El CR Bifesa Tartessos repite sus errores y cae en Sevilla ante el CR San Jerónimo (53-7)

Antonio Ramos. A la tercera no fue la vencida y el Bifesa Tartessos volvió a caer en su segundo desplazamiento de la temporada (53-7) ante un rival, el CR San Jerónimo, que supo materializar las ocasiones que tuvo dejando al equipo onubense sólo en el último puesto de la tabla.

Y no hizo un mal partido el equipo dirigido por Carmen Gracia, mejorando notablemente el despliege de juego y el control del oval durante los 80 minutos del encuentro; sin embargo, la victoria cayó del lado del equipo que supo materializar sus ocasiones y en eso el CR San Jerónimo no falló.

El encuentro en tierras hispalenses no comenzó mal para el XV del lince, con buena posesión del oval, jugando bien a la mano y sintiéndose cómodo sobre el terreno de juego, con un rival que sabe aprovechar sus oportunidades. Y lo hizo en cuanto tuvo ocasión con una melé ganada en el centro del campo en el minuto 3, una buena recuperación tras un golpe franco en el 7 y otro tanto desde la touch en el 11 lo que colocaba a los locales por delante a los locales con un parcial de 17-0 recién iniciado el juego.




Sin embargo, los mimbres en los que viene trabajando el club onubense se hicieron notar y el juego continuó pasando por sus manos con un buen despliegue y buena visión en las acometidas por ganar metros hacia la zona de ensayo rival, hasta que en una mala entrada el capitán de los linces, Alberto Pérez-Ventana, cayó lesionado siendo sustituido por Íñigo Biurrun, lo que provocó cierto desconcierto para nuevamente ser aprovecho instantes después por el San Jerónimo para volver a anotar.

Tras reponerse los onubenses, volvieron a tomar el control del juego y se plantaron en la línea de 5 metros de su rival concentrando las energías en las continuas fases que se repitieron sin que el oval lograse entrar en la zona de ensayo. Hasta que en un robo del equipo hispalense y con el equipo onubense al completo en ataque, los locales volvieron a aumentar su renta para irse, minutos después al descanso con un parcial a su favor de 29-0.

Tras la reanudación, el Bifesa Tartessos volvió a plantarse en terreno rival intentando romper la buena defensa blanquiverde que frenó constantemente los impulsos onubenses. No tardaron los hispalenses, sin embargo, en volver a aprovechar su efectividad para tras una patada en su propia línea de 22, plantarse en terreno onubense y anotar un nuevo ensayo que, esta vez sí, tuvo respuesta por parte tartéssica cuando tras una touch a 10 metros, Cirilo tomó el balón para anotar el ensayo a lo que se sumaría la transformación de Alejandro Garrido.

El ensayo dio alas a los linces lo que propició que el equipo adelantase líneas para buscar un nuevo ensayo lo más pronto posible. Una jugada arriesgada que le permitió ganar metros al ritmo de la intensidad marcada en el juego, pero que supuso, tras un nuevo robo, otro tanto para los locales que no se fueron del partido sin volver a anotar en el último minuto del encuentro para llevarse la victoria por un 53-7 definitivo. Un resultado que sirve para agua fresca para los locales y que hunde a los onubenses tras ver como su juego no tuvo respuesta en el marcador.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.