Pedro Gil Mazo, Primitivo Lázaro, Juan Gil Zamora, Santiago Hierro o Rafael Alfaro Ros, personalidades ligadas a Punta Umbría

0
44
El cinema “San Fernando” unido umbilicalmente al cine en esta bella localidad  costera.
El cinema “San Fernando” unido umbilicalmente al cine en esta bella localidad  costera.

Antonio J. Martínez Navarro. Dejando atrás las numerosas personas españolas adineradas y un gran porcentaje de británicos que se trasladaban a pasar sus veranos a este lugar paradisíaco antes de 1950 y que no podemos ir detallando para no hacer interminable este trabajo de investigación, conviene que nos detengamos en peregrinación sentimental para recordar algunas personalidades, pido perdón por las inevitables omisiones, muy vinculadas con Punta Umbría.

Y miren ustedes por donde el que suscribe le cede el primer lugar de este pensamiento empezando por el gran pintor Pedro Gil-Mazo del que con su arte y su obra bendecida por las Musas del Arte podría llenar muchas páginas artísticas. Pedro  es uno de esos pintores  que ofrece materia para muchas crónicas. De hecho, en la Gran Enciclopedia de Huelva, tiene un hueco de honor bastante extenso.

Pedro Gil Mazo dejó un importante legado al pueblo de Punta Umbría.

Pocas veces tuvo el historiador que suscribe oportunidad de charlar una conversación pero ésta es la ocasión de cometer la indiscreción de contaros algo de nuestras relaciones en común: Así, un día, le solicité un dibujo para que figurara como portada en el aún inédito libro titulado “Tradición marinera de Huelva”. Una semana más tarde me dejaba un grabado magnífico donde se mezclan barcas, palomas, olejaje y otros ingredientes marinos con los que nos emocionaba Pedro y nos sigue emocionando en su legado. No me cobró ni una sola peseta y me hecho la promesa de que entre los numerosos libros, que Dios mediante tengo que publicar en un futuro inmediato, estará esta obra de la que me muestro orgulloso que figure en mi pinacoteca. ¡Ah! en otra muestra de altruismo el genial artista le hizo el anagrama a la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico Artístico de Huelva en 1984.

El compositor Primitivo Lázaro, entusiasta de P. Umbría.

El descendimiento de las olas del mar al bajar la marea, cuando se van retirando  hacia dentro la lindo que bordan las espumas en la arena; el disfrute que experimentaba el invidente compositor Primitivo Lázaro al recoger  lo que el mar iba dejando en la orilla de la playa, las verdes lamas, las algas esmeraldas, se acercaba a las rocas cubiertas de cangrejos, las conchas vacías le hacía estar disfrutando de la playa muchas horas del día en compañía de su inseparable esposa y admiradora de sus composiciones musicales Maruja Carrasco. Horas más tarde, en la privacidad de su hogar, sus dedos se deslizaban por el marfil y surgían las melodiosas notas de su Salve Marinera. Himno a la Virgen del Carmen escuchadas por todos los vecinos con gran deleite.  Este cariño de don Primitivo por Punta Umbría hizo que en el volumen biográfico del músico el historiador que suscribe a uno de los capítulos le titulara “Primitivo Lázaro junto a su mar de Punta Umbría” y en otro, se narra el accidente que acaeció con el hundimiento del suelo de la capilla de Nuestra Señora de Lourdes el día 5 de agosto de 1990.

Mis simpatías por Punta Umbría hicieron que este humilde servidor de la Historia se inflamara de atrevimiento poético y le dedicara estos poemas que bien merecerían que alguien les pusiera música:




                  Que cerca estoy de ti

            Aun el tiempo transcurrido

              ¡Oh, Punta Umbría gentil!

              Como tus recuerdos mil

               Iluminan mis sentidos.

                     Las de tus cien verdes calas

               Con sus barquitos veleros

               Y casitas con reverbero

               Que nívea cal engalanan

               ¡Oh, Punta, cómo te anhelo!

                       La de montañas de arena

               Que coronan verdes pinos

               Y el rumor que al alma llega

               De caracolas que suenan

               Como suena el mar tranquilo.

                      Tus marineros batallan

               Contra oleaje bravío,

                Por donde quiera que vayan

                Pregonan con recios bríos

                A la tarde las caballlas.

                      Rubia arena y rubio sol

               Y orillas que las olas besan

               Con fijo y eterno rubor…

               ¡Esa es Punta tu grandeza!

               ¡Eso es Punta tu esplendor!

Fernando Barranco, experto en Cartografía.
Fernando Barranco.

Los personajes de este capítulo son, algunos, trashumantes, iban y van en verano a Punta Umbría y se retiraban y retiran a fines de Septiembre. Continùa en esta brega, un hombre al que tuvimos el placer de entrevistar en Punta Umbría, en una lejana tarde de verano y cuya Historia Menuda apareció en las páginas de “Huelva Información” donde publiqué, a lo largo de cerca de treinta años, más de mil trabajos. Esta personalidad era Manuel Bernabé Flores, gran matemático, amante de Punta Umbría que, a su vez, tuvo con don Primitivo una amistad de mutuo afecto y simpatía y que siempre se mostraba apasionado hacia el insigne compositor.

Nos surgen otros nombres onubenses vinculados con Punta Umbría como los de Juan Gil Zamora, Santiago Hierro Domínguez y su señora (colaborador del diario Huelva Información, tan amante de Huelva como Punta Umbría y dentro de ésta última población costera no deja de admirar cada vez que llega a su lugar de residencia, frente a la “Canaleta”), Rafael Alfaro Ros (auténtico embajador de Huelva en la capital hispalense), Fernando Barranco, (literato, recreativista y de tanta brega laboral en el Ayuntamiento de Punta Umbría); Tomás Ramos Martín (tantos años acudiendo a la llamada de Punta Umbría); José María Segovia Azcárate, que tiene varios excelentes libros dedicados a ambas ciudades, en definitiva, un enamorado de Huelva y Punta…

(Continuará)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here