Damas

Saray Asuero, una luchadora y apasionada por la moda que abrirá su propio taller de costura en Huelva

El programa 'Maestros de la Costura' ha sido un gran trampolín para esta diseñadora, una auténtica "busca vidas" que un día decidió luchar por su sueño. Ser la seleccionada en la repesca para volver al concurso, hizo que pudiese seguir demostrando varias semanas más su gusto por la moda flamenca.

La onubense Saray Asuero ha sido una de las concursantes de Maestros de la Costura.

Cristina Morales. El mundo de la moda está lleno de luces y sombras. Las luces te encandilan y te llevan hasta sus sombras, aunque es más poderosa la fuerza de todas aquellas personas que luchan por conseguir un sueño. La costura suele ser muy vocacional aunque, tradicionalmente, era un oficio más de los pocos que las mujeres podían desempeñar. Un oficio que se compartía de generación en generación e incluso se heredaba. Muchas mujeres han vivido entre telas, bobinas y máquinas de coser, han jugado con patrones o han servido de maniquí a sus madres. Ser modista era una profesión más, una forma de ganarse la vida.

Sin embargo, hoy en día la realidad en muy diferente, ahora el mundo de la moda es mucho más potente, ya que es una de las industrias que más dinero mueven. Se considera como un negocio pero también, en la mayoría de las ocasiones, es una vocación. Quien siente desde pequeño gusto por las tendencias, quien tiene en su mente miles de creaciones o se pasa el día dibujando bocetos, sabe que debe luchar durante toda su vida para dar respuesta a su gran vocación. La historia está llena de nombres de personas que lo dejaron todo por cumplir su sueño y que vieron en la moda una oportunidad para cambia el mundo. 

Es toda una luchadora, sin rendirse hasta conseguir abrir su propio taller en Huelva.

Seguimos siendo testigos de cómo este mundo guía los deseos de muchas personas y las introduce en el diseño. La onubense Saray Asuero, es un ejemplo de lucha y constancia hasta la consecución de un sueño. Se define a sí misma como una “busca vidas”, ya que lleva desde la adolescencia trabajando y ganándose el pan, encadenando empleos. Cuando con 16 años entró a trabajar en una de las tiendas de Inditex, empezó a interesarse mucho más por la ropa y las tendencias, fue descubriendo que la moda era mucho más que vestir bien y conociendo todo lo que hay detrás. Poco a poco fue viendo la necesidad de dedicar más tiempo y esfuerzos a la confección de prendas en las que pudiera mostrar su visión de la moda. 




Tras años vendiendo sus creaciones a través de sus redes sociales, decidió acudir a la llamada de un anuncio en el que se convocaba a todos aquellos que quisieran probar suerte en el casting del programa de TVE Maestros de la Costura, un concurso para apasionados del mundo de la moda y la confección que tienen que ir pasando pruebas hasta alcanzar el ansiado alfiler dorado. Los diseñadores Palomo Spain, María Escoté y Lorenzo Caprile hacen de jurado y de grandes maestros, ayudándoles a aprender, más si cabe, sobre el mundo el diseño. Saray no lo dudó dos veces y se presentó al casting, con la sorpresa de que fue pasando fases hasta conseguir ser una de los 12 concursantes. Tras 3 programas fue expulsada, aunque su aventura no acabaría ahí ya que consiguió ser la repescada de esta edición. Esto le ofreció la oportunidad de seguir varios programas más y continuar aprendiendo trucos para perfeccionar su técnica y poder plasmar en una prenda su visión de la moda.

Tiene un estilo muy personal, marcado por la moda flamenca.

Cuenta con un estilo muy característico, marcado por sus raíces y su tierra, ya que es una apasionada de la moda flamenca y el traje regional andaluz. En todas y cada una de las pruebas del programa dejaba clara su procedencia y la importancia que tiene para ella el flamenco. Tras salir del programa, ha apostado por abrir su propio taller de costura y no hay mejor sitio que Huelva (C/Alosno 18). En unos meses verá la luz su sueño, un espacio en el que, no solo se confeccionarán prendas con su sello, sino que se impartirán cursos de costura para niños y adultos. Saray Asuero es la imagen de una mujer luchadora que ha apostado por convertir su pasión en su profesión y, además, desempeñando su labor en su tierra. HBN ha entrevistado a la onubense para conocer más acerca de su paso por el concurso y sus planes actuales.




– ¿Cómo te introduces en el mundo de la moda?
Empiezo a interesarme por la moda en el momento que entro en Inditex a trabajar. Entré muy jovencita, con 16 años, y desde ese momento empecé a interesarme bastante por la moda, ya que me gustaba mucho comprarme ropa, me gustaba ver desfiles e informarme de las tendencias.

– ¿Cómo te definirías?
Me considero una persona muy sencilla, humilde y simpática. Me gusta llevarme bien con todo el mundo, nunca puedo estar enfadada con nadie, no me sienta bien.

Antes de entrar en el concurso vendía sus prendas por las redes sociales.

