Mercedes

El proyecto ‘Dulcemente’ busca cambiar la vida de personas con problemas de salud mental con la fabricación y venta de mermeladas artesanales

Naranja amarga con poleo, fresas con laurel o arándanos con salvia son sólo algunos de los sugerentes sabores que está elaborando este grupo de personas con problemas de salud mental de la zona de Arroyomolinos de León. Un proyecto muy personal, impulsado por Sebas Molina, que antes ya llevó a cabo la idea 'Tomates Felices'. Ahora nos sorprende con esta propuesta culinaria 100% natural.

Sebas Molina, promotor del proyecto Tomates felices. /Foto Vanesa Nuñez, (Vanniedades es su página de Facebook).
Sebas Molina. / Foto Vanesa Núñez, (Vanniedades es su página de Facebook).

Mari Paz Díaz. Hace unos años conocimos una propuesta nacida en Arroyomolinos de León, dirigida a la inclusión laboral de personas con problemas de salud mental que fue todo un éxito. Una actividad en la que estaba implicado Sebastián Molina, un onubense natural de esta localidad serrana que, tras finalizar esta idea, ha iniciado otro programa con fines similares, pero aún más curioso si cabe.

Imagen de las Mermeladas Dulcemente.

Se trata de ‘Dulcemente‘, un proyecto que también trabaja por la inclusión laboral y el bienestar personal creando oportunidades a personas con problemas de salud mental de la Sierra de Aracena y la Comarca de Tentudía mediante la fabricación de mermeladas artesanales. Una idea cargada de creatividad que está teniendo una gran acogida, no sólo por su valor social, sino por el sabor de estos ricos productos, realizados con una materia prima totalmente natural y 100% sostenible. Y es que estas mermeladas se elaboran con hortalizas, hierbas aromáticas y frutas en los espacios del entorno en el que se enclava ‘Dulcemente’, teniendo como lugar de fabricación el Obrador de mermeladas Grande-Caballero, ubicado Arroyomolinos de León, en la antigua fragua de herrero que hace más de 70 años abrió Sebastián Grande-Caballero.

Sebas realiza una apuesta mucho más personal con ‘Dulcemente’.

Según nos explica Sebas Molina, impulsor del proyecto, “soy informático, pero siempre he estado vinculado al mundo del activismo social y al desarrollo de proyectos patrimoniales, medioambientales, etcétera, en el pueblo, en Arroyomolinos de León. Fue así cómo surgió la oportunidad de meterme en este tipo de ideas, primero en ‘Tomates Felices’ y, ahora, con una apuesta mucho más personal, como es ‘Dulcemente’, con la que estoy cambiando la vida de otras personas, al tiempo que cambio la mía propia”.




Las mermeladas ya han comenzado a distribuirse en los comercios de la zona.

Y es que Sebas, cuando acabó ‘Tomates Felices’, que se desarrolló entre 2015 y 2018, decidió continuar con su objetivo de luchar por la inclusión de personas con problemas mentales, pero esta vez a través de la elaboración y venta de recetas de mermeladas artesanales, realizadas con plantas aromáticas de la Sierra de Huelva. Mermeladas que han comenzado a distribuirse en los pequeños comercios de la zona y pronto, en cuanto tengan resueltos los trámites administrativos, se venderán en tiendas de la comarca serrana, así como en otros puntos de Sevilla y el sur de Badajoz.

Cultivando patatas dentro del proyecto.

Naranja amarga con poleo, fresas con laurel, membrillo con clavo, cebolla al vino tinto, tomate verde con romero, tomate rojo con albahaca, arándanos con salvia o calabaza a la pimienta son sólo algunos de los sugerentes sabores de mermelada que está elaborando este grupo de personas con problemas de salud mental de la zona. Por ello, Molina anima a todos los consumidores “a probar estas delicias cuando las vean en las tiendas, porque están muy buenas y apetecen a cualquier hora del día, para desayunos, meriendas o acompañamientos. Y todo ello apoyando un proyecto social como este”.




Huerta experimental ‘La Represa’.

“A través de esta actividad se generan puestos de trabajo, pero también se fomentan otras ideas paralelas, como la creación de una escuela de familias cuidadoras, que permite dar herramientas y habilidades a las personas de la localidad de Arroyomolinos de León a través de sesiones. Una parte del proyecto a la que está acoplada la asociación Mutis de Santa Olalla del Cala, por lo que también beneficia a personas de Cala y el propio Santa Olalla“, explica Sebas.

Imagen del proyecto de ‘Escuelas de familias cuidadoras dulcemente’.

Es más, la iniciativa ha tenido tan buena acogida que, incluso, está participando en unos premios de la firma CINFA, que otorga hasta 50 reconocimientos a propuestas de carácter social, que recibirán un premio de 5.000 euros para desarrollar sus ideas, de ahí que ‘Dulcemente’ le gustaría ser uno de los ganadores para impulsar su actividad a partir de mediados de septiembre. De hecho, los usuarios pueden votar a la iniciativa a través del siguiente enlace a su candidatura para las ‘Escuelas de familias cuidadoras dulcemente’: 

https://contigo50ymas.cinfa.com/asociaciones-detalle-fase-2/?id=311

No se olviden de probar estas ricas mermeladas.

Siendo así, desde ‘Dulcemente’ piden a todos que les voten y apoyen esta actividad social, “porque es muy importante contar con respaldo en este entorno rural, donde no hay tantos recursos, porque conocemos la problemática de todas esas personas que su día a día es cuidar a otras personas y es importante que ellas también se cuiden a sí mismas y sepan cuidarse”.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.