Damas

Interceptan el primer alijo de Muleman, en la rotonda del Litri de Huelva

El material iba oculto en el maletero de un monovolumen de color azul, dentro de lo que parecían unas cajas de libros. Una operación, cuyos detalles nos cuenta en esta entrevista los dos agentes protagonistas, Tango y Cash.

Lugar de la operación.

José Manuel Alfaro. El pasado viernes dos agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad interceptaron en la rotonda del Litri de Huelva, el primer alijo de Muleman listo para su consumo. El material iba oculto en el maletero de un monovolumen de color azul, dentro de lo que parecían unas cajas de libros. Una operación, cuyos detalles nos cuenta en esta entrevista los dos agentes protagonistas, que por motivos de seguridad no han querido dar sus nombres reales y que nos han pedido que los utilicemos sus nombres en clave, Tango y Cash

Registro del vehículo.

-¿Cuánto tiempo lleváis en esta misión Tango y Cash?
-[Contesta Tango] Nosotros salimos de la academia militar el 16 de enero de 2019 y al día siguiente nos incorporamos al grupo de operaciones especiales de Huelva. Esa misma mañana, tuvimos una reunión con nuestro Capitán Schroeder [nombre en clave por motivos de seguridad], donde participo todo el equipo de investigación. En aquella reunión el capitán nos comento que habían interceptado una serie de llamadas y mensajes de Whathsapp en los que se hablaba de la entrega de una mercancía muy especial que tenía que estar antes del 21 de marzo a las 19:30 h en la biblioteca provincial de la Gran Vía. Hasta ahí todo normal, pero hubo una palabra en esos mensajes que nos hizo pensar que estábamos ante algo más que la entrega un paquete de una tienda online y fue la palabra Muleman. Nosotros ya habíamos escuchado esa palabra hace dos años, en una de las sesiones  prácticas de trabajo de la academia, mientras revisábamos unos informes enviados por el centro nacional de inteligencia para analizarlos a modo de caso real por los futuros agentes. En ese informe se hablaba de que un individuo apodado “el escritor” y su socio “el dibujante” estaban sintetizando un nuevo producto, con el que querían inundar todo el mercado. Durante todo este tiempo no hemos vuelto a saber nada, hasta que hace unas semanas, saltaron todas las alarmas, porque  tuvimos acceso a una transcripción de centro de inteligencia en el que se hablaba que el producto había sido sintetizado y editado con éxito, a partir de ese momento nos pusimos a investigar sin descanso. Un operativo que se activo cuando recibimos un chivatazo de una topa infiltrada en la organización, que nos indicó que se iba a proceder, a hacer una primera entrega, fue a partir de ese momento cuando Cash y yo, diseñamos el operativo de la operación “Presentación literaria”

Accidente como maniobra de distracción.

-¿Cómo se ha organizado todo el operativo?
-En el momento que recibimos la información de nuestra confidente, solicitamos al centro de inteligencia todas las transcripciones de los móviles de los cabecillas de la organización, en las que analizamos horas de grabaciones de voz, en ella se podía escuchar desde pedidos, conversaciones con su madre, miles de mensajes sin sentido,  entradas en redes sociales, hasta que después de días de análisis dimos con la palabra clave Muleman. Fue un trabajo arduo y sobre todo pesado, que nos permitió conocer el día a día del cabecilla de la organización el “escritor”. Gracias a análisis de todos sus mensajes en nuestro sistema de inteligencia artificial, fuimos capaces de averiguar hasta la hora en la que se quedaba dormido en el sofá rojo de su casa todas las noches. Pero de todos los mensajes fue uno, el que nos permitió tener suficientes indicios, como para montar el operativo de la interceptación del alijo y ese fue uno que se envió desde el teléfono del cabecilla, en el que se decía que el material debía estar en la librería Dorian antes del 21 de marzo, para después ser  trasladado  hasta la biblioteca [los  agentes Tango y Cash, nos comenta que todos estos nombres son lugares en clave de la organización, que después de un arduo trabajo han podido averiguar los lugares reales de los que se trataban]. Los cabecillas de la organización habían hecho coincidir la venta de Muleman  ese día  con el “día mundial de la poesía” lo que iba a dificultar mas la operación, porque por la zona se esperaba una densidad de poetas, superior a lo normal, lo que podía dificultar las operaciones.  Se veía que la organización tenían un plan bien trazado y que no eran principiantes. Llevarían el viernes la mercancía hasta Huelva, allí la dejarían en la librería Dorian y el jueves otro individuo de la organización la llevaría a la biblioteca para su venta. Así que para evitar poner en peligro la vida de los poetas el día 21 de marzo, decidimos adelantar la operación al viernes, día en el que se llevó la interceptación, requisado y detención de parte de la organización, a la que después haríamos cantar por Monserrat Caballé y Freddie Mercury en la cafetería de la comisaría.




