Mercedes

Encuentran unos misteriosos depósitos de un polvo blanco en el Cabezo de la Joya

"Los cinco miembros del Clan de Cabezo de la Joya, como se le conocen a estos tres hombres y dos mujeres, se pusieron a salvo tras conducir sin descanso hasta la puerta del centro de salud de las Adoratrices", nos cuenta José Manuel Alfaro.

Depósito de polvo blanco.

José Manuel Alfaro / Sección Especial ‘El Cuaderno de Muleman’. El pasado viernes, un hombre y una mujer que se encontraban abrazados y llorando en una zona cercana a la tumba 17 de la Necrópolis del Cabezo de la Joya. Encontraron por azar unos depósitos de un polvo blanco, distribuido por toda la zona y acumulado en pequeñas capas de apenas unos milímetros. La inquietante distribución de la sustancia, hizo sentir en esos momentos a la pareja una emoción de desaliento, que les provocó la necesidad de llamar al servicio de emergencias, mientras se abrazaban súbitamente. Una llamada en la que solicitaron al 112 que enviaran un equipo, de la policía, especializada en la protección ambiental, así como un equipo de científicos multidisciplinar de la Universidad, en la que estuvieran integrados especialistas en química, geología, arqueología, estupefacientes y guerra biológica.  Aunque la pareja en ningún momento perdió el control de la situación, sí estuvieron al borde de un ataque de pánico, cuando el viento comenzó a soplar del sur a norte y empezaron a respirar con dificultad, debido al colapso de sus pulmones, debido en gran medida a la nube polvorienta en la que quedaron atrapados durante unos minutos, como si se encontraran sobre la mismísima balsa de fosfoyesos en un día de levante.  Aunque en ningún momento temieron por su vida, la rápida intervención de dos hombres y una mujer que se encontraban en la zona, lograron salvarlos de lo que podía haberse convertido en una verdadera tragedia humana, metiéndolos en una furgoneta Volkswagen T2 abrazados en posición fetal. Los cinco miembros del Clan de Cabezo de la Joya, como se le conocen a estos tres hombres y dos mujeres, se pusieron a salvo tras conducir sin descanso hasta la puerta del centro de salud de las Adoratrices.

Fosfoyesos.

-¿Qué es lo que le ha parecido más extraño?
-Aquí, ya todo es extraño, en este lugar donde no dejan de suceder fenómenos paranormales. Llevo viviendo aquí en el cabezo, desde hace más de diez años, desde que me desahuciaron de mi ático de la Gran Vía en el que vivía, llevaba treinta años viendo desde mi ventana la Casa Colón cada vez que me levantaba. Hasta que un día mi suerte cambio y empecé a meterme en líos. Al principio no fue fácil adaptarse al nuevo hogar, apenas tenía espacio para mi biblioteca, compuesta por cientos de libros regalados por amigos del gremio, se me hizo duro acostumbrarme a un salón, comedor y cocina todo en uno y tener que convivir con ese olor a sardinas asadas que termina impregnándolo todo mientras ves la televisión o duermes la siesta. También se me hizo difícil acostumbrarme a dormir a diez centímetros del suelo, sobre un palé y un cochón de yoga que me regalo un vecino.

Objeto Volante No Identificado OVNI.

Pero si hay algo a lo que no me acostumbro todavía es a no poder darme un baño de más de cinco minutos, desde que Aguas De Huelva me cogió pinchando su red de tuberías, ahora, mi baño consiste en asearme, calentando al sol unos litros de agua, pasarme una esponja con jabón de Heno de Pravia y después aclararme con la bayeta de la cocina para quitarme el ojo. Pero desde que, en este maldito lugar, han empezado las obras para construir decenas de moles, de ladrillo y cemento, no dejan de pasar cosas extrañas y desde que mi padre ha vuelto a casa y ha hecho una oferta por este lugar, para salvar lo que también es ya el hogar de mi hermano y también el de nuestras mujeres y del hijo que está en camino, la situación se está haciendo casi insostenible.




