Avanzadas técnicas endoscópicas permiten realizar tratamientos menos invasivos y muy efectivos contra el sobrepeso y la obesidad

El sobrepeso y la obesidad se han convertido en problemas que generan cada vez más preocupación en la sociedad. Y no sólo por estética, sino también por los riesgos de salud que llevan aparejados. En HLA Los Naranjos desarrollan técnicas con un alto porcentaje de éxito, como el balón intragástrico o el método POSE, que dejan pocas secuelas en el paciente. El coordinador de esta Unidad, el Dr. Jaime López Bernabeu, nos explica todas las posibilidades que están al alcance de los onubenses.

La obesidad, un problema de salud. / Foto: pexels.

HBN. La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene llamando la atención desde hace años sobre los problemas sociales y sanitarios que acarrean el sobrepeso y la obesidad, patologías que se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo. Un problema que en el mundo afecta a 2.300 millones de personas con sobrepeso y 700 millones con obesidad, es decir, al 42% de la población mundial. Datos alarmantes que ponen de manifiesto que se trata de un severo problema de salud pública, que cada día va en aumento. La forma de vida que llevamos, cada vez más sedentaria, y una alimentación basada en productos industrializados alejados de la alabada dieta mediterránea son las principales causas de una situación que también afecta a la población onubense, generando enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial o infertilidad, además de problemas psicológicos, como baja autoestima y dificultad a la hora de desarrollar las relaciones sociales, lo que, en muchos casos, acaba en depresión.

Los cambios de hábitos alimenticios y la vida sedentaria han incrementado los niveles de este problema. / Foto: wikipedia.

Afortunadamente, al mismo tiempo, cada vez son más efectivas y variadas las propuestas médicas que están luchando por solventar este problema. Técnicas que hemos querido conocer de la mano del doctor López Bernabeu, gastroenterólogo endoscopista de HLA Los Naranjos de Huelva, donde atiende a todos los onubenses que deseen conocer las posibilidades que les ofrece este centro médico en esta materia, donde se desarrollan avanzadas técnicas endoscópicas, cada vez más eficaces y menos invasivas para el tratamiento de la obesidad.

El Dr. Jaime López Bernabeu es médico especialista en Aparato Digestivo y en técnicas endoscópicas de la obesidad.

Jaime López Bernabeu es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, habiendo realizado la especialidad MIR en Aparato Digestivo en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, con especial énfasis por las técnicas endoscópicas más avanzadas y con realización de una estancia externa en la Unidad de Endoscopia Terapéutica del Hospital General de Alicante. Tras su especialización en aparato digestivo, desarrolló su actividad en varios centros hospitalarios públicos de Cataluña, como el Hospital del Vendrell y el Universitario de San Joan de Reus en Tarragona, siendo uno de los responsables en dicho centro de la Unidad de Día y de las consultas externas de enfermedad inflamatoria y hepatología. Posteriormente, tras varios años ejerciendo en Cataluña, vuelve a Andalucía y en 2014 se une al equipo médico de Hospital HLA Los Naranjos en Huelva y HLA Santa Isabel en Sevilla  donde, además de la habitual labor asistencial propia de su especialidad, desarrolla técnicas endoscópicas avanzadas y específicas de la obesidad.




Posteriormente, tras varios años ejerciendo en Cataluña, vuelve a Andalucía, al Hospital de la Línea de la Concepción y, finalmente, en 2014  se une al equipo médico de Hospital HLA Los Naranjos en Huelva y HLA Santa Isabel en Sevilla, donde, además de la habitual labor asistencial propia de su especialidad, desarrolla técnicas endoscópicas avanzadas y específicas de la obesidad.

La Clínica Los Naranjos de Huelva se ha integrado recientemente en el primer grupo hospitalario de capital totalmente español, Grupo Hospitalario HLA.
Tiene su consulta en HLA Los Naranjos de Huelva.

Además, como formación académica, es experto universitario en emergencias en gastroenterología y hepatología  por la Universidad a Distancia de Madrid y, en la actualidad, cursa el master en esta especialidad. Ha sido ponente y discente en numerosos cursos y congresos y ha publicado diversos artículos en revistas nacionales e internacionales. También es miembro de la Sociedad Española de Aparato Digestivo y de la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva, formando parte del grupo español de trabajo sobre el tratamiento endoscópico de la obesidad, GETTEMO, que intenta, en base a un numeroso grupo de expertos, homogeneizar, protocolizar y mejorar los resultados de los tratamientos endoscópicos para la obesidad.




