Mercedes

Felipe Gómez, investigador del CSIC-INTA: “Las singularidades del río Tinto han hecho que sea conocido a nivel mundial”

La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva organiza para el próximo 26 de octubre en Villarrasa una jornada fotográfica por el río Tinto que incluye una conferencia de este científico del Centro de Astrobiología. En esta entrevista, nos cuenta las ideas principales de su charla, que versará sobre el 'Río Tinto, Marte y la vida extrema'.

El río Tinto, un paisaje único de Huelva. / Foto: Felipe Gómez.

M. P. D. No cabe duda de que el río Tinto es toda una seña de identidad de la provincia de Huelva y, más concretamente, de espacios como la Cuenca Minera o la comarca del Condado. Su belleza, singularidad y características lo convierten en un entorno único desde el punto de vista paisajístico y medio ambiental, de ahí que haya sido declarado ‘Paisaje Protegido’, debido a la acidez de sus aguas, con alto contenido en sales ferruginosas, que le confieren una gama de colores rojizos que le dan su peculiar aspecto. Además, esa acidez hace que no exista la clásica vegetación de ribera en sus bordes y que sus orillas tengan unos colores ocres que le dan un aspecto de otro mundo. Unos datos que, como sabemos, han llevado a la NASA a investigar sus aguas por su importante parecido con el planeta Marte.

Cartel de la actividad.

Por este motivo, para dar a conocer estas singularidades y difundir los valores del río Tinto como escenario de producciones audiovisuales y como un recurso turístico de primer nivel, la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva ha organizado para el próximo 26 de octubre en Villarrasa una jornada fotográfica por el río Tinto, así como un concurso fotográfico posterior, abierto a todas las personas interesadas. Si es así, te mostramos las bases del concursohttp://www.mancondado.com/export/sites/mancondado/es/.galleries/imagenes-eventos/eventos-2019/Bases-concurso-fotografico-del-rio-Tinto.pdf

Una actividad que, además de una práctica guiada en el Puente Gadea y un taller fotográfico teórico-práctico sobre el río Tinto, contará con dos charlas. Una de ellas tratará sobre ‘Fotografía de paisaje adaptada al entorno’ y otra titulada ‘Río Tinto, Marte y la vida extrema’, que será impartida por Felipe Gómez Gómez, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), asociado NASA Astrobology Institute y miembro del equipo científico de las misiones de la NASA MSL-Curisosity y Mars2020.




Entrevistamos al experto en el río Tinto Felipe Gómez Gómez.

Se trata, por tanto, de una interesante conferencia que hemos querido conocer con más detalle a través de esta entrevista realizada a Felipe Gómez Gómez como experto en el río Tinto. No en vano, es científico sénior en el Centro de Astrobiología (CAB) en Madrid, donde es jefe del departamento de Planetología y Habitabilidad, jefe del Laboratorio de Extremofilia, miembro del equipo científico de la misión MSL-Curiosity y co-investigador de la futura misión a Marte (Mars 2020).

A lo largo de su trayectoria, el trabajo de investigación de este científico se ha centrado en el estudio de entornos extremos, límites de vida y, por extrapolación, el desarrollo del potencial de habitabilidad en entornos adversos. Siendo así, ha participado en misiones espaciales de exploración de Marte para buscar rastros de vida y estudiar el potencial de habitabilidad del planeta rojo. Actualmente, forma parte del equipo científico (coinvestigador) del instrumento Rover Environmental Monitoring Station (REMS) a bordo del rover NASA Curiosity-MSL, que está estudiando la superficie de Marte en este momento. En concreto, el Dr. Gómez es Co-I del instrumento MEDA que estará a bordo de la misión Mars2020 de la NASA a Marte.




Ha participado en los estudios sobre Marte en el río Tinto.

Del mismo modo, también ha formado parte del equipo científico de varias campañas de interés astrobiológico en el estudio de diferentes entornos extremos. El proyecto M.A.R.T.E. (Mars Analogue Research and Technology Development) comenzó en 2003 y se extendió hasta 2006. Su investigadora principal fue la Dra. Carol Stocker, del Centro de Investigación Ames de la NASA. Este proyecto fue financiado por la NASA dentro del programa ASTEP de la NASA para el desarrollo de tecnología para futuras misiones espaciales, siendo desarrollado con la colaboración de varias instituciones en los Estados Unidos y CAB. Consistió en el estudio del ambiente subterráneo de la zona de origen del río Tinto, donde se realizaron varias perforaciones (160 m de profundidad) hasta llegar a la zona anóxica aislada de la superficie. El objetivo final del programa era el diseño y desarrollo de una plataforma automática para perforar sin intervención humana directa (perforación automática) en la superficie de Marte. Este proyecto fue el comienzo de la investigación sobre el desarrollo de instrumentos de perforación automática para este propósito. Se desarrolló en tres fases: primer y segundo año con perforaciones no automáticas y estudio “in situ” de las muestras que se obtuvieron en tiempo real. En el tercer año, se implementó la plataforma automática.

Una bella imagen del río Tinto.

