Mini

Historia del Huelva F. C. (1913-1933)

El debut del Huelva F. C. se verificó el 12 de octubre de 1913, en el campo del Velódromo, contra el equipo reserva del Recreativo de Huelva. Los colores que identificaban al nuevo club eran el blanco en la camiseta y el negro en el pantalón.

Antonio José Martínez Navarro. En 1913 nació la Sociedad Deportiva Huelva F. C., que tomó este nombre como forma de expresar su vinculación con la capital. En sus inicios fue presidida por el notable deportista Antonio de Tellechea, antiguo jugador, auténtico as de los deportes, y directivo del primer equipo. Le acompañaban en la primera junta directiva personas tan relevantes en la ciudad como eran Manuel Gallardo, Rafael Guinea, Antonio Mancheño, José Navarro, Antonio Navas y el periodista y político José Ponce Bernal.

Los colores que identificaban al nuevo Club eran el blanco en la camiseta y el negro en el pantalón.

El debut del Huelva F. C. se verificó el 12 de octubre de 1913, en el campo del Velódromo, contra el equipo reserva del Recreativo de Huelva, equipo potente en el que se alineaban Alberto García, Mancheño, Arauz, Pepe Cortina, Marchena Ortigueira,  Celestino Mata, Pepe Bermúdez y otros jugadores de indudable técnica. El Huelva por su parte alineó en su primer partido contra el equipo propietario del terreno de juego, a Antonio Mancheño, Reyes, R. Gil, Antonio Guinea, R. Montes, Fernando Martínez, Núñez (B.), Núñez (F.), Núñez (J.) y R. Machuca.




Salió triunfante el Recreativo de Huelva por dos tantos a cero.

En sus primeros años, la mayoría de los componentes de su plantilla eran jugadores de buen nivel, alineándose incluso algún veterano recreativista que finalizaba en el Huelva F. C. su vida futbolística.

Sus rivales lo constituían, por ausencia de otros equipos en Huelva, el Recreativo y el personal de las tripulaciones de los barcos surtos en el puerto de Huelva.

Desde los primeros instantes, el Huelva se constituyó en vivero de jugadores para el Club Decano. Así, en un partido jugado el 12 de octubre de 1915 en el Velódromo entre el Huelva F. C. y el Recreativo, se alinearon con este último dos jugadores procedentes del primero: Celestino Núñez y Rafael Gil. Venció el Recreativo por 2 a 0. Pero detengámonos en este encuentro que contaba “La Provincia” al día siguiente:

<<Ayer a las nueve de la mañana se jugó un match de foot ball entre los equipos del Huelva F. C. y el segundo del Recreativo, alineándose ambos de esta forma: Real Club Recreativo: González Pérez, Román y Pineda, Niño, Vázquez y C. Mata; Cordero, Corsi, M. Gil, R. Gil y Morales, en tanto que el Huelva F. C. lo hacía con Mancheño, Reyes y Barroso, Lineros, A. González y Mendoza, Barrientos, Casa, Guinea, de la Corte y Araujo.

Después de bonitas jugadas se apuntaron los del Real un goal a cero por sus contrarios, terminando, con éste el primer tiempo. Luego, ya en el segundo, se vieron preciosas jugadas por parte de ambos equipos. En un gran córner que tiró Cordero remató muy bien Ramón Gil, finalizando el encuentro después de bonitas combinaciones con el resultado de dos goals por cero para el Recreativo>>.

En los años iniciales, la economía le imponía al Huelva F. C. muchas privaciones. Sus ingresos le venían de tres fuentes: la municipal (“La Provincia” del 31 de marzo de 1916):

<<Una comisión del Huelva balompié presidida por don Enrique Díaz visitó ayer el despacho del alcalde interesando el apoyo del ayuntamiento para los fines que persigue la asociación. El Sr. Muñoz Pérez ofreció hacer lo que estuviera de su parte a favor de la sociedad y donar a la misma un balón.

La comisión salió muy satisfecha de la entrevista con el alcalde>>,

2ª De algunos simpatizantes adinerados y 3ª como jugaba en un campo que no estaba cercado, el sistema de cobro que empleaba consistía en pasar una amplia sábana para que los espectadores depositaran en ella su aportación voluntaria que después se repartían entre los dos equipos contendientes.

Hagamos hincapié que si bien el Huelva jugaba sus partidos  en campos abiertos (frente a la Fábrica del Gas y Electricidad, la Pista o cualquier otro lugar con un mínimo de condiciones…) el Recreativo de Huelva le cedía galantemente la mayoría de las veces el Velódromo). Así, en el citado rectángulo de juego venció holgadamente a la Gimnástica el 9 de abril de 1916 (en este partido destacaba en el Huelva los nuevos elementos incorporados, Lineros y Fornalino y “La Provincia” advertía que en los descansos del partido no debían los espectadores invadir el campo de juego). Sigamos el partido a través de las referencias del diario “La Provincia” del 10 de abril de 1916:

 

<<Fútbol. El partido de ayer. Mala tarde fue la de ayer para el Gimnástico onubense. Iban por triunfos y obtuvieron derrotas a causa del poco juego que desarrollaron, debido acaso a la falta de aprendizaje.

Pensar que jugar un match de foot-ball es vestirse como un vistoso equipo y presentarse  ante público más o menos numeroso, pero inteligente, es pensar en los peces de colores.

