El Sporting Puerto de Huelva tira de proeza para ganar al Barcelona (2-3) y dar un paso hacia la permanencia

Partidazo con remontada de las onubenses ante uno de los aspirantes al título de Liga, invicto hasta este encuentro.

Lógica alegría de las jugadoras del Sporting tras el gran triunfo en Barcelona. / Foto: www.lfp.es.
Lógica alegría de las jugadoras del Sporting tras el gran triunfo en Barcelona. / Foto: www.lfp.es.

S. D. Proeza… Hazaña… Pongan el nombre que quieran al triunfo obtenido por el Sporting Puerto de Huelva (2-3) en el Miniestadi ante el Barcelona, en partido de la Liga Iberdrola, que vale para las onubenses dar un paso de gigante en sus aspiraciones de permanencia.

El Sporting jugó sin complejos. Consciente de lo que le esperaba ante un candidato a la Liga, un equipazo en toda las líneas, pero sabedor de que no era imposible hincarle el diente. Sólo había que esperar el momento justo y necesario, aguantar el tipo cuando las cosas estuvieron maldadas, y tener fe, mucha, pero que mucha fe.

Cierto que en el once del Barcelona había rotaciones -la Copa de la Reina espera a las catalanas a partido único, en semifinales, con el Atlético de Madrid-, pero el equipo que estaba en liza era de armas tomar. Por eso el cuadro de Huelva salió al campo a no dar concesiones, a no perder la compostura vaya como vaya, a resistir si es menester. Le salió bien en parte al equipo de Antonio Toledo, si bien, y podía entrar en el guión, encajó un gol al cuarto de hora.




Momento del segundo gol del Sporting, de Van der Gragt en propia puerta. / Foto: www.lfp.es.
Momento del segundo gol del Sporting, de Van der Gragt en propia puerta. / Foto: www.lfp.es.

Sara Serrat ya había tenido que intervenir con acierto en acciones de Hamraoui y de Oshoala cuando esta última recogió un rehace de la portera del Sporting para hacer el 1-0. Tocaba resistir el acoso, mantenerse de pie, aguantar las acometidas locales. Lo hizo con eficacia el Sporting, aunque a la media hora vio como un córner cerrado de Andonova iba a la cruceta; y cómo otro lanzamiento de Oshoala lo repelía Sara.

Con aguantar ya tenía suficiente el cuadro de Huelva, que en ataque limitó sus operaciones a lanzamientos de Flor Bonsegundo y Ludmila Barbosa, y una falta de Elena Pavel.




La primera parte acabó con ese 1-0 que dejaba las espadas en todo lo alto para un segundo tiempo que fue memorable para el Sporting. Ya a la vuelta de los vestuarios, dio la sensación de estirarse más el equipo onubense. La portería de Pamela Tajonar ya no parecía tan lejana, como demostró Flor Bonsegundo con un par de acciones peligrosas.

Aunque el dominio siguió siendo del Barcelona, el Sporting, aparte de aguantar bien atrás, se dejó ver por el área rival. Y qué mejor manera de hacerlo que con un gol. Lo hizo Raquel Fernandes aprovechando un error del equipo azulgrana.

Ese 1-1 hizo daño a las locales, que nunca imaginaron que a la hora de partido la cosa podía ir con un empate. El caso es que ni dio tiempo a que pudieran digerir ese resultado, pues a renglón seguido un balón al área en el lanzamiento de una falta de Elena Pavel, lo remató hacia atrás Van der Gragt, superando a Tajonar en su salida: 1-2.

Sara Serrat, una de las destacadas, colocando la barrera. / Foto: www.lfp.es.
Sara Serrat, una de las destacadas, colocando la barrera. / Foto: www.lfp.es.

El Sporting no le dio miedo a ganar y, sin solución de continuidad, en una sensacional jugada de ataque de todo el equipo, Flor Bonsegundo en el segundo palo martilleó de nuevo el portal catalán para colocar un 1-3 increíble.

Pero quedaba mucho tiempo por jugarse y el Barcelona tenía que reaccionar. Lo hizo, pero el Sporting resistió esas acometidas, salvo un remate de Oshoala en un córner, que significó el 2-3.

Arreció el acoso local, que se fue con todo arriba, en los seis minutos que faltaban para que se cumpliera el tiempo reglamentario y los cinco de añadido. Sara Serrat volvió a aparecer, porque en el Miniestadi siempre la portera rival tiene que aparecer, para ser el último bastión de un equipo que se había trabajado una soberbia victoria con vitola de permanencia.

BARCELONA: Pamela Tajonar; Van der Gragt (Mapi, 66′), Melanie Serrano (Alexia Putelllas, 66′), Vicky Losada, Marta Torrejón, Andrea Pereira, Kheira Hamraoui, Asisat Oshoala, Natasha Andonova (Aitana, 58′), Lieke Martens y Claudia Pina (Mariona, 58′).

SPORTING PUERTO DE HUELVA: Sara Serrat; Elena Pavel, Cinta Rodríguez, Patri Ojeda, Sandra Bernal; Castelló, Meryem Hajri, Anita; Flor Bonsegundo (Lice Chamorro, 78′), Ludmila Barbosa (Yulia Kornievets, 89′) y Raquel Fernandes.

Árbitra: Zulema González González (colegio gallego). Mostró la cartulina amarilla a Melanie Serrano, Oshoala y Van der Gragt, por las locales; y a Raquel Fernandez, por las visitantes.

Goles: 1-0 (17′) Oshoala. 1-1 (59′) Raquel Fernandes. 1-2 (61′) Van der Gragt, en propia meta. 1-3 (67′) Flor Bonsegundo. 2-3 (84′) Oshoala.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21ª de la Liga Iberdrola disputado en el Miniestadi.






One Response to "El Sporting Puerto de Huelva tira de proeza para ganar al Barcelona (2-3) y dar un paso hacia la permanencia"

  1. PRESIDENT ADAMS   14 febrero 2019 at 10:16 am

    MI MÁS SINCERA ENHORABUENA Y FELICITACIONES A ESTE ENORME GRUPO DE JUGADORAS COMPROMETIDAS.
    EL FÚTBOL, ESENCIA ANCESTRAL DE NUESTRA HUELVA, RESISTE TAMBIÉN CON LAS FÉMINAS.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.