Mercedes

Victor Calviño, un onubense en Manchester con las velas desplegadas para dejarse llevar

Viajero incansable, en la localidad inglesa desarrolla una intensa labor profesional en el Banco de Nueva York Mellon, tras haber desempeñado muy variadas actividades en muy diversos sectores.

Victor, en su oficina de Manchester.

RFB. Crecer es un propósito vital irrenunciable. Hay gente que con su quehacer hacen esta consideración cristalina. Conocer, satisfacer la curiosidad innata ha sido para Victor Calviño una luz de faro en el horizonte que ha guiado su devenir. Constante, riguroso, honesto, sintiéndose a gusto por ejercer una educación exquisita, este onubense ‘britanizado’ combina dichos valores, que lo cualifican de forma objetiva, con la irrefrenable expresión del cariño hacia su gente, de aquí y de allí. Su recorrido lo comparte en estas líneas, asomándonos de su mano al balcón de una intensa vida fuera de Huelva, singladuras que no han dejado, por muy lejanas que aparentasen, que su corazón se haya alejado nunca de esta tierra que le vio nacer.

En uno de sus innumerables viajes, la India.

¿Dónde y qué estudiaste? ¿Qué querías ser de mayor?

Mis estudios primarios fueron en el Colegio Salesiano Cristo Sacerdote. La secundaria en el I.B. La Rábida. Licenciado en Derecho por la Universidad de Huelva y, finalmente, Master de Protocolo y Relaciones Institucionales por el Instituto Europeo de Madrid. Ya una vez en el Reino Unido, Post Graduado en Negocios Internacionales por la Manchester Business School. Nunca tuve claro lo que quería hacer así que me he dejado ir por donde la vida me ha ido llevando para ser honesto.




¿Cuándo sales por primera vez de Huelva al extranjero? ¿Por qué? ¿A dónde?

Mi primera vez fuera de España fue para ir a Bruselas y Luxemburgo a visitar las Instituciones Europeas. Un viaje organizado por el Colegio de Abogados de Huelva, cuando estaba haciendo el Curso de Practicas Jurídicas.




Ante torres de Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

¿Cuál fue tu experiencia entonces?

Una experiencia muy positiva. Era un grupo pequeño de estudiantes, pasamos unos cuatro o cinco días, creo recordar, visitándolo todo y teniendo encuentros con personas que trabajaban en la EU. Ya tenía idea de otros países por mi padre, por haber el viajado profesionalmente por todo mundo. Ahí me di cuenta que hay muchas cosas positivas que conocer en otros lugares. Otros puntos de mira, culturas, etc. Mi madre también había pasado temporadas de su infancia en Marruecos y ese espíritu aventurero por conocer otros sitios siempre me gusto. Fue un viaje académico, pero también en el fondo era para descubrir nuevos horizontes. El Derecho Comunitario en España estaba empezando a ser importante y esa fue una experiencia buena para conectar con esa nueva realidad e importancia del Derecho Europeo.

¿Cambió tu perspectiva de Huelva y de los onubenses al salir fuera? En su caso, ¿en qué sentido?

Sí, sin lugar a dudas, de una manera positiva. Mi padre como he dicho anteriormente ha viajado mucho y me había contado muchas experiencias de cuando estuvo en Japón, Argentina, USA, África, etc. Y lo que siempre me decía era que, aunque tenemos cosas buenas en Huelva en otros sitios, hay cosas excelentes también, por supuesto, sin menos valorar lo nuestro. Y me animo mucho a conocerlas. Me decía, sal de tu área de confort en Huelva y vete fuera. Tu madre y yo, la familia, estamos siempre aquí. Pero si no sales y conoces mundo serás un cateto toda tu vida. Mi madre también me ha animado mucho a emprender cosas nuevas y hacer cosas de una manera independiente, sin necesitar de nadie, en cuanto que cumplí 18 años al día siguiente me dijo que el carnet del coche era una obligación, que no lo dejara para adelante, que me iba a alegrar.

En Japón.

¿A qué te dedicas ahora? ¿Cómo has evolucionado profesionalmente?

Ahora me dedico a trabajar en algo en lo que nunca imagine. Por eso decía antes que hay que dejarse llevar por donde la vida te va ofreciendo y aprovechar todo lo positivo de cada lugar y situación. Trabajo en el Banco de Nueva York Mellon con sede en Manchester, Global Cash Operation Department. Es un banco custodio. No uno comercial como el que podemos ver en cualquier calle de nuestra ciudad. Mi departamento controla las incidencias del dinero que movemos alrededor del mundo para grandes fondos de inversión y gobiernos en monedas europeas (no solo Euros), Oriente Medio, África y Dólares Americanos. Llevo once años aquí. Somos unos mil quinientos empleados en diferentes departamentos, de todas partes del mundo. Anteriormente trabaje en otros sitios como el Midland Hotel, una institución en la ciudad. Sitio donde se fundó la Rolls Royce.En Inditex en la firma Massimo Dutti, siendo responsable para las tiendas de Manchester y Dublín. En el Consulado General de España en Manchester y finalmente en el banco.