Furgoneta de rescate.

-¿Se conoce las causas del suceso?
-Cuando todo volvió a la normalidad, aparecieron unos científicos locos de la Universidad con numerosos equipos, creo que solo les falto traer un disparador nuclear de protones de alta capacidad como el que utilizan los Cazafantasmas. Estuvieron un buen rato haciéndonos preguntas a mí y a mi mujer, que en ese momento tenía un ataque de nervios, y eso para una mujer cincuentona embarazada y con experiencias en abortos espontáneos no es lo más idóneo. Así que deje a mi mujer en la cabaña sentada en el sofá y con los pies en alto para que se relajase un rato y me lleve a todos los científicos hasta el lugar en cuestión. Tras tomar algunas muestras, hacer diversas mediciones con un contador Geiger, chupar algunas hojas que habían quedado impregnadas por dicho polvo y hacer cientos de fotografías, se fueron diciendo que ese polvo blanco podía tratarse de cuatro sustancias. Un estupefaciente de origen alcaloide, yeso blanco, un depósito de cal del suelo o fosfoyesos proveniente de las más de 1200 Has. que adorna la marisma de la ciudad. Sobre el origen de que aquel polvo blanco pudiera ser droga, manejan la hipótesis de que podría haber llegado allí, ya sea caída desde el cielo, después de ser lanzada por uno de esos helicópteros de narcotraficantes que se dedican a hacer vuelos calientes, aunque no se descarta un accidente durante una entrega cerca de la zona o que perteneciera a algún drogadicto que hubiera decidido desengancharse definitivamente de este mal y se hubiera deshecho de sus últimas dosis en aquel lugar.

Una muestra tomada in situ.

La otra hipótesis del yeso, ahora va cobrando más peso que nunca, máxime cuando han empezado las obras de construcción del complejo de viviendas, aunque no se hayan terminado los trabajos de arqueología, lo que es menos probable es que se trate de depósitos de cal del terreno, aunque un experto en geología haya lanzado la idea de que podría tratarse de depósitos calcáreos que han aflorado a la superficie después de miles de años, posiblemente por la utilización de maquinaria pesada en el lugar. Aunque la hipótesis que en las últimas horas va cobrando más peso, es la que nos habla de que, ese polvo podría proceder de las marismas del polvorín donde hay acumulados millones de toneladas de un inofensivo e inocuo producto blanco nieve y muy volátil, que en días de fuerte viento son arrastradas hasta el centro de la ciudad en apenas unos minutos, cubriéndolo todo y pareciendo en algunos casos que ha nevado en verano. De todas formas, me han comentado que hasta que no analicen los datos y las sustancias tomadas, en los laboratorios de la Universidad no harán público los resultados. Yo la verdad es que, si tuviera que elegir, lo que me gustaría que fuera ese polvo, yo creo que lo mejor para esta ciudad es que fuera Cocaína antes que fosfoyesos.




Saco de yeso.

-¿Qué daños han sufrido debido a la exposición a ese polvo blanco?
-Aparentemente, todo parece que ha quedado en un susto, en el centro nos han hecho todo tipo de pruebas y nos han comentado tanto a mí, como a mi mujer, como el niño que lleva en sus entrañas, que no hemos sufrido daños importantes, más allá de las alucinaciones y una ligera arritmia, de la que ya nos sentimos mejor. Eso sí, la médica del centro de salud nos ha indicado que cuando tengan los resultados de los análisis de sangre y orina que nos han hecho y para los que ha pedido que busquen en ellos restos biológicos y químicos sea del origen que sea, se pondrán en contacto con nosotros para informarnos adecuadamente, por si tuviéramos que someternos a cualquier tratamiento. De todas formas, aprovecho esta entrevista para lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, de que estamos bien y que volvemos a nuestra casa, a nuestro Cabezo, de donde no nos moveremos, aunque caiga una nave espacial llena de extraterrestres.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.