HLA Los Naranjos aplica cirugía mínimamente invasiva en patologías ginecológicas

El doctor Montero, ginecólogo de la Unidad de la Mujer, aborda mediante técnica laparoscópica quistes ováricos, ligaduras de trompas, embarazo ectópico, endometriosis, histerectomías, miomectomías, estudio y tratamiento de cánceres o tratamiento de algunos prolapsos, entre otros.

El doctor Manuel Montero Fernández, especialista en cirugía ginecológica por vía laparoscópica de la Unidad de la Mujer de HLA Los Naranjos.

HBN. Manuel Montero Fernández es parte del equipo de profesionales de la Unidad de la Mujer del hospital HLA Los Naranjos. El doctor Montero es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, se especializó en Obstetricia y Ginecología y durante su formación MIR adquirió una sólida experiencia en procedimientos quirúrgicos por vía laparoscópica, que siguió desarrollando a lo largo de su dilatada trayectoria en centros como el Hospital Infanta Elena. En los últimos años, compagina la sección de ginecología del hospital Juan Ramón Jiménez con su labor en la Unidad de la Mujer de HLA Los Naranjos. Especialista en la patología del tracto genital inferior (TGI) y en cirugía laparoscópica, ha realizado en este campo más de un centenar de histerectomías.

Huelva Buenas Noticias entrevista al especialista para conocer mejor en qué consiste su labor y qué técnicas pone en práctica. 

Compagina la sección de ginecología del hospital Juan Ramón Jiménez con su labor en la Unidad de la Mujer de HLA Los Naranjos.

Doctor Montero, ¿qué es la histerectomía y qué debemos saber sobre esta operación?
La histerectomía es una intervención quirúrgica para la extracción total o parcial del útero que, en ocasiones, puede acompañarse de la extirpación de las trompas de Falopio y los ovarios. Esta es una de las operaciones más frecuentes en ginecología. Tan solo en Estados Unidos se calculan unos 600.000 procedimientos de este tipo al año. Los motivos más frecuentes son miomas, adenomiosis, hiperplasia endometrial, prolapsos de útero, pasando por enfermedades ginecológicas malignas como el cáncer de endometrio, cuello de útero u ovario, hemorragia uterina anormal, endometriosis o dolor pélvico sobre todo secundario por enfermedad pelviana inflamatoria (EPI).




Frente a estos cuadros clínicos y siendo la histerectomía una intervención importante y que, en edad fértil implica la imposibilidad de la mujer de tener más hijos, previamente los profesionales valoramos otras alternativas que van desde observar, esperar y ver la evolución de la patología detectada hasta indicar algún tratamiento farmacológico o quirúrgico que pueda evitar o retrasar la extirpación de estos órganos. No obstante, en ocasiones, esta intervención es la mejor opción, por ejemplo,en casos deendometriosis con alta intensidad de dolor y sin respuesta a otros tratamientos. La histerectomía aislada o asociada a anexectomía (extracción del ovario y la trompa de Falopio) puede ser la única forma de mejorar la calidad de vida de estas mujeres.

El ginecólogo aplica técnicas avanzadas para eliminar ciertas patologías.

La medicina avanza y existen diferentes técnicas quirúrgicas. En el caso de la histerectomía ¿qué alternativas hay, doctor?
Este procedimiento se puede realizar por vía abdominal, con una incisión parecida a la de una cesárea. También por vía vaginal, especialmente indicada en úteros pequeños y con prolapso. Pero cada vez es más frecuente el abordaje laparoscópico a través de unas pequeñas incisiones practicadas en el abdomen. Su realización dependerá del diámetro transverso del útero (no mayores de 12 o 14 cm), su forma, movilidad, tamaño y altura de la pelvis, que define el espacio del campo quirúrgico. Además, es relevante que no existan adherencias importantes de intestino, de epiplón al útero, infecciones como peritonitis o absceso pélvico con adherencias importantes.




La duración de la histerectomía laparoscópica dependerá de las condiciones de cada caso, pero la mayoría se realiza en unos 90 a 120 minutos. Son evidentes las diferencias técnicas entre la cirugía abierta y la laparoscópica, ¿cómo se traduce esto en beneficios para la paciente? Las técnicas mínimamente invasivas, como es la histerectomía por vía laparoscópica, se realizan mediante incisiones muy pequeñas y las ventajas son: una pérdida de sangre mucho menor durante la intervención, reducción del riesgo de infecciones y de hernias posteriores.La paciente se recupera más rápidamente, precisando menos días de estancia hospitalaria y permitiéndole una incorporación más rápida a su rutina cotidiana.En general, suele ser en la mitad de tiempo en comparación con las cirugías abiertas.


Forma parte del equipo de la Unidad de la Mujer de HLA Los Naranjos.

Doctor Montero, usted realiza en el Hospital HLA Los Naranjos esta intervención, pero la cirugía laparoscópica en ginecología tiene otras aplicaciones además de las histerectomías. ¿Cuáles son?
En la Unidad de la Mujer contamos con todo el equipo humano y tecnológico necesario para desarrollar procedimientos laparoscópicos para el abordaje de la gran mayoría de patologías ginecológicas que requieran tratamiento quirúrgico, desde quistes ováricos, ligadura de trompas, embarazo ectópico, endometriosis, histerectomías, miomectomías, hasta el estudio y tratamiento de cánceres ginecológicos o tratamiento de algunos prolapsos de órganos pélvicos, por ejemplo. También en todos ellos, los beneficios para la paciente son los propios de la cirugía laparoscópica, menos sangrado, reducción de los efectos adversos, de los días de hospitalización y una más rápida recuperación.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 33 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación. 42 clínicas dentales, 11 unidades de reproducción asistida, 30 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 436 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 36 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.