Mini

Arrancan las obras para renovar completamente la calle Camelia de El Torrejón

La actuación se enmarca en la Edusi, con una inversión de 232.427 euros y tiene como objetivo renovar el aspecto del barrio, además de adaptarlo a las necesidades de sus vecinos.

Obras en la calle Camelia de El Torrejón.

Redacción. Con las labores de replanteo y señalización del perímetro de seguridad, han arrancado esta semana las obras de reurbanización de la calle Camelia, en la barriada de El Torrejón. Una actuación que cuenta con una inversión de 232.427 euros e implica la total transformación del espacio peatonal que conecta la avenida de las Flores con la calle que da acceso al Parque del Torrejón. Se trata de uno de los proyectos incluidos en la EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado) de Huelva: Regeneración de su Pulmón Verde y Social, que cuenta con la cofinanciación procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) 2014-2020.

El objetivo, como ha apuntado el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, “es renovar por completo una calle que, debido al deterioro del pavimento, levantado por las raíces de los árboles y el desplazamiento de los alcorques, es preciso reurbanizar para eliminar las barreras arquitectónicas, lo que vamos a aprovechar” – añade- “para convertirla en un espacio público atractivo, accesible, transitable y con un mobiliario urbano y alumbrado de calidad”.

Con esta obra, señala el alcalde, ponemos en marcha otro de los cuatro proyectos que vamos a impulsar en El Torrejón, en el marco de la Edusi, “para generar un impacto positivo a nivel de transformación física y social del barrio”. Unas actuaciones que suponen una inversión que supera el millón de euros y con las que apostamos por “la revitalización, accesibilidad, disfrute, convivencia y calidad de vida de los vecinos”. En este sentido, y además de la reurbanización de la calle Camelia, Gabriel Cruz se ha referido a la demolición de la guardería para crear un espacio libre ajardinado en la calle Vicente Ferrer, la construcción de un parque infantil frente al Centro de Salud y la rehabilitación del campo de fútbol. En la calle Camelia, el espacio a remodelar tiene una superficie total de 2.165 metros cuadrados, unos aproximadamente 230 metros de longitud, con una anchura media de 7,50 metros, además de dos pequeñas plazas aledañas.




Para transformar completamente esta calzada, se apuesta por el modelo de plataforma única para un espacio peatonal con acceso restringido exclusivamente para operaciones de carga y descarga y vehículos de emergencia.  Gabriel Cruz ha explicado que la intención es “hacer más accesible y cómoda una glorieta que sirve de principal núcleo de comunicación con el parque y se ha convertido en punto de encuentro y referencia para la convivencia vecinal”. El modelo de plataforma única implica una zona totalmente lisa y llana, uniforme, sin desniveles, ni bordillos de ningún tipo, donde la utilización de diferentes pavimentos es suficiente para distinguir los recorridos de tráfico restringido, de los reservados para el peatón. De esta forma se utilizarán adoquines prefabricados de hormigón en varios colores, para la totalidad de la calle y el perímetro de las plazas colindantes; adoquines prefabricados de hormigón en un único color para el interior de las plazas y pavimento de baldosa de granito gris para el resto.

La actuación incluye además la reforma de algunas zonas ajardinadas, como el traslado y trasplante de los árboles para adaptarlos al nuevo diseño, con el objetivo de reforzar la sensación de continuidad. Además, se apuesta por una reforestación de la zona, con nuevas especies, mientras que en las dos plazas, además de la renovación del pavimento, se crearán pequeños espacios verdes, que se completarán con nuevo mobiliario urbano (bancos, papeleras, etc) y la mejora del alumbrado público y las instalaciones de telecomunicaciones. La prolongación de la calle Camelia hasta su conexión con la calle Azahar se resuelve mediante una rampa para salvar el desnivel existente entre ambos viales.




Además, se informará a las distintas empresas suministradoras, para que aprovechen las obras para poner a punto las infraestructuras subterráneas de agua, luz, telecomunicaciones o gas, mientras que el Ayuntamiento se hará cargo del cajeado y la ejecución de las instalaciones de alumbrado público y saneamiento de aguas, incluyendo la instalación longitudinal de unas piezas de canal de hormigón, para reconducir el agua de lluvia hasta sumideros y pozos. El proyecto cuenta con un plazo de ejecución de unos cinco meses, por lo que estará a disposición de los vecinos el próximo mes de agosto.










Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.