocasión que pudo cambiarlo todo. Jugadón de Camacho en el minuto 54, pase atrás y Abeledo remata al travesaño.

Mala suerte no, lo siguiente… porque lo siguiente fue una buena jugada del recién entrado Adriano, y remate mortal de necesidad de Zara: 2-0 y sanseacabó.

Porque por mucho que lo intentara el San Roque, con Manu Torres, Miguelito y al final David López como intento de revulsivo, el marcador ya no se movió, y eso que el equipo de Lepe, a arreones, volvió a encerrar a su rival -ahora ya sin ocasiones claras-, y el propio Pozoblanco, a la contra y con espacios, pudo hacer el tercero.

POZOBLANCO: Gonzalo; Ángel García, Medina, Curro Pérez, Santacruz, Alain, Iván Sánchez, Quique Roldán (Adriano, 52′), Valentín (David Reyes, 40′), León; Zara (Juanje, 80′).

SAN ROQUE: Robador; Leo Maloku, Javi Mérida, Beke, Azael; Joel (David López, 86′), Miguel Reina (Manu Torres, 60′), Carrascosa, Camacho, Fernandito (Miguelito, 73′), Abeledo.

Árbitro: Adrián Salinero González (colegio de Sevilla). Mostró la cartulina amarilla a Iván Sánchez, Ángel García, David Reyes y Juanje, por el Pozoblanco; y a Abeledo, Javi Mérida y Manu Torres, por el San Roque.

Goles: 1-0 (6′) Zara. 2-0 (55′) Zara.

Incidencias: Partido correspondiente a la 11ª jornada del grupo X de la Tercera División disputado en el Polideportivo Municipal de Pozoblanco.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.