Pizza de salami.

-¿Dónde os encontrabais momentos antes de la operación?
-Al tratarse de un operativo de alto secreto, yo y Cash decidimos que él se vestiría de repartidor de pizza y yo que estoy algo mas rellenito me vestiría de cliente de pizzería. El plan era sencillo, el se colocaría en la rotonda de la Universidad de Huelva de la Avda. de la Andalucía, y yo estaría  sentado en la Pizzería que hay en la esquina de la Avda. de Pablo Rada, justo enfrente de la rotonda del Litri, haciendo como el come pizza, de hecho para no levantar sospechas, pedí cinco pizzas, una margarita, una cuatro quesos, una de salami, otra con aceitunas negras y la última de jamón york con extra de queso, champiñones y salsa barbacoa picante. El plan era que Cash esperaría en la rotonda de la universidad el monovolumen azul que iban a utilizar para el traslado de la mercancía, pegarse a él como un motero pizzero suicida, mientras me iba comunicando la posición del vehículo, al mismo tiempo que hacía eses delante del coche para no levantar sospechas, hasta el punto donde habíamos decidido hacer la detención. El lugar que habíamos elegido era la rotonda, junto a la mesa donde yo me encontraba comiendo pizza. A las 12:00 recibí la llamada de Cash de que el vehículo había llegado a la rotonda, en él viajaba un solo individuo, el plan era sencillo, cuando llegara a la rotonda del Litri Cash se pondría delante del coche y disminuiría la velocidad y se tiraría de la moto, como si lo hubiera golpeado con el coche, yo me levantaría en ese momento a auxiliarlo y le enseñaría la placa para llevar a cabo la inmovilización, detención y registro del vehículo. A las 12:30 Cash estaba tendido en el suelo con una luxación de hombro producto de la mala simulación de la caída de la moto y  levantándome de la mesa con una porción de pizza en una mano y la placa en la otra gritando alto policía, mientras el conductor del vehículo se bajaba del coche preguntando  si se encontraba bien mientras llamaba a una ambulancia y le decía conduce usted como un majara. Fue en ese momento cuando le enseñe la placa, le estampe la pizza en la camisa blanca y le di instrucciones para que me diera la documentación del vehículo, además de informarle de que iba a proceder a registrar el vehículo.

Prueba 1.

-¿Qué encontraron en el registro?
-Durante el registro lo primero que pudimos constatar es que, si nos hubiéramos llevado una aspiradora y la hubiéramos utilizado, le hubiéramos hecho un favor. El coche tenía tierra para plantar una hectárea de fresones de Huelva, polvo, trozos de papel, envases de zumos, cascaras de pipas y pistachos. En el registro del habitáculo no pudimos encontrar nada, excepto una piedra con forma de corazón debajo del asiento que requisamos como prueba a pesar de parecer eso, una piedra del campo. Después procedimos a registrar el maletero, fue en ese momento nada más abrir el portón cuando el investigado se puso blanco como las hojas de un libro, después de pegarle un eructo  en la cara sin querer, por culpa de la mala digestión del salami y la salsa picante. En el maletero también había de todo, un juego de bombillas, los malditos triángulos de emergencia, un par de esponjas, cuatro bolsas reutilizables, una de ellas isotérmica, una esterilla, tres parasoles, una rata muerta de juguete, menudo susto nos llevamos cuando metí la mano en el lateral donde había un par de cajas precintadas. Como pesaban, vamos que, del esfuerzo se me vino el reflujo del estómago, una papilla ácida con sabor a pizza que casi le vomito encima al investigado, que en ese momento se encontraba con arcadas y que cuando le preguntamos que había en las cajas, contesto que nada importante. Fue en ese momento cuando cogí mi navaja suiza, abrí las cajas y vi los Muleman y le pregunte y esto, no tengo ni idea.  El mulero se hizo el Moguereño  y a continuación le informamos,  que le requisábamos la mercancía para investigar el grado de peligrosidad de aquellas dos cajas de contenido extraño con forma de libro. Al mismo tiempo que le requisamos el pasaporte, levantamos acta del registro y le informábamos que no saliera de la provincia de Huelva en unos días, porque sería llamado a declarar.




