Tráfico pone en marcha una campaña de vigilancia y control de furgonetas

0
15

Redacción. La Dirección General de Tráfico pone en marcha, desde hoy y hasta el próximo jueves 31 de octubre, una campaña de intensificación de la vigilancia de furgonetas así como de concienciación para los conductores de estos tipos de vehículos , con el fin de reducir la accidentalidad.

Este tipo de vehículo que se conduce con el mismo permiso de conducción que un turismo, pero con características diferentes y a pesar de no ser el tipo de vehículo más habitual que encontramos en carretera, tiene un peso importante, no solo económico, sino también en seguridad vial. En 2018, en la provincia de Huelva, de los 18 fallecidos en accidentes de circulación, dos eran ocupantes de furgonetas. Por este motivo y porque los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos se incrementaron en un 54% entre 2012 y 2017, pasando de 7.217 a 11.150, la DGT va a intensificar su vigilancia.

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico junto con el resto de policías autonómicas y municipales que se sumen a la campaña, comprobarán la velocidad, la documentación, tanto del vehículo como del conductor, la carga transportada y su adecuada estiva, las condiciones técnicas del vehículo, prestando una especial atención al correcto estado de los neumáticos, la presencia de alcohol y drogas al volante o, si se ha pasado la correspondiente ITV, cuestiones todas ellas muy directamente relacionadas con la seguridad vial.

Características de la accidentalidad 

La distracción es una de las principales causas de accidentalidad en furgonetas. En los accidentes mortales del año pasado, este factor estuvo presente en uno de cada tres accidentes. Otro de los factores de riesgo es la antigüedad del parque actual, más del 60% tienen más de 15 años, careciendo de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente, además de los problemas derivados del uso o falta de mantenimiento.




Junto a las distracciones, la velocidad inadecuada es otra de las principales causas de accidentes entre los conductores de furgonetas. El Reglamento General de Circulación establece la velocidad máxima a la que deben circular camiones y furgonetas

Las furgonetas y su peculiaridad

Conducir una furgoneta no es lo mismo que conducir un turismo. Sus características dinámicas y de utilización hacen que tanto su conducción como su accidentalidad sea diferente. Suelen ser utilizadas para transporte rápido de mercancías a cortas distancias, sobre todo en el ámbito urbano. El estilo de conducción de algunos de estos vehículos se aproxima más al de un turismo que al de un vehículo pesado de transporte de mercancías.

La normativa aplicable a los vehículos pesados de transporte de mercancías no lo es a los vehículos ligeros como son las furgonetas. El peso total de estos vehículos es 2 ó 3 veces más elevado que el de un turismo, hecho que afecta a la conducción y no siempre se tiene en cuenta.

Además del peso, la correcta sujeción de la carga es vital en caso de accidente, tanto para la persona que ocasiona el accidente como para los ocupantes de los otros vehículos implicados.

Las furgonetas y su incidencia en Huelva

En la provincia de Huelva tenemos un parque de 383.566 vehículos, según datos a 31/12/2018, de los que el 67% (256.343) son turismos. Los camiones y furgonetas representan un 14%, el parque es de (52.407). De los 18 fallecidos en accidentes de circulación en 2018, dos eran ocupantes de furgonetas, uno más que en 2017.

En la campaña de vigilancia y control que se realizó entre los días 26 a 29 de noviembre de 2018, la ATGC controló, 383 vehículos, detectando 33 infracciones, la mayor parte son infracciones en materia de documentación, ITV, seguro obligatorio, y otras cuestiones como el acondicionamiento y el exceso de carga.

Conclusiones

Los accidentes con furgonetas se han disparado en los últimos cinco años, con un incremento de un 41% y casi 1000 muertos. Posibles razones, gran número de autónomos, el boom del comercio electrónico y el aumento de automovilistas que alquilan una furgoneta sin tener preparación.

Es por esto que las furgonetas son objetivo específico de la DGT, cuya finalidad es el descenso de la siniestralidad a través de la concienciación.