El Recreativo curó sus heridas con un triunfo tan merecido como trabajado ante el UCAM Murcia (1-0)

0
219
Los jugadores del Recre celebran el gol anotado por Nano. / Foto: Captura imagen Teleonuba.
Los jugadores del Recre celebran el gol anotado por Nano. / Foto: Captura imagen Teleonuba.
Los jugadores del Recre celebran el gol anotado por Nano. / Foto: Captura imagen Teleonuba.
Los jugadores del Recre celebran el gol anotado por Nano. / Foto: Captura imagen Teleonuba.

P. Gamero. El fútbol es un estado de ánimos. Y el Recre debe estar contento. Porque qué mejor que ganar un partido para restañar heridas abiertas y que, de no cerrarlas, podrían provocar que la llamativa sangre alterara a todos.

Un gol, de falta de Nano en el primer tiempo, fue lo que le dio al Recreativo de Huelva su merecido y trabajado triunfo ante el UCAM Murcia, en un partido con aristas punzantes para el cuadro de Huelva, como las de ver como en apenas 25 minutos Óscar Ramírez y Quique Rivero se tenían que ir lesionados.

Quedó claro que cuando los jugadores se retiraron a los vestuarios en el tiempo de descanso ya habían pasado muchas cosas. La más importante, que el Recre por primera vez esta temporada comenzó un partido con ventaja, fruto de ese tanto de Nano. Pero también esas lesiones, que alteraron el rumbo normal de los acontecimientos.

De entrada Alberto Monteagudo, entrenador del Decano, había introducido dos modificaciones con respecto al once que dispuso -y no fue nada bien- en Villarrobledo. Diego Jiménez y Gustavo Quezada fueron las novedades, en detrimento de Borja García y Gerard Vergé.



Aunque en los primeros compases el UCAM Murcia asustó en dos acciones a balón parado, a poco que el Recre le tomó el pulso al partido se adueñó de la situación, dominando, y si bien las ocasiones no llegaron, al menos se le vio superior. Claro que la sucesión de jugadas desafortunadas iba a trastocar esos planes iniciales. Porque Óscar Ramírez al cuarto de hora se tuvo que retirar lesionado, al parecer por un problema muscular. Cera entró por él.

Lo peor vino después. Entradón de Hugo Álvarez al borde del área a Quique Rivero que sólo el colegiado Jerónimo Montes García-Navas entendió como amarilla. La acción era, sin ninguna duda, de roja y puede que hasta de denuncia en el Juzgado de Guardia.

Aunque Rivero al poco tiempo volvió al campo, estuvo apenas unos minutos, ya que se tuvo que retirar. Ya en ese momento el Recre estaba por delante en el marcador, porque Nano, en el lanzamiento de la falta, había hecho el 1-0.

A raíz del gol, y sobre todo de lo accidentado que estaba resultando el primer periodo, el Recre dio un paso atrás, o el UCAM hacía adelante. Tuvo el empate el cuadro de Murcia en una acción en la que Diego Jiménez, providencial, taponó un remate claro de Manu Justo (29′).

Pero fue sólo un espejismo. El Recre retomó el mando de las operaciones, y Alberto Quiles rozó el 2-0 en dos ocasiones. Una, a la media hora, con un remate de cabeza que se fue fuera por poco; y otra, a un minuto del final, con un disparo desde la frontal, que detuvo Iricibar. En el largo tiempo de añadido (5 minutos) no pasó nada, afortunadamente, pues en un par de ocasiones el Recre arriesgó mucho en el pase, y el UCAM estuvo muy cerca de aprovechar esos regalos.

Momento previo al lanzamiento de Nano, en la acción que significó el 1-0. / Foto: Captura imagen Teleonuba.
Momento previo al lanzamiento de Nano, en la acción que significó el 1-0. / Foto: Captura imagen Teleonuba.

En la segunda parte se sufrió, claro, pero más por el temor a lo que podía hacer el UCAM Murcia que de lo que de verdad hizo. Quiten un par de jugadas a balón parado, y un disparo final de Rafa de Vicente que repelió Nauzet, y poco más peligro de verdad creó el equipo murciano.

Puestos a contabilizar ocasiones, puede que el Recre tuviera más. Como bien pudieron atestiguarlo Alberto Quiles, Isi Ros, Chuli y ya al final otra vez Alberto Quiles. Cierto que entre todas esas acciones, la pelota estuvo más tiempo en poder del UCAM Murcia, dominó más y dejó entrever que podía hacer más. Esta vez no lo hizo porque la defensa del Recre anduvo firme, segura, sin fisuras, sin dar concesiones, y aguantando el tipo con entereza.

También jugó a favor del Decano que a los 72 minutos Gurdiel vio la segunda amarilla y el UCAM se quedó en inferioridad. Cierto que, pese a estar con uno menos, siguió insistiendo -no le quedó otra-, pero más por acumulación de hombres que de ideas, de ahí que la zaga y portero local salieran indemnes.

La realidad es que, incluso, a la contra, el Recre pudo/debió finiquitar el partido. No lo hizo y tuvo que sufrir con su gente el ataque a la desesperada final del equipo de Murcia, con el mencionado disparo de Rafa de Vicente que rechazó Nauzet, como mayor peligro.

Al final, los puntos se quedaron en casa. El Recre, por fin, deja su puerta a cero, y aunque cruza los dedos para que las lesiones de Óscar Ramírez y Quique Rivero no sean graves, celebra una victoria que vale para arreglar un poco el borrón de Villarrobledo.

RECREATIVO: Nauzet Pérez; Óscar Ramírez (Cera, 14′), Diego Jiménez, Morcillo, Nano; Sergio Jiménez, Isi Ros, Gustavo, Quique Rivero (Gerard Vergé, 25′), Alfonso (Chuli, 65′); Alberto Quiles.

UCAM MURCIA: Iricibar; Gurdiel, Hugo Álvarez, Vicente Romero, Viti; Chavero (Rafa de Vicente, 58′), Carlos López; Higón, Manu Justo (Barbosa, 58′), Mayoral (Cristian Perales, 68′); Aketxe.

Árbitro: Jerónimo Montes García-Navas (colegio madrileño). Expulsó por doble amonestación al defensa del UCAM Murcia, Gurdiel (57′ y 72′). Mostró la cartulina amarilla a Isi Ros (40′), Alberto Quiles (42′), Nauzet Pérez (81′), Nano (83′) y Gerard Vergé (89′), por el Recre; y a Hugo Álvarez (16′), por el equipo murciano.

Gol: 1-0 (20′). Nano marca al transformar un golpe franco.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada en el grupo IV de la Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Colombino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here