Bmw

Cuando Punta Umbría era considerada una barriada de Huelva

Antonio José Martínez Navarro nos trae un nuevo capítulo de las buenas relaciones que han mantenido ambas ciudades desde siempre. Un ejemplo de la colaboración mutua, que se centra en esta ocasión en los años 40 y 50 del pasado siglo XX.

La flota sureña en su lucha en los dominios de Neptuno.

Antonio J. Martínez Navarro. En 1933 ocurrió un drama en el lugar conocido en Punta Umbría como “La Canaleta”. Ciriaco González llegó el 20 de agosto del citado año, a aquel rincón idílico rincón de paz con el propósito de descansar deleitosamente de sus asuntos y preocupaciones y huir del ruido de la gran urbe barcelonesa. Estando en Punta Umbría  era natural que se fuera a la playa. Fue acompañado por varios niños  dispuestos a disfrutar ruidosamente de ella, con la sana alegría de vivir que sólo la gente menuda posee, pero fueron injustamente castigados por el destino, empujados hacia el fondo de la tragedia llevando ciegos los ojos. A través del diario “La Provincia” de fecha 21 de agosto vamos a conocer este drama:

<<…Esta mañana llegaron a Punta Umbría para pasar el día el obrero Ciriaco González Perujo, de Barcelona, que accidentalmente reside en Huelva, acompañado de su hijo Claudio y varios niños más.

               Sobre las 11 de la mañana se fueron acoger almejas al sitio denominado Bajos de la Canaleta.




Al notar que subía la marea, Ciriaco avisó a los niños que saliesen a tierra, pero como ya la marea estaba bastante crecida, las criaturas perdieron pie siendo arrastrados por la corriente.

               Ciriaco tomó en sus brazos a su hijo y a un sobrino suyo, siéndole imposible auxiliar a los demás, de los cuales parecieron ahogados  la joven Julia Cereceda González, de 16 años de edad y sus hermanos Esther, de 7 años y Jaime, de 5.

                Pudieron salvarse los otros dos hermanos de las víctimas llamados Roberto y Edmundo. También se salvaron  Alfonso Morales de 18 años y Lota Rodríguez, de 14. A la hora de hacer esta información, los cadáveres de los desventurados niños se hallaban en el Cuartelillo de Carabineros, y los salvados en diferentes casas de los veraneantes de Punta Umbría…. >>.

A lo largo de décadas y correspondientes a los diversos periódicos onubenses (“Diario de Huelva”, “La Provincia”, “Odiel”, “Huelva Información”, “La Voz de Huelva”…) se ha dado, en las vacaciones estivales, el siguiente aviso a sus suscriptores efectuados, desde la segunda de las mencionadas publicaciones, el día 25 de julio de 1934:

<<Esperamos de nuestros suscriptores que hayan de ausentarse de Huelva para veranear en Punta Umbría o en otros puntos, nos notifiquen sus respectivas direcciones para poder servirles sin interrupción. LA PROVINCIA>>.

En los años cuarenta Punta Umbría era considerada como una barriada de Huelva. Así, en la Comisión Permanente del día 2 de octubre de 1940 se lee:

            <<…Teniendo en cuenta que por Orden del Excmo. Sr. Gobernador Civil ha prestado servicios en la barriada de Punta Umbría agregada a efectos de abastecimiento a esa Delegación Local de Abastos don Rafael Muñoz Meléndez, funcionario del Ayuntamiento de Cartaya  desde el siete de junio hasta septiembre del corriente año, se acordó conceder a dicho funcionario una retribución de cinco pesetas diarias durante los ciento veinte días que ha prestado dicho servicio, cuya cantidad se abonará de imprevistos…>>-

Finalizando febrero de 1941 (Comisión Permanente del día 26 del citado mes y año) el Ayuntamiento concierta con la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos aéreos la realización de colección de fotografías. En la citada Comisión se observa que Punta Umbría sigue siendo tratada como un barrio más de la capital:

<<…En armonía con lo informado por el Sr. Arquitecto Municipal para trabajos especiales, se acordó aceptar propuesta de la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos aéreos (C. E. T. F. A.) sobre confección de las fotografías aéreas necesarias para el plano de la ciudad, de la que resulta que la expresada Compañía entregará a este Excmo. Ayuntamiento, los clichés y copias de las fotografías aéreas siguientes: Primera: aérea limitada con puntos en el plano adjunto a la propuesta a escala de clichés de uno a cuatro mil y de uno a veinte mil; y Segunda, Punta Umbría a escala de clichés de uno a veinte mil, siendo en el recubrimiento en el sentido del vuelo de un tercio y de una a otra pasada de un sexto y el precio por dicho trabajo de nueve mil quinientas pesetas; comprometiéndose igualmente a completar los trabajos aludidos con una colección de doce fotografías oblicuas panorámicas de la población con un aumento en el precio de dos mil quinientas pesetas y a entregar el trabajo completo en el plazo de un mes a partir del primer día de tiempo favorable para los vuelos fotográficos posterior a la recepción por parte de la Compañía referida de la aprobación de las expresadas condiciones por este Excmo. Ayuntamiento; y habilitar para el pago del precio indicado el oportuno crédito por no existir consignación en presupuestos…>>.

