El Recreativo saca rédito a su pegada para ganar en Mérida con un gol de Chuli en el último minuto (0-1)

0
76
Esta vez el trabajo en defensa del Recre tuvo el valor de tres puntos. / Foto: @Merida_AD.
Esta vez el trabajo en defensa del Recre tuvo el valor de tres puntos. / Foto: @Merida_AD.
Esta vez el trabajo en defensa del Recre tuvo el valor de tres puntos. / Foto: @Merida_AD.
Esta vez el trabajo en defensa del Recre tuvo el valor de tres puntos. / Foto: @Merida_AD.

P. Gamero. El desarrollo del partido invita a titular eso de ‘una victoria muy Chuli’, dado que el de Huelva fue quien hizo el gol. Pero habrá que dejarlo en el texto, porque en verdad, el Decano no hizo más que el Mérida por ganar el choque –si se apura en San Fernando mereció más-, pero esta vez sacó a relucir su pegada para, con un gol en el último minuto del tiempo añadido, lograr la primera victoria de la temporada a domicilio (0-1).

Que el Recre mejoró sus prestaciones defensivas fuera de casa fue evidente. Pero en partidos de mayor enjundia -por el rival- necesitará algo más para conseguir los tres puntos que, en los estertores, se llevó del estadio Romano. Bien está lo que bien acaba, pero durante algunos momentos dudó.



De salida tres cambios introdujo Alberto Monteagudo en el once del Recre con respecto al último encuentro: Cera, Gerard Vergé y Chuli reemplazaron a los lesionados Óscar Ramírez, Quique Rivero y Alfonso. Repitió la defensa de cuatro, con Sergio Jiménez y Gustavo como mediocentros, con una línea de tres por delante -Isi Ros, Alberto Quiles y Gerard Vergé-, y Chuli como referencia arriba.

En los primeros compases las buenas intenciones del Recre se tradujeron en un mayor control del juego y dos salidas a la contra con el denominador común de nacer en un robo de balón. Isi Ros fue el protagonista de la primera de esas acciones, pero su pase final, ya al borde del área local, no fue preciso y Alberto Quiles no pudo controlar (10′); más clara fue la ocasión siguiente, dos minutos después, en la que el mismo Quiles se llevó la pelota tras interceptarla Cera, ganó el área pero remató algo forzado saliendo la pelota fuera.



Tuvo que emplearse a fondo el Decano ante un equipo extremeño que no se arredró. / Foto: @Merida_AD.
Tuvo que emplearse a fondo el Decano ante un equipo extremeño que no se arredró. / Foto: @Merida_AD.

De ahí al final la historia del partido fue diferente. Aunque el Recre dispuso de otra buena oportunidad, en una incursión de Nano que remató a la red Chuli (31′), pero el asistente del colegiado levantó su bandera y Carralero Calvo decretó fuera de juego.

Cierto es que ya el Recre se estaba viendo superado por el Mérida, que en los últimos cinco minutos, encerró al Decano en su área y estuvo a punto de marcar en dos ocasiones, en un remate de Antonio Pino a la media vuelta que salió fuera por poco (41′), y con un disparo de Espinar, que obligó a Nauzet Pérez a rechazar (44′).



Curioso, pero la segunda parte no fue lo mejor del Recre. Un lanzamiento de falta de Nano, al que respondió muy bien Curro Harillo (66′), y un balón que a punto de quedar a merced del juvenil Fran, pero que la zaga local acabó despejando (76′), fueron los acercamientos más peligroso del Decano en este periodo, excepción hecha de la jugada que le dio la victoria.

Con demasiadas imprecisiones en los pases, sin poder construir jugadas de peligro, el Recre trabajó a destajo para no conceder atrás a un Mérida que, también dicho sea de paso, poco asustó a Nauzet Pérez. Sólo en una ocasión rozó el gol, y fue muy clara: un remate de cabeza de Diego del Castillo con el meta vendido que salió alto (86′).

La zaga albiazul esta vez dio menos concesiones en los 90 minutos. / Foto: @Merida_AD.
La zaga albiazul esta vez dio menos concesiones en los 90 minutos. / Foto: @Merida_AD.

En los compases finales, aunque el Recre amagó varias salidas a la contra ahora con Víctor Barroso como protagonista, y el Mérida a base de faltas laterales y un par de saques de esquina, movió el árbol de los nervios albiazules, el partido estaba condenado al empate sin goles. Pues no. Esta vez la moneda salió cara para el Recre, que en el último suspiro montó una contra con un pase de Víctor Barroso a Carlos Martínez, éste centró, y Chuli, donde tenía que estar, remató a la red para dar los tres puntos al Recre... y a su afición. Como quería Alberto Monteagudo.

MÉRIDA: Curro Harillo; Melchor, Álex Jiménez, Javi Chino, Héctor Martínez; José Gaspar (Cristo, 79′), Gonzalo Poley (Curro, 64′), Diego del Castillo, Santi Villa; Espinar, Antonio Pino (Dani Espina, 64′).

RECREATIVO: Nauzet Pérez; Cera, Diego Jiménez, Morcillo, Nano; Sergio Jiménez, Gustavo (Fran, 67′); Isi Ros (Víctor Barroso, 73′), Gerard Vergé (Carlos Martínez 86′), Alberto Quiles; Chuli.

Árbitro: Roberto Carralero Calvo (colegio de Madrid). Mostró la cartulina amarilla a Gonzalo Poley (37′), Melchor (45′), Espinar (51′) y Curro (91′), por el Mérida; y a Gustavo (9′) y el entrenador Alberto Monteagudo (32′), Sergio Jiménez (49′), Isi Ros (67′), Nano (91′) y Chuli (94′), por el Recreativo.

Gol: 0-1 (94′) Chuli remata a quemarropa dentro del área un centro de Carlos Martínez en una contra del Recreativo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 5ª jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el estadio Romano de Mérida, en la que estuvieron unas 4.000 personas. Unos 300 aficionados del Decano en las gradas.