– ¿Qué supone para ti coser?
Para mí, la costura es una parte muy importante en mi vida desde hace muchos años. Nunca me he atrevido a dar un paso tan grande y demostrar lo que sé hacer hasta este momento y ahora puedo decir que la costura es mi vida.

– ¿Qué prendas te gusta más confeccionar? ¿Y cuáles menos?
A mí lo que más me gusta hacer son trajes de noche y de flamenca, porque me encanta la silueta de la mujer y todo lo que sea sensual y femenino, me vuelve loca. Lo que menos me gusta, sin duda, es confeccionar ropa para hombre como trajes de chaqueta, pantalones de pinza y prendas de ese tipo. Todo lo que supone seriedad no va nada conmigo.

– ¿Por qué decidiste presentarte a los castings del programa?
Me presenté al casting de ‘Maestros de la Costura’ porque mi prima me mandó una foto donde ponía que se estaban buscando gente para el casting de la segunda edición. Fue un momento en el que pensé ¿Y por qué no? Era mi momento, ya que en el trabajo había bajado de horas y tenía más tiempo para poder dedicarme a confeccionar.

Consiguió ser la repescada de la edición y volver al concurso.

– ¿Cómo era tu vida antes de entrar? ¿Qué hacías?
Mi día a día siempre ha sido trabajar mucho, por ello tenía muy poco tiempo para dedicarle a la costura. Siempre estaba muy liada echando muchas horas, hasta que decidí que tenía que dar un paso atrás y buscar más tiempo para lo que realmente me gusta. Siempre he llevado una vida muy feliz, pero me he sentido una “busca vidas” desde muy joven, porque he estado trabajando y valiéndome por mí misma.

– ¿En qué ha cambiado tu rutina tras tu salida del concurso?
Ahora la gente me para por la calle y, la verdad, me gusta. Me siento muy cómoda y muy acogida por todo el mundo. En el ámbito laboral, me siento muy privilegiada y muy contenta, ya que estoy abriendo mi taller y estoy con mucha ilusión y con muchas ganas. Con lo cual, ahora estoy siempre muy liada, pero haciendo lo que de verdad me gusta.

– ¿Qué has aprendido?
En ‘Maestros de la Costura’ he aprendido muchísimo. He aprendido mucha técnica, cómo diferenciar bien los tejidos y muchos trucos para hacer el trabajo de una forma más sencilla y eficaz. 

– ¿Para qué piensas que puede servirte tu presencia en el concurso?
Lo primero para lo que creo que me puede servir es para darme a conocer, que eso es una parte muy importante en el mundo de la moda, es un escaparate que no todo el mundo puede tener y me siento muy agradecida por ello. También me ha servido para darme cuenta de que, realmente, a lo que me quiero dedicar el resto de mi vida es a esto. Me siento válida por haber llegado hasta aquí y me ha dado mucho impulso para crecer.

El programa ha sido una buena oportunidad para ella.

– ¿Cómo vivías las pruebas del programa?
Las pruebas se vivían con mucha intensidad, mucho estrés y muchos nervios. Parece muy fácil desde el sofá de casa, pero es complicado. Te pones muy nerviosa porque tienes cámaras alrededor, tienes que pensar en décimas de segundo lo que vas a hacer, qué tela elegir y, lo más importante, que no se te olvide nada de la mercería, porque como ya sabéis no podíamos volver a entrar.

– ¿Te esperabas ser repescada? ¿Cómo fue la experiencia de volver?
Para mí supuso muchísimo. Entrar en ‘Maestros de la Costura’ fue algo muy grande y ser repescada fue increíble. Gracias a la repesca pude demostrar, en algunas pruebas, que sí podía hacerlo y que cuando quiero hago las cosas bien.

– ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
En mi tiempo libre me encanta coser, como ya sabéis, pero también me gusta mucho hacer manualidades desde pequeña. Soy muy creativa y me encanta crear cosas con mis manos, siempre estoy ingeniando algo y nunca paro.

– ¿Qué vas a hacer ahora, qué planes tienes?
Como ya he comentado, mi plan ahora es abrir mi taller que estará listo dentro de unos días. Allí se impartirán clases de corte y confección, tanto para adultos como para niños, ya que para niños en Huelva no hay un sitio donde puedan aprender a coser. En el taller también confeccionaremos vestidos de fiestas, boda cóctel y, sobre todo, trajes de flamenca. Ya sabéis que soy muy rociera y me encanta el flamenco.

Ha decidido montar su propio taller en Huelva.

– ¿Cuál es tu sueño?
Mi sueño ahora es tener mi propia línea de ropa con mi firma.

– Manda un mensaje a los onubenses.
Ahora, a seguir trabajando en mi taller con toda mi ilusión. Así que invito a todos los onubenses a que os paséis por allí (C/Alosno 18) y os recibiré con los brazos abiertos. Me siento orgullosa de ser “choquera”, aunque sea una ciudad pequeña es una ciudad con muchas cosas maravillosa: tenemos playas espectaculares, una gastronomía maravillosa, romerías que quitan el sentido, ¿Qué más se puede pedir? ¡Ole la gente buena y las ciudades bonitas! ¡Gracias a todos los que me apoyáis!








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.