Damas

Pedro Ramos, un enamorado de la moda que sueña con vestir a celebrities como Lady Gaga

Interesado en este ámbito desde pequeño, siempre ha visto la ropa como la mejor manera de mostrar su personalidad y estados de ánimos. Tras su paso por el programa de TVE Maestros de la Costura, en el que fue el cuarto expulsado, el bonariego se plantea seguir creciendo y aprendiendo para conseguir ser el modisto que revolucione el mundo del diseño.

Pedro Ramos, un onubense en el mundo de la moda.

Cristina Morales. Vivir de la moda es una carrera de fondo, es muy complicado comenzar pero aún más continuar sin perderse por el camino. La industria de la moda es muy complicada y exigente, tiene muchas sombras aunque predominan sus luces. Es un mundo en el que hay mucho talento, personas que luchan por su sueño y artistas que pretenden cambiar la sociedad a través de la vestimenta. El modo de vestirnos ha marcado, a lo largo de la historia, el sentir de la sociedad, ha dado a conocer los cambios que se producían y la cultura imperante en un determinado momento. La moda es un catalizador social, nos muestra todo sobre una sociedad y un momento histórico, además de ser un mecanismo de expresión de una determinada personalidad. La ropa comenzó en la vida del ser humano como una necesidad para aislarse del frió, controlar la reproducción y mejorar la higiene, sin embargo, ahora es mucho más. Cubiertas estas necesidades, en nuestros días, usamos la ropa para identificarnos, nos vestimos en función de nuestro estado de ánimo, de nuestros gustos y dependiendo de la ocasión para la que lo hacemos.

Ha participado en la segunda edición de Maestros de la Costura.

La moda es mucho más en nuestros días, es un reflejo de nosotros mismos y de cómo queremos que nos vea el resto. A pesar de lo oscuro de la industria de la moda, hay que admitir que sabe mirarnos y adivinar nuestras necesidades e intereses. Los grandes diseñadores contratan a coolhunter o cazadores de tendencias para que hagan estudios sociológicos y adivinen las tendencias sociales predominantes en un año, para así crear diseños que se adapten a ellas. Sin embargo, el componente personal es crucial para un diseñador, en cada boceto plasma sus ideas y sus deseos, sus aspiraciones en el mundo de la moda y su forma de ver la realidad. Es un trabajo de gran creatividad, una forma de hacer arte.

Es un apasionado del mundo de la moda.

Todo este mundo encandiló a un joven onubense, Pedro Ramos. Hace 20 años nació en Bonares, aunque no se sentía del todo comprendido y pronto quiso marchar a Madrid, donde podría encontrar más oportunidades para hacer realidad su sueño de ser diseñador. Ya lleva varios años en la capital estudiando el doble grado en diseño integral y gestión de la imagen y diseño y gestión de moda en la universidad Rey Juan Carlos. Su peculiar visión de la moda lo lleva a pensar diseños atrevidos, que muestren su personalidad y no resulten indiferentes a nadie. De casualidad, solo para acompañar a una amiga, se presentó a los castings del programa de TVE Maestros de la Costura, un concurso para promesas del mundo de la moda en el que cada semana deben superar pruebas y retos hasta alcanzar el ansiado alfiler dorado, bajo la supervisión de tres consagrados diseñadores españoles: Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain.




Muestra su estilo en las redes sociales.

Sin ser casi consciente de ello, terminó siendo uno de los 12 concursantes y permaneciendo 4 programas, mostrando su particular visión de la moda y su forma de coser y diseñar. Ahora, tras un tiempo fuera, pretende seguir en la misma senda y aprovechar esta oportunidad de visibilidad para seguir luchando hasta conseguir su sueño: diseñar espectaculares piezas para celebrities de la talla de Lady Gaga. Pedro Ramos no se va a rendir y siempre seguirá luchando por hacerse un nombre reconocido en el mundo de la moda y desfilar sus diseños en las grandes pasarelas. Un onubense con mucho que decir y con muchas ganas de vestir al mundo con prendas diferentes y rompedoras. Hablamos con el diseñador para que nos cuente más sobre su experiencia y sus planes.

