La Romería de Piedras Albas vive su día grande

0
1158
Este martes se celebra la procesión de Piedras Albas. / Foto: Antonio Pereira.
Este martes se celebra la procesión de Piedras Albas. / Foto: Antonio Pereira.

HBN. Los municipios de El Almendro y Villanueva de los Castillejos están celebrando, desde el pasado Domingo de Resurrección, su Romería en honor a la Virgen de Piedras Albas, la primera del año en la provincia de Huelva, y que este 2019 se extenderá hasta este miércoles, 24 de abril.

Un momento muy esperado a lo largo de todo el año. / Foto: Antonio Pereira.

Después de la jornada del pasado domingo, en la que se vivieron momentos muy emotivos, la fiesta continúa este martes, 23 de abril y tercer día de romería, con la tradicional procesión de la Virgen de Piedras Albas, que ha hace parada en El Calvario, donde tiene lugar la Toma de Pendones de los nuevos mayordomos. Más tarde, los romeros recorren las calles de El Almendro y Villanueva de los Castillejos anunciando la nueva mayordomía.

La romería finaliza este miércoles. / Foto: Antonio Pereira.

Este miércoles, 24 de abril, para finalizar la romería, tendrá lugar la concentración de burros que recorrerán ambos municipios vecinos, dando por finalizadas las fiestas de estas localidades del Andévalo onubense.

Días de mucha convivencia. / Foto: Antonio Pereira.

Un poco de historia. Según cuenta la historia de la Hermandad, un pastor de El Almendro encontró, un Domingo de Resurrección al amanecer, dos figuras de dos vírgenes: la de Piedras Alba y la Virgen de la Peña, de Puebla de Guzmán.

Cartel anunciador de la romería de este año.

Originalmente, la romería en honor a Santa María de Piedras Alba pertenecía al término municipal de El Almendro porque el Prado de Osma, lugar en el que según cuentan las leyendas apareció la imagen de la Virgen, pertenecía al municipio andevaleño. Hacia 1800, a raíz de la guerra, le primitiva imagen de la Virgen se quemó, al igual que parte de la ermita. Los vecinos del municipio de Villanueva de los Castillejos ayudaron a levantar parte de la ermita y en agradecimiento le cedieron el 50% de las fiestas y desde entonces ambos pueblos celebran unos días en perfecta convivencia en la romería.



Una romería singular que, además de la exaltación religiosa, supone unas jornadas de convivencia de dos pueblos vecinos en el que los buenos momentos están asegurados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here