Otro ejemplo más de la unión de la capital con Punta Umbría nos lo da la Comisión Permanente del día 27 de junio de 1941:

<<…Acudiendo a lo interesado por don Rafael Muñoz Meléndez, Auxiliar de la Delegación de Abastos en el anexo de Punta Umbría, se acordó conceder al mismo, con cargo a imprevistos una retribución de cinco pesetas diarias por dichos servicios desde el primero del actual al treinta de septiembre próximo…>>.

En la Comisión Permanente del día 3 de julio del año siguiente, se repite:

<<…Accediendo a lo solicitado por don Rafael Muñoz Meléndez, auxiliar de la Delegación de Abastos en el anexo de Punta Umbría, se acordó conceder al mismo con cargo al capítulo sexto, artículo primero, partida trescientas veintinueve, una retribución de cinco pesetas diarias desde el primero de junio último al treinta de Septiembre próximo…>>.

Y, nuevamente, en las del día 9 de agosto de 1946, ayuda destinada al Campeonato de tenis que se celebraría en Punta Umbría:

<<…Se acordó autorizar al señor Alcalde para adquirir una copa con destino a los torneos que organizará los días dieciséis, diecisiete y dieciocho del presente mes el Club de Tenis de Punta Umbría del que es presidente don Francisco González y González…>>.

Cinco días más tarde, en Comisión Permanente, se aprobaba el importe de la Copa:

<<…Se acordó aprobar una cuenta de doscientas veinticinco pesetas, importe de una copa adquirida por el señor Alcalde para la Sociedad de Tenis de Punta Umbría en vista de la autorización que le fue concedida por acuerdo de esta Comisión del día 9 de los corrientes…>>.

En la Comisión Permanente del día 24 de septiembre de 1947 se leía el agradecimiento de la Casa de Misericordia de Bilbao tras la visita a esta zona de los alumnos de la misma. Por supuesto, los niños del citado Colegio estuvieron disfrutando “de lo lindo” de las playas de Punta Umbría y de la excelente cocina que allí se exhibe:

<<…El señor Alcalde dio cuenta de que le había visitado el Padre Director de la Casa de la Misericordia de Bilbao, para agradecer las atenciones del Ayuntamiento de costear en Punta Umbría, el almuerzo de los niños que nos han visitado, así como de las demás atenciones recibidas de las autoridades municipales, acordando la Corporación quedar enterada…>>.

Como hemos indicado en diversas ocasiones Punta Umbría se consideraba como un “barrio” de la capital. Así, en la Comisión Permanente del 27 de mayo de 1948 el Ayuntamiento onubense quedaba conforme con un avance marítimo:

    <<…Visto oficio del señor Ingeniero Jefe de Obras Públicas remitiendo edicto para su exposición al público sobre información pública o proyecto redactado por la Jefatura de Señales marítimas de Balizamiento de la Canal de Punta Umbría, términos municipales de Huelva y Cartaya, mediante el establecimiento de boyas “Dues” de chapa, cuya forma, pintura y numeración se ha presentado con arreglo al Reglamento de Balizamiento, por unanimidad se acordó emitir informe favorable…>>.

En las Fiestas Colombinas de 1951 Punta Umbría participó con Huelva al mayor esplendor de las mismas. Así, en la Comisión Permanente del 29 de agosto del citado año se decía:

<<…Visto escrito presentado por el señor Vicepresidente del Club Marítimo de Punta Umbría solicitando un donativo para subvenir a los cuantiosos gastos que originan el establecimiento y organización de las numerosas competiciones deportivas, así como para la contribución al mayor realce de las fiestas colombinas, organizando actos en honor de las altas autoridades que durante las mismas nos honran con su visita; por unanimidad se acordó concederle la subvención de cinco mil pesetas, y que se consignará en el próximo presupuesto municipal ordinario…>>.

