Mini

Bomberos de la Unidad Canina participan en el simulacro de un rescate de personas vivas sepultadas

Esta práctica ha tenido lugar en el solar del edificio demolido en la calle Arquitecto Pérez Carasa, contando con la intervención de cuatro perros adiestrados para esta tarea.

Bomberos de la Unidad Canina de rescate participan en un simulacro.

Redacción. Bomberos de la Unidad Canina de Rescate del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Huelva han realizado esta semana una práctica de simulación de un rescate de personas vivas sepultadas tras un derribo. Una intervención que ha tenido lugar en el solar del edificio demolido en la calle Arquitecto Pérez Carasa de la capital, antiguo Juguetoon, contando para ello con cuatro perros adiestrados que han puesto de manifiesto su rápida y eficaz habilidad para llevar a cabo esta difícil tarea.

Tal como ha querido destacar el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Tráfico, Enrique Gaviño, “contamos con un cuerpo de bomberos que es un referente internacional en el auxilio y salvamento en todo tipo de situaciones de catástrofes, sin olvidar la importantísima la labor que realizan también estos canes para llegar hasta las personas cuando más vulnerables, débiles y asustadas pueden llegar a encontrarse”.

En este marco, como ha indicado el responsable de la Unidad Canina del Ayuntamiento de Huelva, Antonio Nogales, “hemos recreado una búsqueda real, ya que el entrenamiento de esta Unidad nos exige estar continuamente haciendo ejercicios de este tipo en el que sepultamos personas vivas, pero lo que no contamos siempre es con la suerte de disponer con un escenario como éste, un derribo que muestra el estado de una vivienda ante una causa de gran envergadura como un terremoto, una explosión por una acumulación de gas o un colapso por construcción deficiente”.

Han simulado un rescate de personas vivas sepultadas en un derribo.

Cabe señalar que la Unidad Canina de Rescate onubense, que cuenta con una trayectoria de 21 años, dispone en estos momentos de un total siete equipos operativos con los que se trabaja con un régimen de entrenamiento muy exigente, empleando para estas tareas el denominado ‘método arcón’, un sistema que los Bomberos de Huelva ya han podido comprobar en numerosas catástrofes que resulta muy efectivo.

Para este simulacro, los efectivos participantes han contado con cuatro perros de diferentes razas que pertenecen a esta Unidad Canina. Un pastor belga malinois, un labrador, un perro de agua y un pastor alemán, ejemplares que en menos de un minuto han conseguido dar con el cuerpo que minuciosamente habían sepultado y escondido los bomberos para dificultar este ejercicio y poner a prueba su destreza y olfato. De esta forma, se ha podido comprobar cómo han respondido los canes de forma ejemplar en este siniestro recreado en pleno centro de Huelva, alertando con sus ladridos una vez han hallado a la persona oculta entre los escombros.




En este sentido, como ha expresado uno de los responsables de la formación de esta Unidad Canina, Florentino Luque, “no es fácil tener un perro de rescate, ya que requiere un proceso formativo de gran exigencia y contar con unas características esenciales, entre las que se incluyen ser muy autónomos, con un alto perfil exploratorio, con un ladrido muy fluido, con mucha dureza física y mental, así como que disfrute con lo que hace y que tenga mucha perseverancia, ya que no siempre las localizaciones son fáciles”.

Finalmente, hay que destacar que esta Unidad de la capital está adherida además a la ONG Bomberos Sin Fronteras y desde su fundación han intervenido en decenas de países para auxiliar a las víctimas de diferentes catástrofes, participando igualmente en diferentes proyectos de formación del ‘método arcón’ para bomberos de Hispanoamérica y en acciones de solidaridad internacional.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.