Este especialista explica a HBN las posibilidades que ofrece este centro.

Una amplia formación y experiencia que avalan su labor, de la que nos habla en esta entrevista concedida a Huelva Buenas Noticias, donde pone de manifiesto que el sobrepeso y la obesidad es una preocupación de un porcentaje alto de la población, y cada vez mayor, dado que se ha triplicado en los últimos 40 años. Y, de hecho, en España, más de la mitad de la población sufre sobrepeso u obesidad, con los problemas que ello acarrea, disminuyendo su esperanza de vida. En base a esta situación, “cada vez son más las personas que buscan una solución a este problema y nosotros, como médicos, tenemos que darles una respuesta. En este sentido, en los últimos años, a la vez que el desarrollo tecnológico avanza, se han ido desarrollando distintas técnicas endoscópicas muy novedosas, que asociadas a un seguimiento multidisciplinar por gastroenterólogos, nutricionistas y psicólogos, dan lugar a una alta eficacia en el control del sobrepeso y la obesidad”.

Las técnicas endoscópicas ayudan al paciente a lograr su objetivo.

Pero, ¿en qué consisten estas técnicas endoscópicas? Según nos explica este médico digestivo, “se trata de acceder a la zona a tratar, es decir, el estómago, por vía endoscópica, por vía oral. Hay muchas técnicas, pero fundamentalmente, las que más solemos tratar en Huelva son las temporales, que son los balones intragástricos, y las permanentes, que son las técnicas endoscópicas de suturas, entre las que se encuentran el método POSE. Además, hay otra técnica endoscópica para reparación de la anastomosis quirúrgica en pacientes intervenidos previamente de Bypass gástrico y que con el tiempo, vuelven a ganar peso y que se hace a través de la boca e igualmente sin necesidad de incisiones. Se llama técnica endoscópica ROSE y es también altamente eficaz.

La intervención debe conllevar una serie de cambios en el paciente.

Unas técnicas que este especialista deja claro que tienen que ir acompañadas con un cambio en los hábitos alimentarios y la incorporación de una vida activa asociado generalmente a la práctica de ejercicio por parte del paciente. Y es que, “cualquier técnica que se haga, va encaminada al fracaso si no va asociada a un cambio de hábitos en esa persona. Hablamos de personas que tienen una serie de factores multifactoriales para el desarrollo de la obesidad, como son la alimentación, la influencia familiar, factores genéticos asociados, vida sedentaria y ausencia de ejercicio físico, etc dado que en la sociedad industrializada va todo dirigido a comer más, peor y a movernos menos…, una serie de condicionantes que generalmente se asocia a trastornos de ansiedad o incluso a estados depresivos que perpetúan estos malos hábitos dado que la comida rápida e hipercalórica ofrece pequeñas recompensas momentáneas  que reducen el nivel de estrés pero que a corto y medio plazo lo empeoran, lo que constituye un círculo vicioso. De ahí que toda intervención debe ser manejada de forma multidisciplinar, es decir, que debe ir acompañada de seguimiento por profesionales titulados expertos en nutrición y dietética, psicología clínica y por supuesto por un gastroenterólogo bariátrico, nos explica el doctor López Bernabeu.

En este aspecto, HLA Los Naranjos deja claro que antes de hacer cualquier técnica, debe contarse con el visto bueno por parte del área de Nutrición y Psicología. Según el especialista, “los pacientes pueden venir con idealismos, pero nosotros tenemos que poner sobre la mesa que, para que se consigan los resultados, todos debemos aportar nuestro granito de arena, incluido el paciente”.

Balón intragástrico.

