El diseño onubense invade Simof como un presagio de la moda flamenca que desfilará por las romerías de la provincia

El Salón Internacional de la Moda Flamenca, que este año ha cumplido sus 25 años de existencia, es la mayor plataforma para los diseñadores de este traje, el único regional que cambia cada año y se adapta a las nuevas tendencias. En un año especial, en el que se han incrementado los desfiles, han sido numerosos los onubenses que han mostrado su visión particular de la moda.

Simof ha celebrado sus 25 años de historia.

Cristina Morales / Fotografías: Simof. El vestido de flamenca, único traje regional que cambia cada año y se adapta a las tendencias que marca el mundo de la moda, se convierte en el protagonista de varias pasarelas en los meses de enero y febrero. Unos meses antes de que comiencen las principales ferias y romerías de Andalucía, los diseñadores se esmeran por presentar su particular visión del traje y aplicar alguna tendencia o inspiración. Así, podemos encontrar vestidos o conjuntos que se adaptan a nuestros días, a las exigencias de comodidad que establece la sociedad actual y a una mujer que quiere practicidad, también en el vestir. La moda flamenca se adapta a nuestros días y crea distintos diseños que responden a la demanda del consumidor, dando como resultado piezas que suscitan el interés más allá de nuestras fronteras.

Se trata de la pasarela más relevante del sector.

Haciendo gala de la exclusividad que la comunidad andaluza posee en cuanto al diseño de su traje más universal, son numerosas las pasarelas que se concentran por toda la región para acercar al público qué se va a llevar cada año en las ferias y romerías. Una de las pasarelas de referencia, por su solidez y su permanencia durante un cuarto de siglo es sin duda Simof. El Salón Internacional de la Moda Flamenca se celebra cada año en el Palacio de Exposiciones y Congresos (FIBES) de Sevilla. Una cita anual organizada por la agencia de modelos y eventos Doble Erre de Raquel Revuelta, que une a los diseñadores más relevantes del panorama de la moda flamenca y que, a su vez, sirve de plataforma para los que comienzan su aventura. Todo un referente del mundo de la moda que ha experimentado numerosos cambios en su forma y, también, en el número de desfiles. 

Pedro Béjar, ganador del premio Aromas Crea. / Foto: Chema Soler (Simof).

Para celebrar los 25 años de esta feria, la primera profesional en el sector, se programaron del 7 al 10 de febrero, cuatro jornadas repletas de muestras y desfiles. En concreto, se han previsto 41 desfiles profesionales en los que se mostrarán unos 1.700 trajes de más de 50 diseñadores y firmas de moda flamenca. Además, coincidiendo con las bodas de plata de este evento, ha contado con más desfiles, participación empresarial y actividades paralelas, en las que se mostraron las tendencias, el diseño y la creatividad del traje regional más innovador del mundo. A los desfiles diarios, de la mano de los mejores diseñadores de moda flamenca, se le suma una amplia zona expositiva y, por tercer año, Simof Ego, una pasarela donde se han desarrollado durante estos días desfiles, actuaciones, espectáculos y presentaciones. Además, se han celebrado desfiles colectivos cada jornada, concursos para diseñadores nobeles y el certamen de la Fundación Cajasol Emprende Lunares.




El hinojero Pedro Béjar ha presentado su colección A.

En los diferentes espacios que ha facilitado la organización, hemos podido ver a numerosos diseñadores onubenses. Como novedad en esta edición, se han incrementado los desfiles colectivos y aquellos formados por varios diseñadores que mostraban algunas de sus piezas, no una colección al completo. Del mismo modo, tanto modistos como artesanos de complementos han podido mostrar sus diseños en los diferentes stands repartidos por la feria. El mismo día en el que se inauguraba el evento, el hinojero Pedro Béjar hacía desfilar su nueva colección ‘A’, para la que ha buscado la inspiración en una de las fiestas más destacadas de su localidad natal: la Resurrección. Lejos de abanderar un estilo religioso, sus diseños buscan ilustrar el paso de la noche a la mañana, del negro a los colores vibrantes del día. Además, el onubense fue reconocido, el pasado sábado 9 de febrero, con el premio Aromas Crea por su labor como diseñador a su edad de 22 años, por su trayectoria, su innovación y la creación de tendencia. 

