Bmw

Cuando la estrella Rita Hayworth paseó por la calle Concepción

Creó un revuelo extraordinario en la ciudad, y su visita provocó numerosas anécdotas y curiosidades, algunas de las cuales se han transmitido en el tiempo.

Grupo junto a la estrella americana en el patio de la casa de El Litri, en la calle Rico. / Foto facilitada por Diego Lopa.

RFB. Aun estando en una esquina de Europa Huelva se encuentra en el mapa, ahora y antes. Han pasado por esta ciudad, por esta provincia, muchas celebridades de diversos ámbitos. Algunos más serios otros más propios de la ‘farándula’. Así mismo, y como hemos publicado en algún que otro artículo de HBN, nuestra provincia ha sido escenario de muchos rodajes cinematográficos. Hoy recordamos una visita singular, no profesional, realizada por la actriz mundial del momento, Rita Hayworth. Sobre la misma, que tuvo lugar el 21 y el 22 de octubre de 1952, hay algunas anécdotas y también ‘leyendas urbanas’ y, particularmente, una llamativa ausencia de cobertura por parte del medio de comunicación escrito de la época, el diario Odiel.

La famosa actriz en el Hall de la casa de Miguel Báez.

Nos preguntamos la razón y podría deberse o bien a un mutismo interesado por parte de la actriz y su entorno, o bien a una cierta ‘censura’ teniendo en cuenta el perfil de femme fatale de la popular intérprete cinematográfica y la época de encorsetamiento político y religioso. Teniendo en cuenta que se hicieron fotos de la visita la primera posibilidad habría que descartarla. Lo que es evidente es que si nos trasladáramos en el tiempo y ocurriese algo parecido hoy en día, por ejemplo la visita de Scarlett Johansson, Salma Hayek o Angelina Jolie, la cobertura mediática sería extraordinaria. La comparación es reseñable, porque hay que tener en cuenta que el impacto de entonces en la ciudad, en un mundo menos globalizado, debió ser mucho mayor que el de esta hipótesis que sugerimos para hoy en día.

En el burladero de la plaza de La Ruiza.

En el Odiel se publicó una noticia breve, con escasas líneas y en una página interior, sin ninguna foto. También en el ‘perfil del día’ una especie de editorial local, se hizo una limitada referencia a un curioso personaje, Bob Savage, empresario de espectáculos, cantante y actor de segundo nivel norteamericano, ex-coronel de aviación, que llevaba un tiempo detrás de Rita para tratar de ser correspondido en un amor expresado públicamente de forma rotunda. Le siguió a España en esta visita y el redactor del Odiel lo calificaba de un oportunista porque entendía que su comportamiento solo buscaba popularidad.




Posando junto al Litri, en La Ruiza.

La estrella americana, protagonista de la mítica escena de la bofetada a Glenn Ford en ‘Gilda’, visitó Huelva acompañada del conde de Villapadierna y un buen amigo que este tenía en nuestra ciudad, Manuel Tirado. Estuvieron en la casa de la calle Rico de Miguel Báez Espuny, Litri, y también en el Hotel Victoria tomando una copa. En la calle Concepción, centro social de la urbe, se produjo una verdadera aglomeración para ver a la americana. Hay diversas anéctotas, como indicábamos, aunque no podemos confirmar su veracidad. Entre ellas se encuentra la de un individuo conocido en la ciudad por su afición a estar en las bullas o aglomeraciones. Cuando Villapadierna y Tirado le preguntaron por su fijación en el seguimiento el les contestó: tengo que seguir manteniendo mi fama bien ganada de hombre de bullas.

Esta era la imagen de la calle Concepción por aquella época.

Angel Custodio Rebollo comentaba no hace mucho en este diario otra anécdota en relación al paseo por la calle Concepción. Según parece, un conocido comerciante onubense le dio a la actriz un manotazo en el trasero, con el consiguiente revuelo. La frase del comerciante fue; “una vez que Gilda ha venido a Huelva, no se podía escapar que yo le tocara el culo, porque eso ocurre solo  una vez en la vida”.




Diego Lopa también nos ha apuntado otra anécdota referida al citado Bob Savage. El américano trataba de conquistarla con gestos como el que ideó para una capea, alquilando una avioneta y llenándola de flores que pensaba tirarlas sobre la placita mientras se celebraba el festejo.

Imagen actual de la finca de La Ruiza.

Según Lopa las autoridades del aeropuerto de Sevilla prohibieron el despegue y las flores se marchitarón en un hangar. Otra versión, publicada en el ABC de Sevilla, indica que la avioneta si sobrevoló la provincia de Huelva buscando su destino, pero fue incapaz de localizar el tentadero.

Este festejo se llevó a cabo en la finca onubense de La Ruiza, cercana a la capital, en la que El Litri homenajeó de esta forma, lidiando reses, a la actriz del momento y otros invitados. La jornada anterior Rita estuvo en Huelva pero volvió al día siguiente tras pernoctar en Sevilla, en la suite 175 del Hotel Alfonso XIII. A los pocos días, Bob Savage hizo pública su renuncia a seguir cortejando a la dama. La frustración del festejo de la Ruiza tuvo probablemente mucho que ver.

Rita Hayworth (1918-1987) es uno de los mitos mas destacados de la historia del Cine, caracterizada por un glamour y exotismo venerado a lo largo de los tiempos. Ocupa el puesto 19º en la lista del American Film Institute de las grandes estrellas del Séptimo Arte y fue apodada «la diosa del amor» por la prensa rosa de su tiempo.

 

 










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.