Mercedes

El moguereño Juan Jesús Gómez nos cuenta su experiencia como desarrollador web en el diario ‘The Wall Street Journal’ de Nueva York

Después de trabajar en El Mundo o El País, este onubense dio el salto a Estados Unidos hace más de tres años para insertarse en la plantilla de Univisión, la principal televisión americana de habla hispana. Una experiencia enriquecedora tras la que, en la actualidad, está cumpliendo un sueño al formar parte de este diario neoyorquino, que cuenta con más de un siglo de historia y tiene 37 premios Pulitzer.

Juan Jesús se encuentra en Nueva York, trabajando en el diario ‘The Wall Street Journal’. / En la imagen, en la conocida Time Square.

Mari Paz Díaz. El nombre de Juan Jesús Gómez Hinestrosa no es ajeno a Huelva Buenas Noticias. Conocimos a este desarrollador y diseñador web de Moguer en el año 2017 cuando se encontraba en Miami, hasta donde se había marchado para formar parte del Departamento de Noticias en Internet de Univisión, el canal de televisión en lengua española más importante de Estados Unidos. En Miami, después de trabajar durante veinte años en España en proyectos como Soitu.es, así como los diarios El Mundo y El País, este onubense tuvo la oportunidad de desarrollar una herramienta para ver el eclipse de sol de agosto de ese año, una aplicación que tuvo un gran éxito. 

Juan Jesús, con sus compañeros en la entrega del Premio Ortega y Gasset.

Un año después, este onubense regresaba a España para recoger, junto con otro grupo de profesionales, el Premio Hillman 2018 para el Periodismo Web, un galardón que se otorga desde 1950 con el objetivo de “honrar el periodismo de investigación y el comentario al servicio del bien común. Los ganadores ejemplifican la excelencia periodística, la habilidad de contar historias y el impacto de la justicia social”. El jurado reconocía el trabajo titulado ‘De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericano’, un proyecto conjunto de Univisión Newss con el portal El Faro, de El Salvador, en el que había participado Juan Jesús.

Su primer trabajo en Estados Unidos fue en Miami. / En la imagen, en la Sexta Avenida.

Junto a este reconocimiento, posteriormente, el moguereño se desplazaba de nuevo a España para recoger en Madrid otro galardón, el Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2018, en la categoría de mejor Cobertura Multimedia, por el podcast ‘Mejor vete, Cristina’, publicado por Univisión Noticias, de Miami, realizado por la periodista Inger Díaz Barriga, con la que trabajaba Juan Jesús. El Premio Ortega Gasset es un reconocimiento creado en 1984 por el diario El País. Y es que el perfil de Juanje, como le conocen sus familiares y amigos, combina habilidades artísticas y técnicas. De hecho, en Univision Noticias Digital realizaba proyectos especiales.




Recientemente se ha trasladado a Nueva York. / Foto: Vista de Manhattan desde Bryant Park.

Miami fue un destino de ensueño desde el que ha dado el salto a Nueva York, donde ahora está viviendo otro momento clave en su carrera al encontrarse trabajando para el mítico The Wall Street Journal, una cabecera referente para cualquier profesional de la comunicación. Sí, todo un logro para este moguereño que está disfrutando mucho con esta nueva experiencia en el corazón del periodismo moderno. Unas vivencias muy intensas con las que Juan Jesús está experimentando un auténtico sueño, tal y como nos cuenta en esta entrevista.

Vista de Manhattan desde el Puente de Brooklyn.

-Juan Jesús, ahora te encuentras en Nueva York. ¿Cómo está siendo esta nueva experiencia?
-Estoy adaptándome a la vida en la gran ciudad, aprendiendo en mi nuevo trabajo y de mis compañeros, además de mejorando el inglés -esta vez a bofetadas- y, sobre todo, haciendo amigos. Cuando llegas a una edad es mucho más difícil hacer nuevas amistades, a no ser que encuentres a alguien que esté en tu misma situación. La gente tiene ya sus círculos sociales formados y no se suele mover de ahí, pero Nueva York es una ciudad en la que hay muchas personas con tus mismas circunstancias.




Redacción de ‘The Wall Street Journal’.

