Mini

La Escuela Municipal de Equitación de Puebla de Guzmán comienza nuevo curso con récord de matriculados

En una localidad con tal veneración al mundo del caballo, esta escuela, con el apoyo decidido del Ayuntamiento, se ha consolidado de tal manera que comenzó con 33 alumnos y en su cuarta edición formará a unos 140 aficionados. Todos esperan aprender del jinete local José María Cruz, Doble Campeón de Europa de Doma Vaquera y director de este centro.

Un pueblo con gran adición al mundo del caballo.

HBN. Puebla de Guzmán es una localidad de gran tradición ecuestre, en la que siempre se ha venerado el mundo del caballo. La gran cantidad de equinos en la zona y el hecho de que el camino a la romería se haga normalmente a caballo, hacen que la mayoría de los vecinos posean un ejemplar o al menos tengan esa afición. Es por ello que, hace unos años, el Ayuntamiento, con la colaboración de la Asociación Hípico Cultural del Andévalo, dieron respuesta a la gran demanda y fundaron esta Escuela Municipal de Equitación, que contó con gran éxito desde sus inicios. A una semana de estrenar su cuarta edición, el director del centro José María Cruz, ve cómo este proyecto alcanza cada vez más notoriedad, al pasar de 33 alumnos en la primera edición a más de 140 solicitudes, contando incluso con personas en reserva.

Puebla de Guzmán cuenta con su propia Escuela Municipal de Equitación.
Puebla de Guzmán cuenta con su propia Escuela Municipal de Equitación.

Precisamente la persona del director y docente es uno de los principales atrayentes, ya que se trata de un conocido jinete, Doble Campeón de Europa de Doma Vaquera, que ofrece a sus alumnos una formación de calidad. Junto a su figura, otro de los puntos fuertes de esta escuela son sus instalaciones, con dos pistas de grandes dimensiones. Posee una exterior de más de 75 metros y otra interior de unos 65. Una zona extensa en la que los alumnos pueden practicar su afición hasta, incluso, profesionalizarse. Además, cuenta con unas 30 cuadras y varias aulas para impartir las clases teóricas. Precisamente, el Ayuntamiento ha adquirido el compromiso de techar la Pista Hípica La Fuentecilla.

A esta escuela acuden personas de diversas edades y niveles, por lo que los grupos se adaptan a las necesidades de los alumnos. Así, podemos encontrarnos a niños que llevan desde pequeños montando a caballo y que incluso compiten, pero también a adultos que nunca se han subido a un caballo.




Sus instalaciones atraen a numerosos alumnos.

Tal y como nos cuenta Cruz: “Tenemos entre nuestros alumnos a un campeón de Andalucía y bronce de España, pero también a muchos en nivel de iniciación”. Entre pista y aula se imparte, sobre todo, doma general, doma clásica y en nivel avanzado la doma vaquera, la disciplina que más gusta en nuestra provincia. Este año, como novedad, han incluido la enseñanza de modalidades como galope y salto, para prestar una formación aún más completa a sus jinetes. Entre sus proyectos a largo plazo se contempla el techado de la pista central, algo que aportaría un valor añadido a la escuela, una pista de grandes dimensiones disponible todo el año.

En torno a unos 140 alumnos comenzarán la próxima semana a formarse para profesionalizar su afición. Desde niños de 5 años hasta adultos de 40 o 50 años se dan cita en Puebla de Guzmán procedentes de diferentes puntos de la provincia y con niveles también muy diversos. En este caso la edad engaña, ya que según nos cuenta el director: “hay niños pequeños con un nivel muy avanzado, que traen sus propios caballos e incluso ya compiten, y por otro lado también te encuentras a personas adultas que quieren comenzar a montar, por ello nos adaptamos siempre al nivel de nuestros alumnos”. Es fácilmente comprobable el auge exponencial de la demanda de esta formación, y es que en menos de 4 años se ha oscilado de 33 alumnos y a 140 con algunos en reserva. Esto se debe a la consolidación de la escuela, que ha hecho que cada vez sea más conocida y que muchos acudan para aprender a montar y poder hacerlo en romería.




Así, este año se han superado las 140 solicitudes.

Para celebrar el fin de curso los alumnos muestran lo aprendido pero además tienen la oportunidad de hacerlo ante el pueblo durante la feria de agosto, y es que la mayoría de los participantes de la exhibición ecuestre anual son alumnos de la escuela. Una formación de calidad para todos los aficionados al mundo del caballo del Andévalo y el resto de la provincia, que encuentran en Puebla de Guzmán el mejor lugar para aprender a montar. 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.