La ayamontina Carmen Vega con ‘Anjanas’.

Ese mismo sábado fue el turno de dos diseñadoras, procedentes de la provincia de Huelva. La ayamontina Carmen Vega presentó su colección ‘Anjanas’, inspirada en las hadas de la mitología Cántabra. Con vestidos marcados por grandes escotes, la diseñadora supo mostrar un traje innovador pero a la vez atemporal. Escotes en forma de pico o de barco, se combinan con mangas de mucho volumen, mezclando telas como el satén, el organdí, la licra o el tul. En colores, su propuesta gira en torno a fondos blancos combinados con coral, azul, malva, rosa y pinceladas de negro. La sanjuanera Adelina Infante Diseños, presentó ese mismo día su colección ‘Revelación’, como una forma de reflejar la evolución de la mujer y el empoderamiento femenino. Jugando con los colores, de un comienzo oscuro a un final lleno de colores, simboliza el papel de la mujer en la sociedad, cómo ha ido cambiando su importancia. Un trabajo muy cuidado en cuanto a patronaje, en el que imperan los escotes asimétricos, mangas poco convencionales, diseños de inspiración aflamencada y cortes que combinan texturas y colores.




Adelina Infante Diseños, presentó su colección ‘Revelación’.

En Simof Ego se han expuesto tres días desfiles colectivos de varios diseñadores onubenses. El primer día fue el turno de El Ajolí y Carmen Osorno. Ambos mostraron diseños con mucho colorido pero con la presencia del negro. Los lunares y la sucesión de volantes desde un talle más alto al habitual, son señas de identidad de los modelos mostrados. Un total de trece diseñadores procedentes de la provincia de Huelva han pasado por Simof, participando en el stand de Diputación. Nos encontramos a los creadores: Isabel Fernández (Artesanía Flamenca), Río Ajolí S.L, Hijos de Ubaldo S.L, Juan Boleco (Revuelo), Carmen Osorno Flamenca, Marta San José, Javier Mojarro Martín, Alberto Vicente, Santana Diseños,  Manuela Martínez, Artesanía Mari Paz S.L., Manuela Macías y José Manuel Valencia. Todos ellos han podido mostrar sus diseños, exponiendo un traje de su colección en el mismo stand o, en el caso de los artesanos de complementos, en vitrinas. Las creaciones de los diseñadores onubenses participaron en varios desfiles sobre la pasarela Simof Ego con diez pases: dos el jueves, dos el viernes, tres el sábado y tres el domingo.

Algunos onubenses participaron en la pasarela Ego, como Carmen Osorno.

En todos estos desfiles, además de los que han protagonizado diseñadores de otras procedencias, hemos podido ver cómo será la flamenca de este 2019. Nos postramos ante una mujer poderosa, segura de sí misma y que busca, ante todo, la comodidad en cualquier momento de su vida. En las próximas ferias y romerías veremos trajes en los que imperan los colores fuertes, en muchos casos combinados con el negro. Los lunares siguen imperando, aunque también veremos estampados que nunca pasan de moda como las flores. Los colores tierras estarán también presentes aunque, sobre todo, este año cambiará el talle de los vestidos que se subirán, en gran medida, dejando una falda mucho más cómoda y, en muchos casos, abotonada.

Como el Ajolí, numerosos diseñadores participaron en desfiles colectivos.

Todos estos onubenses tienen un denominador común, su pasión por la moda y el diseño flamenco, unido al talento y la creatividad que los hace destacar en el competitivo mundo de la moda. El diseño onubense se consolida como un mercado emergente que apuesta por el binomio tradición-innovación, unos ingredientes que no fallan y que llevan a los modistos onubenses a conquistar pasarelas de otras provincias y, en algunas ocasiones, incluso países. La moda flamenca está en auge y Huelva es una provincia con mucho arraigo a nuestro traje regional, además de ser rica en fiestas locales en las que se luce con orgullo el traje de faralaes. En moda, aunque a veces se piense lo contrario, no todo está inventado y queda mucho espacio para la imaginación. 








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.