Me encanta la flexibilidad y la libertad a la hora de acceder a un trabajo. Se valora mucho el método de aprendizaje que en España se ha perdido. Los aprendices. Entrar en una empresa sin experiencia y recibir la formación para desempeñar una tarea. Eso fue lo que me paso a mí en el banco pues no tenía ni idea de que iba el tema.

En Angkot Way, Camboya.

¿Cómo es tu vida cotidiana?

Pues como la cualquier persona normal. Me levanto muy temprano. Voy dando un paseo a la oficina pues vivo en el centro. En eso tengo mucha suerte, y no tengo que desplazarme como hora u hora y media en tren o en coche como otros compañeros. Suelo terminar sobre cinco o seis de la tarde dependiendo de la semana. Voy mucho a conciertos, tanto de musical actual como clásica. Aquí hay dos orquestas sinfónicas, muchos teatros, Opera, etc. Dependiendo de la agenda de los amigos, pues quedo con ellos, preparamos algo, etc. Suelo ir también algunos días a gimnasio y paseo muchísimo, que me encanta.

Y los fines de semana conozco ciudades cercanas o voy de citybreak a otras capitales europeas. La facilidad es que tenemos un aeropuerto que nos conecta bien y precios asequibles a muchos lugares. El inconveniente es que te tienes que organizar con tiempo para realizar cualquier cosa pues no se suele hacer algo “sobre la marcha”, se tiene una vida un poco más encorsetada.

Victor en Reykjavik, Islandia.

¿Qué ilusiones has cumplido?

No son ilusiones ad hoc, son experiencias que he acumulado y disfrutad muchísimo. Que si no hubiera estado fuera de Huelva, pues no hubiera podido vivirlas. Como trabajar en un Hotel de cinco estrellas y conocer de a presidentes de gobiernos, actores, Familia Real Inglesa, gente anónima muy interesantes, etc.  Trabajar en el Consulado o en una gran multinacional como es Inditex. Y ahora en un banco. Lo mejor de todo, es que aquí en el UK, puedes trabajar de camarero, después irte a un consulado, pasado un tiempo irte a un hotel, y cambiar a un banco sin que sea un problema. O trabajar en dos cosas totalmente dispares a la misma vez a tiempo parcial. La gente lo hace sin ningún problema.

A mí y mis hermanos desde pequeños mis padres, especialmente mi madre, nos inculcaron el ser autosuficientes con nuestros trabajos. Pues bien, en mis primeros años profesionales en Huelva yo trabajaba primero en un despacho de abogados y después en una notaría. Después de cumplir con mi trabajo “normal”, los fines de semanas ayudaba en el negocio familiar que todavía sigue abierto, Bar Casa A’polina.

En Inglaterra, donde reside.

Pues bien, yo era criticado, y llegue a escuchar algún que otro comentario como…. pues a este no le tiene que ir muy bien cuando está aquí, incluso algunos compañeros abogados con los que coincidía en el Juzgado y en la notoria cuando me veían en el bar los fines de semana, ya, después en la calle, ya no era lo mismo, era como si no fuera del mismo escalafón. En fin, eso me molestaba en un primer momento, pero con el tiempo (muy poco) me produjo hilaridad y me ha servido para ser más selectivo a la hora de cultivar amistades.

¿Cuáles te faltan por cumplir?

No estoy cerrado a nada todo lo positivo que la vida ofrezca encantado de abrazarlo. Y lo no tan positivo que venga, pues a capotearlo como se pueda, a tirar para adelante, y sacar los puntos buenos de la experiencia.

¿La gente es igual en todos los sitios del mundo, o hay diferencias?

He viajado por medio mundo. América, África, Europa, Asia. En definitiva, la gente de buena voluntad te la encuentras en todos lados, sin tener en cuenta, raza, religión, cultura, etc. Cada sitio tiene sus cosas buenas y malas. Y de todos lados se aprende algo, si vas con la mente abierta y no predeterminado de que solo lo tuyo es lo mejor.

En las carreras de caballos de su ciudad, en primavera.

¿A dónde te gustaría viajar que no hayas conocido aún?

Por suerte he viajado muchísimo y me quedan algunos sitios que visitar como por ejemplo China.

¿Cómo es Manchester? ¿Cómo son sus ciudadanos? ¿Cómo nos ven a los españoles?

Manchester es un crisol de culturas, razas y una ciudad muy viva. Ha evolucionado mucho desde que vine hace ya varios años. Está situada en el Noroeste de Inglaterra. Para situarnos mejor un poco más arriba de la mitad de la Isla que conforma el Reino Unido. Es la cuna de la Revolución Industrial, del movimiento de las sufragistas (voto femenino) y de la primera asociación vegetariana europea (Reverendo William Cowherd). Su Universidad es la más numerosa en números de estudiantes del país, muy prestigiosa, tiene alrededor de catorce Premios Nobel como profesores. El primer ordenador moderno se creó en su sede por Alan Turing el famoso matemático y creador también del algoritmo matemático que facilito descifrar los códigos de la maquina enigma alemana en la II Guerra Mundial. El último descubrimiento de los laboratorios de la universidad has sido el grafeno, que es la sustancia más delgada del mundo.

