La sociedad onubense arropa al Teléfono de la Esperanza

0
229
Un momento del acto.
Un momento del acto.

HBN. Este martes, 10 de septiembre, se conmemoraba el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Como cada año, el Teléfono de la Esperanza se sumaba a esta iniciativa con una Campaña dirigida a la población en general, acercándose así a esta realidad para despojarla del estigma que la rodea, bajo el slogan: ‘YO TAMBIÉN SOY VULNERABLE’.

Mesa presidencial.

El acto público se celebraba en la Plaza de las Monjas, en la zona próxima a la Estatua de Colón, este mismo martes con un enorme éxito de público. El acto consistió en varias actividades, que incluyeron una mesa informativa, un collage, la lectura de un manifiesto y la entrega de premios del Concurso de Microrrelatos ‘Razones para vivir’, convocado por el Teléfono de la Esperanza y en el que han participado numerosos jóvenes de entre 11 y 15 años. 



El presidente del Teléfono de la Esperanza, Luis Benítez.

El presidente del Teléfono de la Esperanza en Huelva, Luis Benítez, ha querido dar las “GRACIAS a quienes nos arropasteis en el acto de visualización de este gravisimo problema de salud pública y nuestra enésima reivindicación de un PLAN NACIONAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO. Para nuestro TELEFONO DE LA ESPERANZA DE HUELVA, ha sido un antes y un después. La participación de los estudiantes con sus relatos de vida, cubrió de emoción la Plaza de las Monjas y la presencia de tanta gente engancha a la vida, nos dio fuerzas para seguir avanzando en esa misión tan maravillosa de seguir poniendo luz en quiénes, por el momento, viven ocultos en horizontes de oscuridad”.

YO TAMBIÉN SOY VULNERABLE. Porque hablamos de prevención, no queremos fijarnos en cifras o en datos. Reducir el sufrimiento, de la naturaleza que sea, es una tarea que nos incumbe a todos. Creemos que, cuando hablamos de prevención del suicidio, es necesario tener en cuenta que todos los seres humanos somos vulnerables, sensibles al sufrimiento psicológico. Las más recientes técnicas psicoterapéuticas, enfatizan la importancia de reconocer el impacto que las experiencias difíciles de la vida tienen en nuestro psiquismo y, la importancia de abordarlas desde su reconocimiento y aceptación como paso previo para el cambio o la transformación.



La literatura científica especializada en la materia, habla de vulnerabilidad en este tema, relacionándola, entre otras circunstancias, con determinadas enfermedades mentales. Sin embargo, los datos estadísticos que manejamos en adolescentes y jóvenes nos indican que, en la mayoría de los casos, dentro de esta población, el deseo de morir surge como respuesta a una crisis vital, sin que haya un trastorno identificado de base. Dentro de la población en general, muchas personas pierden las ganas y el sentido de la vida cuando deben enfrentarse a una situación de dolor emocional intenso, vivido como intolerable y aparentemente interminable.

Porque Yo también soy vulnerable pretende movilizarnos, sensibilizarnos hacia el carácter universal del sufrimiento humano, destacar la importancia de reconocernos vulnerables como paso previo para pedir ayuda, para recibirla y para que suceda, cuando tenga que suceder, el proceso de cambio o transformación. En ocasiones, lo que nos queda es sostener y apoyar al que sufre cuando el impacto de las circunstancias no le permiten actualizar los recursos necesarios para hacerles frente.

Tras esa idea general, la campaña pretende trasladar a la población en general la importancia de trabajar juntos para paliar el sufrimiento psicológico.

Ø  El que se encuentra en una situación de vulnerabilidad, necesita sobreponerse a la dificultad y superarla, en alguna medida, en el acto de pedir ayuda.

Ø  El que no se encuentra viviendo un momento de dificultad, necesita superar su individualismo y prestar ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here