-¿Cómo te ha surgido esta oportunidad de trabajar en el mítico ‘The Wall Street Journal’?
-Mi etapa en Miami y Univision fue increíble. Es uno de los mejores lugares en los que he trabajado en mi vida. Hice muy buenos amigos, aprendí muchísimo y, sobre todo, tuve el privilegio de sacar adelante proyectos con excelentes profesionales. Pero, últimamente, sentía que era mi momento para cambiar de aires. Mi ciudad ideal para eso era Nueva York, así que después de pasar mis primeras vacaciones largas en España decidí mandar mi solicitud a una oferta de empleo que había visto en The Wall Street Journal. Me hicieron varias entrevistas por videollamada y teléfono mientras aún estaba en Miami y, al final, me hicieron la oferta.

El moguereño, en el muro con los Premios Pulitzer de ‘The Wall Street Journal’.

-¿Cómo es trabajar en uno de los mejores periódicos del mundo?
-Formar parte de un medio con más de 100 años de antigüedad, que atesora 37 premios Pulitzer (los Oscar del periodismo), es un privilegio que aún a día de hoy me cuesta creer. The Wall Street Journal es una marca reconocida en todo el mundo y es muy respetada, algo, desde luego, que impone muchísimo y, en cierta manera, da un poco de miedo. Hay pocos nombres de medios de comunicación que puedas mencionar en Nueva York, Shanghái o Huelva y ser reconocidos.

-¿Cuál es tu labor en el rotativo?
-Formo parte de un equipo que se dedica a diseñar y desarrollar herramientas que facilitan la labor a los periodistas y que les ayudan a publicar la información de una manera vistosa y fácil de consumir. Existen muchos procesos para ellos que aún están envueltos en demasiada complicación y tecnología. Nosotros nos encargamos de que, tanto la elaboración como presentación de contenido, sea más fácil y puedan ser más independientes. Después de todo, uno de los pilares en el mundo de las noticias es la rapidez, y no queremos que la tecnología sea algo que se interponga en el camino de hacer llegar la información a los lectores de la mejor manera.

Vista de su calle, situada en el barrio de Harlem, al norte de Manhattan.

-¿Cómo es vivir en Nueva York?
-Nueva York es una ciudad dura, pero muy recompensante al mismo tiempo, como resultan ser todas las cosas buenas. Cuando mucha gente vive en un mismo sitio a la vez es normal que todo sea un poco más complicado, pero, a la vez, también es mucho más emocionante. Aunque aquí mucha gente habla español, el idioma es definitivamente un reto. Pero, precisamente, por eso estoy aquí.

Time Square de noche.

-¿Te has adaptado bien? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?
Sí, creo que me estoy adaptando bien. Yo partía con ventaja porque viví durante una larga temporada en el Madrid y experimenté lo que es vivir en una gran ciudad. Me ha sorprendido que la gente aquí es muy abierta. La mayor diferencia con la capital de España que noto aquí es que, además de encontrar gente de todas las partes de Estados Unidos, hay muchísima gente que vienen de otros países. La mezcla, al final, convierte todo en una experiencia muy interesante y enriquecedora.

Skyline desde el lago de Central Park.

-¿Hasta cuándo tienes previsto estar ahí?
-Pues es que acabo de llegar y aún estoy asimilando toda esta nueva situación. De momento, no tengo planes de irme a ningún sitio. Estoy muy contento aquí, en el trabajo y en la ciudad.

Está viviendo un sueño. / Foto: Vista de Manhattan desde Brooklyn.

-¿Te has marcado algún objetivo?
-Mi objetivo es seguir mejorando mi inglés, seguir creándome un círculo social, aprender todo lo que pueda del trabajo y sacar el máximo partido a la ciudad.

-¿Algún sueño?
-Soy afortunado de poder decir que mi sueño lo vivo cada día.

Echa de menos la forma de vida de los españoles, a su familia y tomarse algo en la plaza del Marqués de Moguer tranquilamente.

-Para terminar, ¿qué es lo que más echas de menos de Moguer?
-De Moguer, Madrid y España echo de menos nuestras cosas propias que no encuentras en ningún sitio, como la comida y el modo de vida. Puede sonar a tópico, pero yo ya puedo hablar con conocimiento de causa después de 3 años y medio viviendo fuera de España. Los españoles tenemos una visión mucho más práctica de todo, con el resultado de que vivimos mucho mejor que en otros lugares del mundo, donde se supone que tienes más recursos económicos. De Moguer, concretamente, echo de menos a mis hermanos y sobrinos y, por supuesto, sentarme y tomarme tranquilamente algo en la plaza del Marqués. Y, de fuera de Moguer, echo en falta muchísimo a mis amigos, repartidos por Moguer, Huelva, Sevilla y Madrid, aunque afortunadamente el WhatsApp e Instagram ayuda mucho con esto.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.