La promoción turística de Huelva, Punta Umbría y Cartaya se realizaba en diarios de ámbito nacional. Así, en la Comisión Permanente del 8 de octubre de 1952 se abonaba la parte proporcional que le correspondía al Ayuntamiento de Huelva y se hacía alusión a lo que debían pagar otros Municipios que se habían embarcado en tal promoción:

            <<…Se acordó abonar a la Junta Provincial de Turismo la cantidad de dos mil pesetas importe de la parte proporcional asignada a esta Corporación del precio de la información gráfica referente a Huelva y Punta Umbría publicado en el diario ”Arriba” de Madrid, cuyo importe totales de ocho mil pesetas, debiendo ser pagado el resto por la Excelentísima Diputación Provincial, Ayuntamiento de Cartaya y Junta Provincial del Turismo, por partes iguales, según acuerdo adoptado por la Comisión Ejecutiva de esta Junta…>>.

El quehacer marinero de Punta Umbría.

Como siempre que era requerido por el Ayuntamiento de Punta Umbría el de Huelva cedía un donativo para unas regatas de “snipes” organizado por los rectores de aquella localidad (Comisión Permanente del 13 de julio de 1955):

            <<…Se acordó conceder un donativo de mil novecientas cuarenta pesetas al Club Marítimo de Punta Umbría para la adquisición de un trofeo que se concederá en las regatas de “Snipes” que organiza dicho Club…>>.

En esa fase de privilegios otorgados a Punta Umbría por la capital de Huelva en la Comisión Permanente del 6 de junio de 1956 se le otorgaba un carnet de vendedor autorizado en la Pescadería del Dique:

            <<…Accediendo a lo pedido por don José Figueroa Agea, Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores del Santo Cristo del Mar de Punta Umbría, se acordó autorizar al Ilustrísimo Señor Alcalde para que expida a favor de dicha Cofradía carnet de vendedor autorizado en la Pescadería del Dique…>>.

Con la finalidad de poner el pescado a la venta en Punta Umbría a la hora más temprana posible en la Comisión Permanente del 6 de julio de 1956 se solicitaba una medida que ya estaba concedida:

            <<…Dada cuenta de escrito de don Francisco Díaz Ortega interesando se adelante la hora de la subasta del pescado destinado al consumo de Punta Umbría, se acordó manifestarle que no es necesario  adoptar dicha medida por haberse señalado la hora de las seis para la subasta de todo el pescado que entre en la Pescadería…>>.

En la Comisión Permanente del 14 de agosto de 1957 nueva colaboración del Ayuntamiento de Huelva con Punta Umbría:

            <<…Se acordó autorizar al Ilustrísimo Señor Alcalde para adquirir un trofeo con destino a la tirada de Pichón que organiza el Fomento de Turismo en Punta Umbría del que es presidente don José Figueroa Egea…>>.

El Excmo. Ayuntamiento de Huelva había instalado un toldo que cedió a la Asociación de la Prensa de Huelva y cómo fuera dañado con ocasión de celebrarse las Verbenas de la Barriada de Punta Umbría –se sigue considerando esta población como un barrio de Huelva- el autor del daño fue denunciado (Comisión Permanente del 18 de septiembre de 1957):

            <<…Dada cuenta de oficio del señor Juez Municipal de esta capital en cumplimiento de exhorto del Juzgado Comarcal de Gibraleón por el que se ofrece a esta Corporación como perjudicada las acciones que determina el artículo ciento nueve de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en las diligencias previstas seguidas contra José María Pérez Cerezal y otros por malos tratos y daños de un toldo propiedad de este Excmo. Ayuntamiento, cedido a la Asociación de la Prensa de Huelva con ocasión de celebrarse las verbenas en la barriada Marítima de Punta Umbría, se acordó nombrarse parte en dichas diligencias presentándose en las mismas representado por el Procurador Titular don Francisco Díaz Moya, bajo la dirección jurídica del Letrado Asesor don Juan María Ríos Martínez y dar acta de este acuerdo, adoptado por razón de urgencia del Excelentísma Ayuntamiento Pleno…>>.

En la extensa lista de gastos acaecidos al Ayuntamiento de Huelva durante el año 1957 y citados en la sesión municipal del 31 de enero de 1958 leemos:

            <<…A don Manuel Morales Morales, por importe de invitación hecha a las Autoridades en el Club Náutico de Punta Umbría,   pesetas…>>.

También apoyaba nuestro Ayuntamiento las actividades deportivas celebradas en Punta Umbría, ya que esta población se consideraba un poco “nuestra”. Así, en la relación de los gastos del año anterior, insertos en la sesión municipal del 31 de enero del año siguiente, figura:

<<… A Casa “Rivero”, por suministro de una copa de Plata, con destino al Tiro de Pichón, que organiza la Oficina de Turismo, en Punta Umbría, según acuerdo del 14 de agosto de 1957, tres mil pesetas….>>.

(Continuará) 







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.