– ¿Cómo te introduces en el mundo de la moda?
Desde siempre me he preocupado por mi imagen y que la ropa que llevo me represente. La moda es comunicación y expreso cómo me siento con lo que llevo puesto, por lo que siempre he estado al tanto de las tendencias desde muy pequeño.




– ¿Qué supone para ti coser?
Creo que una buena confección es la clave del éxito de una prenda, junto con el diseño, así que el hecho de tener la oportunidad de estar aprendiendo sobre costura es un verdadero lujo para mí.

El onubense Pedro Ramos en el programa de TVE.

– ¿Qué prendas te gusta más confeccionar? ¿Y cuáles menos?
Este año tengo la suerte de estar introduciéndome en la confección masculina. En clase estamos haciendo la camisa base y creo que es la prenda que mejor estoy resolviendo. Creo que siempre meto la pata con cualquier prenda que lleve tejido elástico, así que los evito a toda costa.

– ¿Por qué decidiste presentarte a los castings del programa?
Es curioso porque yo realmente me presenté al casting porque mi amiga Natalia se presentó y me insistió para que lo hiciera, convenciéndome de que seguro que me cogerían, a lo que yo siempre respondía que no daba el perfil para el programa. Pues resultó ser que sí. Siempre hay que darle la oportunidad a nuevas experiencias.

– ¿Cómo era tu vida antes de entrar? ¿Qué hacías? ¿En qué ha cambiado tu rutina tras tu salida del concurso?
Mi vida antes y después de Maestros de la Costura es prácticamente la misma. Antes iba a clase, al super a por comida y de compras cuando ahorraba algo de dinero. Ahora mi rutina es igual con la excepción de que la gente me para por la calle para pedirme fotos. Al principio era extraño porque los espectadores me hablaban como si me conocieran de toda la vida, de forma muy cercana. Pero realmente me encanta sentir el cariño de gente que no conozco y saber que la audiencia me quiere.

Participó junto a la también onubense Saray Asuero.

– ¿Qué has aprendido?
Sin duda, de todas las cosas que he aprendido en Maestros de la Costura, me quedo con las experiencias y las relaciones personales. Me he dado cuenta que la vida no es de color de rosa (aunque lleve mis gafas maravillosas) y quien parece tu amigo puede que a la hora de la verdad no lo sea tanto. Debo reconocer que he madurado y concursar en este programa me ha dado una buena dosis de realidad que seguro voy a aplicar en muchos aspectos de mi vida.

– ¿Para qué piensas que puede servirte tu presencia en el concurso?
Todos sabemos que el mundo de la moda es un círculo de difícil acceso en el que si no te conocen no eres nadie. Ha sido una verdadera suerte haber podido conocer de primera mano a personas y empresas influyentes en la moda a nivel internacional. No voy a dudar en aprovechar la repercusión que he tenido en el concurso para dar a conocer mi trabajo en un futuro.

Le gusta diseñar piezas rompedoras.

– ¿Cómo vivías las pruebas del programa?
Más nervioso que como se ve en casa. Creo que la audiencia no es consciente de la tensión y lo difícil que es ser resolutivos y prácticos en cada prueba. Eso me ha ayudado a saber controlarme en la vida real, cuando tengo muchas entregas en la universidad o cuando tengo problemas personales. Ha sido como un entrenamiento para la vida.

– ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Me encanta ir de compras y ver exposiciones de arte. Creo que la moda bebe del arte, así que me viene al pelo.

– ¿Qué vas a hacer ahora, qué planes tienes?
Primero terminar mi doble grado y quizás, cuando termine los parciales de febrero, me apunte a clases de chino mandarín. Hay mucha industria de la moda en China y creo que me abriría puertas.

Aunque es de Bonares hace años que vive en Madrid, donde estudia moda.

– ¿Cuál es tu sueño?
Vivir en Nueva York y tomarme un gin tonic con Lady Gaga en alguna terraza con vistas, mientras le enseño bocetos de su vestido para los próximos Grammys.

– Manda un mensaje a los onubenses.
Hace casi dos años que vivo en Madrid y cada día que pasa echo más de menos mis playas, el aire puro y el buen rollo de la gente de Huelva. Me siento muy afortunado de mis raíces. Gracias a todos los onubenses que me apoyan, es maravilloso que la gente de mi tierra esté conmigo. 








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.