Otro proyecto de ambientes extremos con interés astrobiológico fue la campaña internacional para estudiar la zona de origen de Tinto en el marco del proyecto CAREX. Este proyecto fue un 7PM de la Comisión Europea para el estudio de ambientes extremos. Se diseñó una campaña de aproximación utilizando diferentes técnicas de estudio (Raman, Mossbauer), aportadas por diferentes equipos internacionales que estudiaron intensamente las mismas muestras (Gómez et al., 2011).

Como se puede comprobar, este científico cuenta con una extraordinaria trayectoria que lo convierte en todo un experto en el río Tinto y su entorno, tal y como pone de manifiesto en esta entrevista.    

Un paisaje casi marciano. / Foto: ETB.

-Felipe, de todos los trabajos que ha desarrollado sobre el río Tinto, ¿cuáles destacaría?
-Llevo años investigando el río Tinto. Comencé en el Grupo del Dr. Ricardo Amils. Posteriormente colaboré con el proyecto MARTE, dirigido por la Dra. Carol Stoker de Ames Research Center en California. He seguido desarrollando investigaciones en el río en el marco de distintos proyectos, tanto nacionales como internacionales, y colaboraciones con científicos extranjeros donde hemos seguido estudiando el entorno del río Tinto. Y he participado en varias campañas de simulación de misiones a Marte en el entorno de río Tinto con astronautas para la prueba y desarrollo de trajes espaciales y de Rovers para usar en futuras misiones tripuladas a Marte.

Felipe Gómez mostrará las peculiaridades del río Tinto y su analogía con Marte.

-En unos días lo veremos en Huelva en la jornada organizada por la Mancomunidad de Desarrollo del Condado de Huelva. ¿Cuál será el cometido de su conferencia?
-En la conferencia presentaré las singularidades de río Tinto y haré una comparativa de sus características extremas que le hacen un análogo terrestre al planeta Marte. Hablaré de los límites de la vida y de las posibilidades de que exista vida en Marte.

-¿Qué singularidades destacará del río Tinto?
-El río es único por su pH, en torno a 2 de media, y por contener en solución altas concentraciones de metales. En el caso del hierro puede llegar a varios gramos por litro, por ejemplo. El hierro en su estado oxidado es de color rojo, aportando ese color tan característico de las aguas del río.

Una imagen del planeta Marte. / Foto: pixabay.

-¿Qué similitudes tiene el río con Marte?
-Otra de las particularidades a destacar del río Tinto es la presencia de Jarosita, un mineral de color marrón-ocre que fue encontrado por el Rober Opportunity de la NASA en Marte. Este mineral se sintetiza y precipita en entornos como el río Tinto, donde existe agua, esa agua es ácida y está cargada en metales. Por tanto, el hecho de encontrarlo en Marte nos decía que, en el pasado, en esas zonas de Marte, existió un río Tinto.

Una de las inquietantes imágenes del río Tinto recogida por la Nasa. / Foto: msn.com. Autor: Diego López Álvarez/Solent News/Rex Feautres.

-¿Por qué cree que llama tanto la atención todo lo relacionado con el río Tinto?
-Por ser un ambiente extremo de origen natural donde, además, hemos podido demostrar la presencia de vida acidófila. Bacterias acidófilas, que les gusta el ácido, crecen y transforman la pirita de la zona para desarrollarse y crecer. Al mismo tiempo, están produciendo los compuestos que hacen que el río sea como es en la actualidad. El hecho de que se hagan colaboraciones con la NASA para los estudios de Marte es un atractivo añadido, que lo hace interesante también desde el punto de vista de la investigación espacial.

Otra de las imágenes de la Nasa. / Foto: msn.com. Autor: Diego López Álvarez/Solent News/Rex Feautres.

-¿Está trabajando en algún otro proyecto relacionado con el río?
-Sí, sigo muy interesado por cada uno de los nichos ecológicos que caracterizan el río. Por ejemplo, ahora estoy estudiando la bio-películas que forman la superficie roja de las rocas. Esas rocas redondeadas, muy brillantes y rojas, que suelen estar en los bordes del río, han resultado ser un ecosistema muy interesante.

-¿Volverá el Centro de Astrobiología a la Cuenca Minera?
-Estamos de forma habitual en el río. Seguimos estudiándolo y desarrollando nuestros proyectos en él. Y seguiremos visitándolo, claro.

Una de las pruebas del Centro de Astrobiología en el río.

-Para terminar, ¿animamos a los onubenses a disfrutar de la conferencia?
-Será una conferencia divulgativa en el entorno del curso / certamen fotográfico que organiza la Mancomunidad. Por tanto, veremos imágenes bonitas, interesantes y será muy accesible a todo tipo de público. Animo a todo aquel que esté interesado por la ciencia que se hace en el río Tinto a que asista. Presentaremos resultados novedosos.

Durante la conferencia se mostrarán imágenes bonitas que merecen la pena.

-¿Algo más que le gustaría destacar?
-Solo añadir que el entorno del río Tinto es muy particular, que, a través de las investigaciones científicas que se han desarrollado en él, ha sido finalmente conocido a nivel mundial y que, dadas sus particularidades, merece la pena seguir siendo, no solo estudiado, si no tenido en cuenta en la zona como un patrimonio propio digno de mantener.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.