En primer lugar, la técnica del balón intragástrico se lleva desarrollando desde hace más de 20 años, de tal forma que nos encontramos en la última generación de los mismos con lo que cada vez obtienen mayores grados de seguridad y eficacia. Es un método sencillo en manos expertas, que se hace por endoscopia y con el paciente dormido, y que consiste en implantar un dispositivo en el estómago que se infla con suero fisiológico. Se realiza igual que una endoscopia y de forma ambulatoria. El balón se suele rellenar con unos 500-600 centímetros cúbicos, actuando por dos mecanismos: 1. Por ocupación, debido a que el paciente cuando come se siente más rápidamente saciado al tener una parte del estómago ocupado; 2. Porque el balón disminuye su motilidad, su capacidad para triturar y digerir rápidamente la comida, lo que conduce a que el estómago tarde más en vaciarse, por lo que uno se siente más saciado. Este balón es un método temporal y no deja incisiones.

Mientras tiene el balón, el paciente puede ir adquiriendo nuevos hábitos, como la práctica deportiva. / Foto: pixabay.

Hay muchos tipos de balones, pero los más habituales son los que se colocan por endoscopia, manteniéndose en el estómago entre 6 y 12 meses, con la capacidad de alguno de ellos -el de 12 meses, llamado Spatz3- de ajustarlo, en caso de que el balón pierda efectividad o le cueste al paciente un poco más perder peso. Es cierto que los primeros siete días, el paciente puede tener diversas molestias sobre todos náuseas y dolor abdominal propio de la acomodación del balón en el estómago, pero hay medicación y otras medidas para solventarlo y minimizarlo en la medida de lo posible. Y, sobre todo, su efectividad es muy alta; En un reciente ensayo clínico realizado por la FDA estadounidense, el balón de 12 meses Spatz3 fue el que presentaba las tasas de pérdida de peso más altas de entre todos los balones disponibles actualmente en el mercado, lo que conlleva unos resultados a 12 meses muy buenos, un tiempo en el que, a su vez, se están aprendiendo hábitos alimenticios saludables para que, una vez se retire el balón, se mantenga el peso e incluso se siga perdiendo si así fuera necesario. Porque, a medida que el paciente va reduciendo su peso, el este se encuentra mejor, se motiva y puede comenzar a incorporar ejercicios y diversos deportes adaptados de forma individualizada a su situación personal, de tal forma que, cuando se extraiga el balón, tenga todas las herramientas disponibles para continuar con la senda correcta.

Es sinónimo de ganar en salud.

No hay que olvidar que mantener una buena alimentación es fundamental, teniendo en cuenta que Andalucía, después de Canarias, es la comunidad con mayor índice de sobrepeso y obesidad en España. Un dato en el que también influye el nivel socioeconómico, puesto que comer sano también es más caro. No podemos olvidar que el objetivo de estas técnicas es perder peso, pero sobre todo, ganar en salud. Porque estos métodos tienen unos beneficios que van mucho más allá que la estética. Y es que este facultativo nos recuerda que la obesidad favorece el desarrollo de muchas enfermedades que pueden acortar y condicionar la vida, como la diabetes, el hígado graso y cirrosis hepática, la artrosis y dolor osteomuscular, problemas en las articulaciones, problemas de fertilidad, hernia de hiato, reflujo gastroesofágico y un largo etcétera.

La novela gira en trono a la historia del fonendoscopio.
Al ser una técnica endoscópica tiene muchas ventajas.

En cuanto a la técnica o método POSE (Primary Obesity Surgical endoluminal o cirugía endoscópica primaria de la obesidad en español), se trata de un método que se viene desarrollando desde hace aproximadamente diez años en nuestro país y consiste en que, a través de la boca, se accede al estómago y se altera su anatomía, realizando una gastroplastia con anclajes permanentes. De esta manera al paciente se le reduce la capacidad del estómago ayundándole a sentir mayor saciedad con menos alimento y sin hacerle ninguna incisión o herida abdominal con su posterior cicatriz, con lo que evitamos muchos de los problemas asumibles con las técnicas quirúrgicas habituales. Existen distintas variantes dentro de la misma técnica que se adaptan a cada paciente, pudiéndose realizar modificaciones de la parte alta y baja del estómago, así como usar un número mayor de anclajes si además queremos tubulizarlo parcialmente según el grado de sobrepeso u obesidad que el paciente presente. Con esta técnica se busca disminuir al mínimo la distensión del estómago y aumentar la saciedad temprana tras la ingesta de alimentos, reducir el volumen gástrico total, así como aumentar el tiempo que tarda el alimento en salir del estómago. Estos condicionantes hacen que el paciente se llene antes, con menos alimento, por lo que, de nuevo apoyado en un equipo multidisciplinar que instaure un cambio de hábitos permanente, el paciente pierda el peso sobrante y pueda mantenerlo en el tiempo.