Mr Rolls and Mr Royce eran de aquí y fundaron su empresa para producir coches. Actualmente sus coches y motores aeronáuticos son los mejores del mundo. Como grupos musicales mundiales famosos cabe destacar Bee Gees, Oasis, The Smiths, Elbow, Stones Roses, Take That, etc son de Manchester. Anualmente se suelen vender millones de entradas para conciertos y espectáculos.

El onubense en Bath.

Tiene dos equipos de futbol en primera división el Manchester City y el Manchester United.

Sus ciudadanos son, como he dicho, de todas las partes del mundo. Y por lo general, a nosotros los españoles los británicos nos aman. Nos respetan y aprecian mucho. Tengo una amiga, que siempre bromea conmigo y me dice, Víctor el problema de Gibraltar se solucionaría de esta manera. Os devolvemos el Peñón y vosotros nos dais a cambio Tenerife. Les encanta nuestra comida, clima, vinos, etc.

¿Cómo se ve el Brexit en tu entorno? ¿En qué crees que quedará el asunto?

El Brexit no se sabe todavía en que quedara. Lo que si es cierto es que perdemos todos!!! Esos valores que los ingleses defendieron y lucharon en la Segunda Guerra Mundial para tener una Europa unida y en paz se han devaluado. En buena parte por la irresponsabilidad de políticos que hoy en día NO están a la altura. La política no puede ser, en general y muy a menudo últimamente, la sede de todo el que no sirve para hacer otra cosa. Gente manejando millonarios presupuestos y tomando decisiones sin experiencia y quilificación, que utilizan las masas para que su propio partido siga en la poltrona, no resolviendo los verdaderos problemas de la sociedad. En parte el Brexit es debido a hartazgo de la gente que ha visto, yo lo he visto también, como muchísimas personas han venido de otras partes del mundo sin control y a la postre abusando del sistema, poniendo en peligro el sistema de servicios sociales y sanitarios, por citar algunos.

En relación a nuestra situación de europeos en Reino Unido, si has vivido más de cinco años tienes el derecho de acceder a la nacionalidad. Si hay personas que no lo hicieron y las normas cambian ahora es problema de esas personas por no hacer lo que tenían que haber hecho en su tiempo. Realmente no creo que haya problemas para los que ya están asentados, con familia y con una vida ya hecha aquí. Ni tampoco creo que se verán afectados mucho los británicos que ya viven en España.

¿Huelva existe en el resto del mundo?

Desgraciadamente no, pues tenemos mucho potencial. Afortunadamente, también es bueno en cierto sentido que sea así, porque, se mantiene un poco más autóctona y genuina. Con sus pros y sus contras. Yo diría que es proporcional a lo que el resto del mundo existe en Huelva.

¿Qué te gusta más de Huelva? ¿Qué echas de menos? ¿Qué cambiarías?

Me gusta su luz, la calidez en general de las personas y su historia.  Echo de menos a mis padres, mi familia. Y que, inevitablemente, me he perdido y sigo perdiendo el día a día con ellos y con las personas a las que quiero. Pero eso es difícil de cambiar pues la vida, a no ser que la tengas resuelta, no siempre es factible hacer lo que te apetezca en cada momento. Cambiaría lo difícil que es encontrar un trabajo, que te lo paguen un sueldo digno y lo difícil que la juventud y los mayores de cuarenta y tantos lo tiene para salir del paro.

¿Crees que hay rasgos culturales significativos distintivos?

Si, cada país tiene su idiosincrasia. Cada región dentro de una nación es distinta. Que no es mejor ni peor, simplemente diferente. Allí donde estés: respeta, sigues las normas, y serás respetado. Lo mismo defiendo para los que vienen a nuestra tierra a buscarse un futuro mejor o simplemente a retirarse y tener una vejez en paz y feliz. Hay que sumar. Uno no se puede estar en un sitio todo el día quejándose, descontento o pretendiendo vivir igual que de dónde vienes e intentar que todo el mundo cambie para tu seguir igual en tu área de confort. Eso no va a pasar, y si lo intentas tendrás rechazo, y con razón. Es de sentido común que mi “casa” la administro yo, respeto que traigas bagaje de cosas buenas y las incorporo si son positivas, pero si vienes imponiendo lo que no es de recibo pues es cuando empieza esa ficticia integración que en ciertos sitios pasa. Siempre hay que sumar en positivo, respetando y aplicando el sentido común en cada situación. Si te quejas todo el día de todo, a lo mejor el problema eres tú, y tendrás que replantearte muchas cosas.

¿Vienes con frecuencia?

Suelo venir dos veces al año por dos semanas cada vez, y después, según como vaya la agenda.

¿Volverás?

No mehe ido del todo. ¡Pues vengo mucho!!! Ya, casi después de veinte años, llegas a ese punto donde te preguntas: ¿a dónde pertenezco? Cuando estoy en Huelva echo de menos muchos matices y cosas cotidianas de Inglaterra; también cuando estoy en Inglaterra, especialmente, cuando estoy recién llegado de las vacaciones añoras cosas de Huelva.

Eso nunca se sabe.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.