Lo demuestra muy claramente el juego que hizo ayer tarde, que ni con mucho es el de foot-ball.

A nuestro juicio el juego del balompié, es como otro de sport. Pero todos tienen la inevitable necesidad de la colocación, alma poderosa contra la que debe tropezar siempre el adversario.

De este precisamente, adolece la Gimnástica, vimos momentos en los que con facilidad pudieron llegar a la meta del Huelva, acaso con probabilidad de shootar con probabilidades de éxito.

Pero la manía del juego individual, lo echaba todo por tierra dando lugar esto a que los del Huelva, se aprovecharon corriendo hacia la puerta de la Gimnástica lanzaron la pelota casi siempre con acceso.

Eso sí, el Huelva, se coloca off-side con tanta facilidad, que el referee Sr. Ramos –qué es superior- tuvo necesidad de pitar varias veces por mor de la colocación.

Señores: Pensar que eso de la colocación en los match es de tanta importancia, como la de dominar el balón, se comprobó hasta la saciedad ayer; muchas veces introdujeron los del Huelva la pelota en la puerta enemiga, pero no es menos verdad que por lo menos la mitad fueron declaradas jugadas antirreglamentarias.

El portero del Huelva, se portó en dos o tres ocasiones bien, de los backs, Gallardo y Fornalino, que es trabajador e inteligente; de los medios el centro del Huelva y Lineros de los otros  y de los delanteros el centro y las alas del Huelva.

Los de la Gimnástica deben “estudiar” para otra vez un poco más, pues la paliza de ayer fue desastrosa.

Para terminar, diremos que aparte de lo que ocurrió ayer en el Velódromo mientras el referee estuvo en el campo, debemos decir, que la fuerza que va allí a prestar su valioso concurso, debe prohibir que en el descanso, ningún aficionado se lance al campo, pues además de resultar feo, es un abuso que a nuestro entender puede corregirse sin grandes esfuerzos>>.

En el diario “La Provincia” del sábado 29 de abril de 1916 se anunciaba otro partido en el que los equipos participantes tratarían de llevarse una copa de plata:

<<En el campo de fútbol del Recreativo de Huelva se celebrará mañana domingo, a las 4 de la tarde, un interesante match de fútbol entre  el segundo team del mencionado club y el primero del Huelva F. C.

Los equipos se disputarán una magnífica copa de plata, regalo del Real Club Recreativo>>.

Resultó vencedor el equipo reserva del Recreativo de Huelva que le ganó por cuatro goles a dos llevándose la copa de plata que se disputaban. En “La Provincia” del 15 de julio de 1916 quedaba anunciado para los amantes del fútbol que cada día aumentaban de número el partido que se celebraría al día siguiente entre el Huelva C. F y la Gimnastica:

<<Mañana a las siete de la tarde, se jugará en el Velódromo un interesante partido entre los primeros equipos del Huelva, C. F. y de la Gimnástica; éste último se presenta bastante reforzado.

Entre los aficionados reina gran expectación por conocer el resultado del match que anunciamos>>.

La pequeña crónica del partido decía lo siguiente:

<<En el campo del Velódromo, 17 de julio de 1916, se celebró ayer un interesante partido de foot.-ball, entre las primeras fuerzas del Huelva F. C. C. y Sociedad Gimnástica Onubense.

Quedaron empatados a cero.

Acudieron a presenciar el partido numerosos aficionados>>.

En agosto de 1916, el Huelva, F. B. C., fortalecido por varios jugadores de otros equipos, fue parte integrante del programa de las Fiestas Colombinas enfrentándose en el Velódromo contra el Recreativo de Huelva al que venció.

En el diario “La Provincia” del día Mayor de las Fiestas Colombinas de 1916, 3 de Agosto, se enfrentaron el Huelva F. C. y el Gimnástico Onubense. El citado cauce informativo decía de este encuentro:

<<Esta tarde se ha celebrado en el campo del Real Club Recreativo, el anunciado match de foot-ball entre el primer equipo de este Club y otro seleccionado del Huelva, F. C. y la Gimnástica Onubense entre los cuales recordamos a Cádiz, Muñoz Pérez, Terrades, Montenegro, Adam, Villar, Pérez Ortiz, Cortina, Hernández, Bustamante, Castillo, Borrero, Fuentes, Hexamer y otros que sentimos no recordar.

El Velódromo presentaba animadísimo aspecto, viéndose en el sitio de preferencia muchas distinguidas señoras y bellísimas señoritas.

En el descanso la Banda del Regimiento de Granada interpretó escogidas composiciones.

Equipo de la selección: Barba, Reyes, Gallardo, Moya, Guinea, Lito, Martín, Olarte, Núñez (F. y J.) y Machuca.

Recreativo: Mendoza, Rodríguez, Montenegro, García, Mata (A), Ochoa de Mora, Artisant, Navarro (G), Montenegro (M), Daniels y Fuentes.

De referee actuó el Sr. Estrada.

Paco Núñez.

Montenegro.

2-1      Paco Núñez.

Que ganara el Huelva F. B. C. (vulgo Arenillas), gente que llevaba poco tiempo practicando el fútbol, hizo que le cayera a los integrantes del Recreativo una severa crítica.

El joven Estrada demostró nuevamente que es un referee de los buenos, a quien había que darle el título de indispensable>>.

(Continuará)







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.