No deja cicatrices y necesita poco tiempo de recuperación.

Esta cirugía es rápida, indolora y con una recuperación excelente y con alta hospitalaria en pocas horas, lo que permite hacer una vida prácticamente normal en cuestión de días lo cual ayuda a aquellas personas que tienen limitaciones por ejemplo en el caso de estar trabajando o en otras circunstancias similares, permitiendo realizarse la cirugía endoscópica un viernes por ejemplo, y reincorporase al trabajo un lunes en la mayor parte de los casos. Es una técnica además, que no deja cicatrices externas y que tiene una tasa muy baja, casi anecdótica de complicaciones en base a amplios estudios clínicos. Con ello, el Dr. Jaime López considera que “de todos los métodos endoscópicos y quirúrgicos que están actualmente en liza en nuestro país en el ámbito de la obesidad, la técnica POSE es la que presenta las mayores tasas de seguridad y menor número de complicaciones.

Una técnica generalmente indicada desde personas con sobrepeso grado 2, con una masa corporal de 27-28 hasta aquellas con obesidad con rangos de IMC de 40-42 aunque en casos individualizados y que siempre consensuamos, podemos ampliarlo a personas con mayor grado de obesidad”.

Avances médicos en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. / Foto: pixabay.

Las suturas o anclajes del POSE funcionan formando pliegues o “plicaturas” que son permanentes y que en manos expertas dan lugar a un cambio definitivo de la anatomía gástrica, pero sin necesidad de amputar o “cortar” el estómago como en el caso de la cirugía clásica. Otra de las ventajas de esta técnica es que es modificable y puede beneficiarse si es preciso de una “técnica secuencial”. Esto quiere decir que si en el futuro un paciente recuperara peso o no consigue completamente su objetivo, se podrían realizar nuevas plicaturas, añadidas a las ya existentes, es decir, realizar un refuerzo a su cirugía POSE previa o incluso reconvertir a una cirugía clásica sin que esto implique una dificultad especial para los cirujanos y sin aumentar el riesgo quirúrgico en general, a diferencia de algunas técnicas quirúrgicas en las cuales una vez que el paciente está operado, si este no consigue su objetivo a largo plazo, no se suelen disponer de alternativas más ambiciosas.

Estas técnicas son un plus para el paciente. / Foto: Public Domine Pictures.

Otra cuestión a tener en cuenta sobre estas dos técnicas que se aplican en el HLA Los Naranjos, el Balón Intragástrico y el POSE, es que estas se desarrollan en un entorno altamente seguro como es un quirófano dotado de la más alta tecnología y bajo el control del equipo de anestesia. Igualmente se dispone de una Unidad de endoscopia bariátrica con nutricionistas y psicólogos experimentados así como un enfermero destinado para atender las dudas, incluidas cualquier problema de índole médico si lo hubiera.

En definitiva, en Clínica HLA Los Naranjos se apuesta por combatir el sobrepeso y la obesidad mediante un equipo multidisciplinar que incide en el uso de técnicas endoscópicas de menor invasividad que las cirugías habituales y con perfiles de seguridad y efectividad muy altos que funcionan como un “plus importante” cuando se adquiere compromiso por parte del paciente.

Este facultativo anima a los interesados a acudir a la consulta e informarse de forma totalmente gratuita y sin compromiso.

La Unidad de Endoscopia Bariátrica de HLA Los Naranjos lleva funcionando aproximadamente un año, por lo que el centro ha querido darle visibilidad a este servicio para que todos los pacientes que lo deseen puedan beneficiarse de estas medidas. Por este motivo, para finalizar, este médico anima “a cualquier persona que lo desee a que pregunte. Puede acercarse aquí a la consulta y, sobre todo, que no se deje, que encuentre en nosotros una motivación para acudir a nuestras consultas porque el sobrepeso y la obesidad son causa de muchos problemas de salud a largo plazo y es la principal causa de mortalidad modificable con el estilo de vida junto con el tabaco, Así que, cuanto antes se haga, mejor”.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.