José Manuel Cantonero, un amante del deporte que ha decidido hacer de su pasión su profesión

0
301
Estudiando del Grado de Actividades Físicas y Deporte de la UHU, su vida siempre ha estado ligada al ámbito deportivo.
Es estudiante del Grado de Actividades Físicas y Deporte de la UHU.

M. P. D. Amante del deporte desde siempre, toda la vida académica de José Manuel Cantonero Cobos ha estado enfocada a este ámbito. Y es que, después de realizar el ciclo formativo de grado medio de Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural, este joven de 28 años continuó formándose con el ciclo formativo de Grado Superior de Técnico en Animación de Actividades Físicas y Deportivas, para, después, dar el salto a la Universidad de Huelva, donde, en la actualidad, se encuentra en 4º del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Una formación académica que ha compaginado siempre con la práctica, ejerciendo como monitor de hockey con patines y de natación, así como preparador físico en dos clubes de fútbol, entre otras actividades, a las que ahora se une la investigación. Todo ello, como dice, “con el objetivo de complementar mi formación y ser mejor profesional”. Y, de hecho, esas inquietudes están teniendo recompensa, puesto que ha sido elegido Alumno 10 C en la pasada edición de esta convocatoria, organizada por la Cátedra Fundación Cepsa y el Vicerrectorado de Innovación y Empleabilidad de la Onubense. Un reconocimiento que le ha supuesto un estímulo para continuar con su carrera, tal y como nos cuenta en esta entrevista. 



José Manuel es un joven con inquietudes.

-José Manuel, ¿por qué elegiste estos estudios?
-Desde muy pequeño, y gracias a mis padres, mi vida ha estado vinculada al deporte. Afortunadamente, he disfrutado mucho. Esto  me ha servido para forjarme como persona, gracias a tantos valores que posee intrínsecamente dicha práctica. El principal motivo que me impulsó a elegir estos estudios ha sido hacer de mi disfrute una profesión. Pienso que, cuando algo te fascina, es muy sencillo dar el 100%. 

-¿Qué ha supuesto para ti el ser elegido Alumno 10 C?
-Para mí, ha sido una satisfacción enorme. Es el reconocimiento a la perseverancia, entusiasmo y trabajo diario por seguir creciendo como persona, además de académica y profesionalmente. Cada día me levanto con la pasión de seguir aprendiendo, este galardón servirá como inyección de moral e ilusión para seguir con dicho propósito en mi vida personal, académica y laboral.



Un reconocimiento que le ayuda a crecer.

-¿Qué han valorado de tu trayectoria para darte el galardón? 
-La iniciativa de la Cátedra Cepsa de valorar otras competencias es muy positiva en todos los sentidos, al apostar por competencias, como el compromiso e implicación personal, colaboraciones y potencial creativo, entre otras, además de valorar el expediente académico y experiencia profesional. En la actualidad, no es suficiente con saber hacer. Cada vez más se está valorando el saber ser, aspecto que me parece muy fructífero para trabajar en equipo.

-¿Cómo te sentiste en el acto de entrega del reconocimiento? 
-Muy feliz. Fue un momento muy bonito, no sólo por el hecho del reconocimiento, -que también-, sino por volver a coincidir con los compañeros/as, con los cuales has compartido dicha formación. Además, son momentos en los que te acuerdas y tienes presente a tus seres queridos, ya que ellos también son partícipes de este reconocimiento.

Es el primer reconocimiento que consigue.

-¿Es tu primer premio?
-Sí, este es el primer reconocimiento que recibo. Es una inyección de moral e ilusión. No obstante, pienso que el mayor reconocimiento que puedes ganar es tu propia satisfacción por el trabajo realizado. Cuando eres consciente que has dado todo en un trabajo o proyecto, sientes una felicidad brutal. Personalmente, pienso que todas y cada una de las acciones que hacemos en nuestra vida deben realizarse con entusiasmo y voluntad propia, sin esperar nada a cambio. Todo lo que venga después, bienvenido sea.

También se ha adentrado en el ámbito de la investigación.

-¿Qué estás haciendo ahora? 
-En la actualidad, y para seguir complementando mi formación en el sector deportivo, me encuentro cursando 4º curso del Grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad de Huelva. Además, desde hace tres años, realizo una labor de colaboración como alumno interno en departamentos dicha universidad. Asimismo, este año he tenido la suerte de poder recibir una beca de colaboración para realizar tareas de investigación.

