El primer automovil con matricula de Huelva, el H-1, fue un Chenard Walker ‘Torpedo’

0
130
Un Chenard Walker como el H-1, en la foto con el propio fabricante, Lucien Chenard.
Un Chenard Walker como el H-1, en la foto con el propio fabricante, Lucien Chenard.

RFB. El uso de vehículos de motor es hoy día una constante de nuestra sociedad. En la provincia de Huelva, con unos 250.000 turismos en circulación con matrícula onubense, cabemos a medio coche por cabeza, una cifra muy llamativa, aunque no destacada en el contexto nacional. Desde que un primer automovil comenzó a rodar por nuestras carreteras, caminos, han sido muchos cientos de miles los que lo han hecho, para disfrute y uso en todos los órdenes de sus propietarios y conductores. El sistema de matriculas con inicial de la provincia seguida de números se mantuvo en España desde 1900 a 2000. A partir de entonces ya no hay diferenciación provincial.

Título financiero de la marca automovilística.

La curiosidad ha hecho que nos  preguntemos cual fue el primer coche que tuvo la ‘H’ como distintivo de matrícula. Y fue en 1906, siendo la provincia onubense la nº 27 que vio circular en España un automóvil con matrícula propia, de los 52 distintivos originales. En Sevilla el primer automóvil había sido matriculado tan solo un año antes. Pensemos que hasta entonces la forma de transporte terrestre se limitaba a tracción animal y ferrocarril, tardándose en llegar a la capital andaluza desde Huelva unas nueve horas en la diligencia y cuatro en tren. El primer automovilista onubense fue un auténtico privilegiado en ese contexto. Si entonces los coches de carreras tenían una velocidad entre 50 y 70 kms. por hora suponemos que el H-1 alcanzaría los 30, con lo que llegaría a Sevilla con cierta ventaja sobre el ferrocarril, más allá de otras cuestiones que desconocemos, como la autonomía.



Administración de Lotería El Gato Negro en calle las Bocas.
Comienzo de la calle Bocas actual. En el número 20 vivía en 1906 Miguel Vázquez.

El H-1 fue un modelo ‘torpedo’ de la marca francesa Chenard Walker, y había sido adquirido por el onubense Miguel Vázquez García, natural de la propia capital, que había nacido en 1864 y que había vivido siempre en nuestra ciudad, 42 años tenía entonces. Era soltero, hijo de José Vázquez Quintero y Matilde García de la Corte, con los que vivía, además de con sus hermanos José, Inés y Francisco, y también su sobrino Antonio García Ramos Vázquez, de tan solo 4 años, que se supone hijo de su hermana soltera. En la fecha en la que adquirió el vehículo el domicilio familiar estaba en la calle Ernesto Deligny 20, hoy y antes calle Bocas. En ese emplazamiento su familia también tenía un negocio de hostelería, calificado como bodegón.

Frontal del vehículo en imagen impresa.

Chenard-Walcker , también conocido como Chenard & Walcker , fue un fabricante francés de automóviles y vehículos comerciales desde 1898 hasta 1946. Chenard-Walcker diseñó y fabricó camiones comercializados a través de los canales de venta de Peugeot hasta la década de 1970. La fábrica estuvo en primer lugar en Asniéres-Sur-Seine y posteriormente en Gennevilliers, precisamente en 1906, año de matriculación del H-1. La marca se hizo especialmente célebre por ser la primera ganadora de la mítica carrera de las 24 horas de Le Mans. Ernest Chenard (1861–1922) era un ingeniero ferroviario y fabricante de bicicletas que se unió con el ingeniero de minas Henri Walcker (1877–1912) en 1898 para hacer triciclos de motor. Juntos fundaron su negocio de automóviles el 19 de enero de 1899, con Chenard a cargo del diseño y ventas y finanzas de Walcker.