Prueba 2.

-¿Qué valor hubiera alcanzado el alijo en el mercado?
-En este caso no se puede hablar tanto de valor, sino del riesgo que hubiera supuesto que llegara los Muleman a las manos equivocadas. Estamos hablando de un producto muy barato 14,95 € la unidad. Algo tan peligroso a tan bajo precio podría llegar a provocar el caos en las calles. Estamos hablando que estos individuos, llevaban dos años desarrollando la formula de este producto y ya lo tenían preparado todo para producirlo a gran escala. Las 30 unidades que hemos intervenido apenas tenían un valor de 450 euros en el mercado, pero este solo era el principio, porque esta organización, tenía entre sus planes, inundar la Feria del Libro de Huelva que se celebrara a finales de abril en la Plaza de las Monjas de Huelva, imagínense las consecuencias que tendría para el centro de Huelva. Además teníamos indicios de que lo tenía preparado todo para el verano,  estaban cerrando acuerdos con proveedores de Punta Umbría, Islantilla, en otoño la Sierra de Huelva, lo tenían todo pensado para llenar la costa y la sierra de Huelva de Muleman.

Portada del libro.

-¿Qué consecuencias hubiera tenido Muleman para la salud, si hubiera llegado a los consumidores?
-Los efectos de esta sustancia celulósica ya son bastante conocidos tanto a corto plazo, como a largo plazo. Los consumidores de Muleman a corto plazo se sienten  eufóricos, energéticos y mentalmente alertas, particularmente en relación con las sensaciones visuales, auditivas y del tacto. También puede disminuir temporalmente el apetito y la necesidad de dormir. Algunos consumidores sienten que esta sustancia les ayuda a realizar más rápido algunas tareas simples, tanto físicas como intelectuales. Y a largo plazo somnolencia, ideas paranoides de persecución, de grandeza literaria y psicosis. De todas formas la mercancía confiscada será llevada a nuestro laboratorio y evaluada por nuestros técnicos y forense para estudiar el verdadero alcance de esta  nueva sustancia.

Después de esta misión, ¿de que se sienten más orgullos?
-Que, gracias a Tango y Cash, el mundo es ahora un lugar más seguro [dice orgulloso Tango, agarrado de Cash]  

Biografía de los agentes

Tango (Moguer, 1993), nació al calor de una noche de verano Sevillana en la Expo 92, curso estudios de secundaría y bachillerato en un centro público de Huelva. Una vez terminados sus estudios tenía claro que quería ser agente de la ley y el orden, se preparó las oposiciones y entro en la academia, en la que dice aprendió, el verdadero amor por su trabajo y la ausencia de las tortillas de patata que su madre, en su adolescencia le preparaba muchas tardes de verano.

Cash (San Fernando, 1993), nació en el centro de Cádiz, pero con tres años se mudo a la ciudad vecina de San Fernando. Allí termino sus estudios de bachillerato y se preparó las pruebas de acceso a la academia en un centro de formación de una amiga de la infancia, con el que se caso después de licenciarse en la academia y con el que comparte dos de sus tres pasiones, el carnaval, la Semana Santa y el yoga.

 








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.