-¿Cómo te planteas el futuro? 
-Mi planteamiento de futuro sigue siendo el mismo, no cambia nada. Es cierto que este tipo de reconocimiento te da alas para seguir soñando y apuntar alto. No obstante, pienso que hay que tener los pies en la tierra. Por ello, sigo pensando en  levantarme cada día con la misma ilusión y las mismas ganas de trabajar para conseguir mis objetivos.

Frente al ocio pasivo que se ha impuesto en nuestra sociedad, le gustaría fomentar la práctica deportiva.

-¿A qué te gustaría dedicarte? 
-Sinceramente, tengo varios frentes abiertos y me gustaría que todos formasen parte de mi vida laboral. No obstante,  en cualquiera de los casos, tengo un propósito bastante claro: ayudar al máximo número de personas empleando la actividad física como medio para ello. A nivel educativo/docencia, pienso que aún podemos mejorar la formación que reciben los niños/as, jóvenes o adultos. Nosotros, como futuros profesionales de la actividad física y del deporte, tenemos el gran reto de armonizar la educación con el disfrute. También me gustaría ser partícipe del colectivo que desempeña una educación basada en el desarrollo de las competencias, haciendo partícipe al alumnado en su propio aprendizaje, estableciendo recursos para que puedan ser aplicados en su vida cotidiana. Igualmente, y debido al ritmo frenético que vivimos en la sociedad actual, es cada vez más frecuente el uso del ocio pasivo, tales como estar sentado frente a la pantalla del televisor, uso de videojuegos, ordenadores, etcétera. Este tipo de ocio puede llevar consigo enfermedades hipocinéticas, como pueden ser patologías cardíacas, obesidad o diabetes, entre otras. Por ello, es importante que concienciemos a la población de la necesidad de practicar ejercicio físico seguro, fomentando un estilo de vida activo y saludable, que mejorará nuestro estado físico y mental, haciendo frente al estrés y reduciendo el riesgo de padecer determinadas enfermedades y/o patologías.

Anima a los jóvenes universitarios a aprovechar todo lo que le brinda la universidad.

-¿Algún mensaje a los jóvenes universitarios onubenses?   
-El primer mensaje que mando es que la vida universitaria va más allá de asistir a clase y aprobar asignaturas. Personalmente creo que es importante estar activos durante esta etapa. Y, para eso, hay una gran oferta de voluntariado, actividades, cursos, etcétera, que harán que vuestra formación sea más completa y gratificante. Todo ello hará de vosotros mejores profesionales, gracias al desarrollo de competencias que los libros de texto no pueden proporcionar. Además, tenéis la posibilidad de compartir ideas y conocer opiniones de otros compañeros que os ayudarán a crecer a nivel personal y social. El segundo mensaje va dirigido a aquellas personas que no se atreven a dar el paso hacia los estudios universitarios, ya sea por miedo a la dificultad o por pensar que es demasiado tarde. Yo siempre digo que “si se cree, se puede”. Por ello, debemos dejar a un lado nuestros miedos y perseguir nuestros sueños. En cualquiera de los casos, es muy importante que todo lo que hagamos sea con ilusión para que nada pueda llegar a convertirse en una obligación.

José Manuel finaliza con un mensaje de agradecimiento a todos los que le apoyan.

Con todo, para terminar, me gustaría tener unas palabras de agradecimiento. En primer lugar, quiero destacar a las personas que han hecho de mí el ser que soy, mi familia. “Mamá; Papá”, os dejáis literalmente la piel y lucháis de forma inagotable por nosotros. GRACIAS por estar ahí. A los pequeños de la casa, el regalo que yo pedía, vosotros sois mi aliento. Gracias a los cuatro, los imposibles no existen. En segundo lugar, quiero hacer alusión a mi mentora, compañera de viaje, amiga…, mi pareja. GRACIAS por el apoyo absoluto e incondicional. Eres todo corazón, un ejemplo a seguir. Gracias a tu familia, mi segunda familia, soy como un hijo, hermano, nieto; soy tito…, chapó. Y no quería acabar sin acordarme de los amigos/as de siempre, los del pueblo; de mis compañeros/as de clase, amigos; y de los profesores, vosotros también sois parte de esta bonita aventura, GRACIAS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here